death-entregar

Irreversible

Lo único más difícil que sentarse y escribir una nota sobre la muerte es morirse y escribir una nota sobre la muerte, ya que no debe existir en la historia de la humanidad tópico más desconcertante y tabú que el ocaso de la vida. Esa tele apagada que no está apagada, sino que está, por ahora, irreversiblemente rota.

Podría arrancar tejiendo varios párrafos en los que diera cuenta de lo misterioso y enigmático que es ese momento en el que la parca te manda whatsapp de ‘llego en 15’. Hace milenios que venimos revoleando hipótesis sobre si existe la vida después de la muerte. Loco, ¿ no? ‘La vida después de la muerte’. Es como hablar del primer plato después del postre o de la infancia después de la adolescencia. Raro. Pero bueno, demos una oportunidad a la esperanza y un respiro al escepticismo. Y acá es cuando la cosa se pone re Cortázar wannabe. ‘El lector queda invitado a elegir una de las posibilidades siguientes’: se puede saltar el párrafo a continuación que, Spoiler Alert, revela el final de la nota, o se puede leer. En caso de optar por la segunda opción, usted ha concluido la lectura.

Cuando te morís, te morís.

Veamos qué pasa cuando nos morimos. Imaginemos que el Obelisco es la muerte, algo bastante fácil de imaginar; casi el fin de la metáfora. Hay un montón de formas de llegar al Obelisco: Corrientes, Diagonal Norte, 9 de Julio, paro cardíaco, falla renal, etc, etc. No sabemos bien cómo, pero sí estamos seguros de que, por ahora, todos vamos a terminar en el Obelisco para hacer el último trámite. Ricos y pobres, buenos y malos, Divinas y Populares, por caminos diferentes, vamos todos hacia el mismo lugar.

Muerte: pérdida de la homeostasis en un organismo. O sea, es la pérdida de la capacidad de controlar y mantener estables las condiciones fisiológicas internas. Básicamente quiere decir que el debe y el haber con el entorno se te complicaron mal. En una bacteria o en cualquier bicho unicelular esto es fácil de ver, pero la cosa se pone áspera cuando aparecen los tejidos y los órganos. Una respuesta rápida sería pensar que, cuando una cantidad importante de células de un órgano pierde su homeostasis, lo mismo ocurre con el órgano, y ponele que se te murió el hígado. Pero parece que con eso no alcanza. Se te puede ‘morir’ un riñón y seguís en carrera, y hasta podrías prescindir de un pulmón o andar con un corazón artificial porque el tuyo te dejó a pata. Vas a tener que suspender el fulbito de los jueves, pero vivo estás.

Tanto lío por el tema de la muerte y ahora parece que es imposible morirse. Ayudita que saqué del Morirse For Dummies: todo pasa por la cabeza. Como siempre. La quedamos posta cuando el órgano que deja de funcionar es el cerebro. El resto del equipo es necesario, obvio, pero, afortunadamente, cada vez más sustituible o emparchable. Lo que mata no es la humedad, lo que mata es el cerebro. Nos morimos cuando dejamos de ser, y somos nuestro cerebro, sea de la calidad que sea.

La pregunta de qué hay después de la muerte no es tan desafiante. Y la respuesta es bastante universal para cualquier ex ser vivo. Entramos en una descomposición poco agradable en donde no podemos decir que pasamos a mejor vida, pero sí a alguna vida. Porque, por más tirabolsa que hayas sido, de muerto te volvés re eco-friendly. Siempre hay uno que vive de los desechos del otro. Primero la carne, después el hueso, hasta que dejamos de existir. Pero arriba ese ánimo, que en realidad ya habíamos dejado de existir antes.

Esa parte sí es más flashera y encuentra a la ciencia poniéndose la gorra, como siempre, contra el delirio místico, las alucinaciones y las fantasías comprensibles de quienes no quieren morir muertos (como si fuese opcional). Este neurohisteriqueo fue ampliamente estudiado en los últimos años. Volver de la muerte es más o menos como entrar a bañarse y salir de la ducha diciendo que venís del kiosco. De la muerte no se vuelve, Will, aunque sí existen increíbles grises de la conciencia; estados neurológicos patológicos o inducidos experimentalmente, que tienen que ver con los legendarios relatos sobre experiencias extracorporales, luz al final del túnel y ver el trailer del documental sobre tu vida.

Lo que pasa en una experiencia cercana a la muerte es que se te traspapelan un par de estados de la conciencia. Cuando soñamos, transitamos el llamado estado REM. En esta etapa, hay un cachito de corteza cerebral —la corteza prefrontal dorsolateral, una región relacionada con el control racional del pensamiento— que está inactiva. Ocasionalmente, esta zona puede activarse durante el sueño y tenemos los llamados ‘sueños lúcidos’, en donde te das cuenta de que estás soñando y hacés todo lo posible por escapar o por permanecer, dependiendo de tu suerte onírica. Cuando se te apaga la tele pasa algo parecido pero al revés, y pasás por un vacío legal cerebral en donde tenés un pie en la conciencia y otro en la inconsciencia. Ahí es cuando te ves untado en el pavimento viendo como el de la ambulancia te saca la billetera.

La sensación de luz al final del túnel tiene un poco que ver con ese paso al estado REM (en donde se activa la corteza visual) y con el hecho de que se están inactivando las células de la retina por falta de irrigación sanguínea, desde afuera hacia adentro, dando esa sensación de túnel. Algunos de estos locos estados de la mente se pueden inducir con estimulación eléctrica del cerebro, con drogas y, claro, con un 60 que no advertiste porque estabas tirando tu último tuit.

Así vamos a encontrar cientos de investigaciones que demuestran lo terrenal de lo místico. Quien vive para contarla está en todo su derecho de haber alucinado, pero todo tiene una explicación comprobable y medible.

Es que, claro. Nadie quiere dejar de jugar al juego de la vida que, dentro de las limitaciones coyunturales de cada ser, tiene un poco de Rayuela o de Elige Tu Propia Aventura; hasta el desenlace, el final común, el Obelisco. Pero no es para tanto. Salvando la agonía o el dolor de una enfermedad que nos está contando los días, cuestión para nada menor, no hay de que preocuparse. De verdad. La angustia real será de los que quedan y extrañan, los que todavía existen, los que todavía son.

‘Vida después de la muerte’ es oxímoron. Después de la muerte no hay nada. No lo hay para nosotros ni para ningún ser vivo. La naturaleza es justa. Si no existe el cielo de los perros, tampoco existe el de los humanos.

Cuando te morís, te morís.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Experiencia_extracorporal
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3970513/
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17717177
http://es.wikipedia.org/wiki/Sue%C3%B1o_l%C3%BAcido
http://www.theguardian.com/technology/2011/mar/13/kevin-nelson-near-death-experience
http://jralonso.es/2011/01/23/historias-de-la-neurociencia-vuelve-de-la-muerte-y-cuentanoslo/



Hay 61 comentarios

Añadir más
  1. alesita

    como bióloga, siempre me pareció que la muerte es casi lo más importante de la vida (suena extraño realmente). uno de los primeros recuerdos que tengo de la vida fue preguntarle a mi vieja por qué teníamos que morirnos todos algún día. difícil responderle eso a un niño angustiado. me contestó que si nadie se muriera, el mundo sería un lugar horrible porque ya no habría lugar ni comida para todos. que todos teníamos que morir para que pudiera haber seres vivos “nuevos”. y sonará medio chistoso cómo lo dijo, pero es la pura verdad, no? una frase que leí una vez (y que por supuesto no me acuerdo quién dijo) decía “este cuerpo que tenemos consiste de la materia que la naturaleza nos ha prestado, que debemos devolverle con nuestra muerte para un nuevo ciclo de la vida”. sería muy bueno poder citarla, pero sarasa. la memoria no me ayuda.

    es lamentable que vivamos en una cultura que está tan aterrorizada de LO ÚNICO que por ahora es certero en la vida. existen culturas que tienen conceptos mucho más “saludables” de la muerte.
    sí, es triste saber que alguien que querés no va a estar más. la muerte es triste para quien queda vivo. pero el muerto, en sí, no esta “peor”. no está sufriendo, ni necesariamente la muerte implica que haya sufrido en el medio.
    leí muchos libros acerca de muerte digna (y tratamiento digno de enfermos terminales) y sostengo que no tiene sentido estar prolongando indefinidamente la vida. respeto el derecho de quien quiere hacerlo, pero estoy segura de que aceptar la muerte permite vivirla como una parte más de la vida (ey, es algo que solamente te va a pasar una vez a menos que seas victor sueiro, mejor aprovechar para chusmear qué tal es, no?)… ni hablar de que el momento previo es la última oportunidad que vas a tener de dejar “tus cosas en orden” en este plano de la existencia. saludar, reconciliarte, pedir disculpas, expresar tu cariño, mandar a la mierda a alguno, etcétera. negarlo implica no aprovechar el momento, no poder despedirte… probablemente sufrir mucho al reverendo pedo.

    qué se yo, es un tema que da para mucho debate cuando estás en los grises (gente enchufada por años y años, donde no sólo el debate pasa por la familia sino que empiezan a meterse organizaciones “pro vida”; enfermos terminales que no tengan la capacidad de decidir por sí mismos… etc)
    creo que son cosas que tenemos que plantearnos antes de que llegue el momento, además. porque si llega de sopetón cuando tenés 20 años, tal vez tu familia ni siquiera sepa cuál es tu posición al respecto.
    personalmente, ya tengo “todas mis cosas en orden”. mi flia dice que hablo como si tuviera 80 años, pero no creo que sea lógico esperar a los 80 para tener el tema bien pensado y meditado. nadie te garantiza que vas a llegar.

  2. Martin

    [ I saw what you did here. Gracias por el parrafito aclaratorio sobre los sueños lucidos, me intrigaba hace mucho. ]
    Buena nota, tema conflictivo si los hay, si le buscas la quinta pata al gato en la caja, podriamos decir que hasta la muerte cerebral se podria pilotear en un futuro hipotetico (guardar la consciencia en un servidor y descargarla en otro cuerpo, bah, filosoficamente hablando, la original muere posta, pero el backup cree que es el original y que todo sigue igual)

    • Facundo Alvarez Heduan

      Exacto. Ya vamos a escribir al respecto, pero no es muy descabellado pensar un futuro en el que replicás tu conciencia y todo lo que ‘sos’ en un soporte o formato ‘no biológico’. Algo así como la película Her, ponele. Es una forma de vida difícil de imaginar, pero posible, y sería una manera de resolver el asunto de la muerte. Desde el punto de vista de la física, la cosa de pone todavía más rara y difícil de asimilar. Por ejemplo, hay un teorema que plantea que el estado del Universo y toda la materia que contiene en algún momento tienen que repetirse de forma cíclica http://en.wikipedia.org/wiki/Poincar%C3%A9_recurrence_theorem#Quantum_mechanical_version
      Como siempre, la vida es más compleja de lo que parece. Pero es importante limar la carga mística y subjetiva de las experiencias cercanas a la muerte. Y de cualquier experiencia esotérica hecha de relatos fantasiosos que en realidad suelen ser mentira o pueden ser explicados con herramientas científicas.

    • marina

      Martín: si te gusta el Sci Fi, te recomiendo Ubik. Philip K. Dick, 1969. Propone muy ingeniosamente un estado posterior a la muerte, la semivida. Si bien no se trata de eso, es fundamental para la historia futurista que se desarrolla. Es un libro, aclaro.

    • NoSoyRizzi

      Ese tema es como la idea de entrar a una puerta y salir por otra, estarias dejando “tus” átomos para tomar otros exactamente igual de sincronizados, ya no sos “vos” sino que sos “otro vos” no se si de entiende la idea

  3. Ana

    Muy buena la nota, aunque por mi fe, no la comparto.
    Sí entiendo la postura puramente científica de un ateo o agnóstico, lo que vos te asumas.
    Felicitaciones!!!

  4. Chino

    Cuando leí también pense en Ubik.
    La ciencia ficción a servido mucho para pensar el tema de la muerte, sobre todo desde los ’60 en adelante.
    Zarpado Facu como escribiste esta nota tan dificil.
    Abrazo

  5. Federico

    Buena nota! Igual muchos de nosotros cuando estiramos la pata no nos hacemos taaaan eco-friendly estando dentro de un cajón de madera. A menos que tengas la suerte (o no) de “dejar de ser” en alta mar y bueno.. de nada tiburones y compania.
    Quizás mi ultima voluntad sea esa. Nada de cajones ni cenizas, mi cuerpo asi nomás a la tierra. De nada, gusanos.

  6. El unicornio rosa te observa

    Muy bueno!. Me parece que en la película Avatar (esa de los gigantes azules que vivían en su mundo tranquilos hasta que los humanos fueron y decidieron que “este lugar lo quiero yo”, cosa que no les salió muy bien) aparece en una escena un avatar muerto, siendo “despedido”, y se dice algo similar a que todos los seres vivos pertenecían a su diosa, Eiwa, y que su vida era prestada y que en cierto momento tenían que retornar a Ella.

  7. FROSATO

    Que querés que te diga?
    Te vengo leyendo hace rato…. y cada articulo me parece mejor que el anterior. Y este, tema aspero si los hay, lo manejaste de una manera impecable.
    Ahora puedo morirme tranquilo! :D

    Saludos desde Neuquén!

  8. Carlota

    Digo mi verdad.Somos Seres Espirituales haciendo una Experiencia Humana transitoria!…so…
    Me fascinan y honro todas las búsquedas…todas las preguntas…todas las respuestas…Todas ellas enriquecen y suman.
    Si pudiera acertar con una palabra,esta…quizá…sería MISTERIO!…al cual me permito acceder a través del ASOMBRO!…aaaaaaaaah!

  9. Ani

    Me gustó tu nota. Desde de un punto de vista puramente biológico me parece muy acertada. Yo soy Física y no religiosa ( pero no atea). Hay algo que no estás teniendo en cuenta que va un poquito (o mucho) mas allá de lo puramente biológico o físico. Si sos un tipo de ciencias sabes que no son asunto cerrado. Cuando más ahondas en un conocimiento, mas descubris que es incompleto. Tal vez sea sólo el humano deseo de trascendencia, pero te aseguro que yo he experimentado eventos cuando murieron seres queridos que no tienen explicación científica. Ni la tendrán porque no son repetibles y susceptibles a una validación objetiva. Te podría contar mucho más pero se hace extenso. Reitero me gustó tu nota, la vida del cuerpo acaba con la muerte. Yo se que soy mas que un cuerpo.

    • Facundo Alvarez Heduan

      Muchas gracias. Estoy totalmente de acuerdo con que, en ciencia, no hay ningún asunto cerrado. Todo está sujeto a nuevas evidencias o revisiones que pueden modificar las verdades de turno. Entiendo que la motivación de trascender o el miedo a la muerte lleven a la necesidad imaginar que existen alternativas que la ciencia no puede explicar. Vos no sabés que sos más que un cuerpo, vos creés que sos más que un cuerpo. No podemos admitir saberes o conocimientos no científicos (o sea, creencias) como ciertos. Porque, de esa manera, tendríamos que dar por cierto que los duendes y las hadas existen, ya que hay mucha gente que cree en ellos.
      ¿A nadie le parece raro que a las personas escépticas nunca se nos presente ninguna criatura mágica o manifestación del más allá? ¿Por qué los fantasmas nos discriminan? Como científico y curioso, me encantarla que me suceda algo así, poder buscarle una explicación y llamar a todas las personas que alguna vez tuvieron este tipo de experiencias para decirles que tenían razón.
      Dado que no hay evidencia científica de que la vida continúe de ninguna forma, creo (y esto sí es una opinión) que es una pérdida de tiempo fabular sobre circunstancias incomprobables. Mejor disfrutar el viaje mientras dure ;)

    • Romi

      Coincido que hay cosas raras…mi abuelo muy crítico de la religión, un dia le regalan un libro sobre la virgen. Su primer impulso fue claramente, revolearlo. Pero decidió hojearlo y lo terminó leyendo en un día; a partir de ese entonces se volvió creyente y (en carácter parecia otra persona) .
      Quien le regaló el libro le puso la fecha en la dedicatoria…un año después, aproximadamente a la misma hora del día, se cayó muerto en su casa. Cuando mi abuela encontro el libro guardado casi se muere ella también.

  10. Ali

    Wow! Muy buena la nota n.n Abordar un tema asi con la ‘delicadeza’ con la que hiciste,es motivo de felicitacion n.n La verdad qe me encanto.. Me encanto la idea de morir para que otro ser vivo pueda existir,hace mucho mas llevadera y bonita la vida :)

  11. Diego

    Nuevamente lo hiciste impecablemente tragable. Algo tan dificil de masticar para el perfil general. Coincido en tu comentario,parece ser que los fenomenos paranormales esquivan a los escepticos. Me asusta mas pensar en la eternidad que en el finito. Las limitaciones temporales establecen el concepto una “vida”. Las culturas o religiones que promueven una posterior fomentan que la gente viva deprimentemente este fenomeno que nos hace ser por un tiempo. Aproveche la cancion que es buena porque se termina. A los religiosos con respeto. No quiero convencer a nadie,solo no traten de convencerme a mi.

  12. Hernan

    Tambien estudie fisica y yo creo ,, y ya empezamos mal porque estoy diciendo creo….,., que falta algo ..,somos la unica especie que sabe que va a morir , que tiene consciencia de si misma , y si solo es un nuevo nacimiento como lo es cuando salimos de la panza de nuestras madres ?…la fisica cada vez vas mas alla ( supercuerdas ,teoria M..) .. pero siempre le falta algo para cerrar el circulo,…algo falta , y para mi no es matematico o falta de inteligencia .,. falta transcender ….Tal vez sea mi cerebro que me juegue una mala pasada y me hace pensar esto.. es inevitable … Estamos muy solos ..muy solos, debemos hacer contacto con otra civilizacion , y no es chiste …, alguien con quien hablar e intercambiar ideas ,pensamientos , miedos etc

  13. Cecilia

    Excelente nota. Una mejor que la otra. Admiro (y envidio) su capacidad de escribir la ciencia de una manera tan rigurosa y amena al mismo tiempo. Sigan así!

    Pd: para cuándo el libro del gato y la caja???

  14. Gerónimo

    Muy cierto en los campos que cubre la Ciencia. Pero quedan vacíos que corresponde a la espiritualidad de cada uno (ojo, espiritualidad no es lo mismo que religión) llenar. Me refiero a que si realmente uno quiere comprender la muerte como se plantea en este artículo, hay más campos de conocimiento necesarios además de la ciencia (en todo caso la ciencia tendría el asunto cerrado en lo que al término “muerte biológica” se refiere, o algo así, pero no todo el asunto).
    Hay un concepto muy bueno del epistemólogo portugués Boaventura de Sousa Santos que él llama “Ecología de Saberes” y básicamente dice que cada campo de conocimiento tiene validez en lo que a su aplicación respecta, pero que para construir un discurso de cualquier índole, es necesario que más de un campo de conocimiento coexistan (en este caso por ejemplo, cienci y religión, o ciencia y espiritualidad). Él lo define mucho mejor en una conferencia impresionante que da acá en Argentina, si tienen tiempo este es el link https://www.youtube.com/watch?v=3a7peos6LP8 es largo, pero vale la pena.

    Igual adhiero en casi todo lo que ponen en la nota y está genial, como todo el resto de la caja.

    • Esteban

      Me intriga eso del conocimiento necesario que no puede ser verificado por terceros, o que carece de criterio universal y objetivo de verdad, para poder distinguir que lo que dice Sousa Santos de la ecología de saberes respecto a lo que el dice que es el Pensamiento Abismal y Postabismal es así, y no, digamos, su preferencia de que gane el Real Madrid donde juega su compatriota versus el Barca.
      Hasta ahora, como dice el artículo, nadie ha vuelto de ningún lado a decirnos como es. O al menos, a nadie que se preguntara si lo que está viendo es real, una alucinación o una pareidolia, y se preocupa por que otros puedan replicar lo que dicen que pasa.
      Lo mejor: que podamos discutir sobre opiniología versus conocimiento verificable,es una prueba de que estamos vivos. Hasta que algún epistemólogo muerto nos vuelva a contar como integrar saberes…cuando te morís, te morís.

  15. Ale Mazinger

    Cuando lei “ya habíamos dejado de existir antes… Esa parte sí es más flashera …” pensé que te ibas a ir al tarro con la física y empezar con el tema de que no estamos hechos de los mismos átomos que cuando nacimos, y que todos ellos antes fueron dinosaurios, y mucho antes estrellas (cosa que me resulta igualmente fascinante); pero no, lo mantuviste a nivel biológico y estuvo igual de bueno.

    Es todo un tema reflexionar sobre eso, buscándole un sentido que no te angustie cuando no podés jugar la carta del plan de Dios. Conozco algunos que la tienen en el mazo y se angustian igual.
    Me gustó mucho la reflexión de ALESITA. Pensamos parecido. Yo al menos una vez por semana me ocupo de pensar en si tengo las cosas en orden o hay que acomodar algo. Y la verdad, es aliviador.
    Saludos para todos.

  16. Mauro

    Excelente nota. Últimamente imagino a los fantasmas como manifestaciones de un tiempo no lineal, el universo es muy confuso realmente jaja. Respecto de la conciencia tengo una creencia muy “lavoisierística”. Me gusta pensar que no termina ahí, pero ojo, siempre visualizando a la conciencia como algo que algún momento vamos a poder medir y consecuentemente controlar (hablando del momento de la muerte). Si nada termina, toda la memoria, las emociones, todo lo abstracto que aunque no pueda tocarse existe, supongo que algo le debe pasar. Supongo que la mayoría de la energía se pierde en calor, pero todo se transforma y tal vez todavía no conocemos exactamente en qué.

  17. Juanma

    Hola, me gustó la nota, como casi todas las que leo por aquí. Soy estudiante de bioquímica y un profesor nos dijo una frase muy interesante acerca de la muerte y la termondinámica. Explicando un poco de entropía y esas cosas que (al menos para mí) son tan misteriosas y abstractas; nos dijo: “El orden de la vida se paga con el desorden de la muerte”. A casi todos nos gustó y el tipo no dijo mucho más de la entropía en los sistemas vivos, gracias a esa tan usada estrategia. Jajaja, probablemente tenga sus errores, pero principalmente, según entendí, se refiere al estado de las moléculas y el predominio de la degradación por sobre la síntesis. Saludos :)

  18. Azul

    Me gustò mucho la nota. Es todo un tema, uno que da miedo y curiosidad, al menos desde mi puto de vista. Una vez me dijeron que “la muerte es algo natural,y si es natural no puede ser mala”, y en ese momento me tranquilizó.
    De una forma u otra, Krilin parece disfrutarla.
    *se tira en la cama a escuchar Circle of Life*

  19. Richard Dawkins

    Esta nota me hizo acordar a algo que dijo Mark Twain: “No temo a la muerte. Estuve muerto durante miles de millones de años antes de que naciera y no sufrí la más mínima inconveniencia por ello”

  20. Emmanuel

    ¿Qué saben del IANDS (International Association for Near-Death Studies?

    Estuve tratando de leer el estudio que publicaron sobre las experiencias fuera de cuerpo inducidas de maner experimental, me cuesta un poco el inglés pero todavía no alcanzo a entender si hay un concenso científico sobre la muerte cerebral, clínica o encefálica..

  21. Mariana

    Yo me comunico con mi hermano por medio de la transcomunicación instrumental y la verdad no hay que tenerle miedo a la muerte ni llorarla, respeto todas las opinones Buena vida para todos

  22. Literalmente paleo | El Gato y La Caja

    […] Visto desde una perspectiva evolutiva, el consumo de carne parece haber sido un agregado a nuestra dieta tan beneficioso como el consumo de cereales, sólo que en épocas diferentes y contextos totalmente distintos. La carne fue un elemento fundamental en nuestra historia y aportó los nutrientes necesarios para sostener el crecimiento de un cerebro en expansión, sí, pero es clave comprender este hecho dentro de su contexto y no entrar en la pendiente resbaladiza y pegar el salto lógico a ‘como pasó en algún momento de la evolución, es fundamental, indispensable y la posta’, salvo que queramos comprar el paquete completo y comer pedazos duros de árbol y algún pariente que la quedó. […]

  23. Otro final para los amantes de Verona | El Gato y La Caja

    […] 1959 fue un año marcado por dos hitos que resignificaron nuestras creencias sobre el fin de la vida: por un lado, los investigadores Wertheimer, Jouvet y Descotes presentaron una nueva caracterización de la muerte en pacientes conectados a un respirador mecánico como ‘muerte del sistema nervioso’ y, por otro, tan sólo unos meses después, Mollaret y Goulon acuñaron el término coma depassé para describir un estado de coma irreversible (la idea de muerte del sistema nervioso implicaba la ausencia de cierta actividad cerebral y el coma depassé se definía como un estado de coma profundo, con ausencia de reflejos, de respiración espontánea, baja presión sanguínea e incapacidad de expresar vergüenza ante las declaraciones de sus parientes en Facebook, entre otros indicadores). Ambos criterios apuntaban a señalar que se trataba de casos en los cuales, sin la asistencia de máquinas de soporte vital y otras intervenciones médicas, los pacientes no seguirían con vida y que –además– se trataba de condiciones irreversibles. […]

  24. Adrian Ghilardi

    Buenísimo el artículo, escribís muy bien Facundo. Pensando en esto de que la “naturaleza es justa” (que todos sabemos que no lo es, pero se entiende lo que querés decir); yo me pregunto: ¿Y porqué nos morimos? los humanos, los escarabajos y los rosales. ¿Porque no vivimos mucho más o mucho menos tiempo, como los algarrobos o los mosquitos? ¿Será que debe haber recambio de individuos para que la selección opere? ¿O que después de cierto tiempo las probabilidades de que nos pase un accidente son tan grandes que ninguna adaptación genética de longevidad sería suficiente? – live fast die young, como mis ídolos rockeros de juventud.

    Encontré este review paper sobre el tema, se ve interesante: http://www.nature.com/hdy/journal/v82/n6/full/6885440a.html

  25. Laura

    Guau! Cuánto que costó llegar acá! Literalmente dicho por la extensión de los comentarios de este post! Ya me olvide que quería decir! !! Ah!: “por más tirabolsa que hayas sido, de muerto te volvés re eco-friendly.”….. me encantó! Lo puedo usar como frase de estado??????.. Di que si!!!!

  26. Fer

    Con todo el respeto académico que te mereces, humildemente, creo que no estás aportando nada nuevo. Haces tanto chiste fácil, referencias teatrales y techys que se pierde la buena intención de tu trabajo.

    Nadie abre una nota sobre la vida después de la muerte para encontrar algo tan predescible como el “cuando te morís te morís”, no hace falta que te vuelvas espiritual, se nota que no es tu estilo, pero si revisas un poco el método científico la observación es bastante mística y desafiante: no existias y ahora existis.

    Además, es matemáticamente (en el universo de tiempo infinito) volver a existir y eso no es fácil de analizar, pero deberíamos hacer el intento.

    Abrazo.
    (Ojo igual esta bueno el post).
    Fer.

  27. María

    Tratás el tema de una manera muy superficial y sin analizar todas las cuestiones o (parece) que sin siquiera haber investigado más que un par de artículos por encima. Si no profundizás, tu nota parece más una opinión de café que otra cosa.
    Por otro lado, es bastante arrogante de tu parte que creas tener la respuesta después de un análisis tan superfluo a un interrogante que mantiene en incertidumbre a la humanidad y comunidad científica desde hace miles de años. Ni siquiera dejás espacio a la posibilidad de que haya cosas que no sabemos. Por gente como vos la ciencia ha tan avanzado lento en otras épocas: por creer que sabemos todo.
    Como vos dijiste, la vida es algo más complicado de lo que uno cree y debería ser tratado como tal.
    Saludos y que tengas buen día.
    PD: Chequeá la gramática. ;)


Publicar un nuevo comentario