54.-Ebola

Todos moriremos

Nunca pensé que iba a escribir algo que empiece con una definición de la Real Academia Española, pero tampoco pensé que iba a escribir una nota en un lugar y que la iba a leer un montón de gente. Además, hice muchas otras cosas que siempre dije que nunca iba a hacer.

Si buscamos la definición de “éxito” nos encontramos con: 1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc. 2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.

A nivel especie, podemos decir que el éxito es reproducirse mucho. A los humanos nos fue bastante bien. Digo, poblamos toda la tierra, aún en sus ambientes extremos. Sin embargo, las poblaciones humanas (debido a que caminamos despacito y a eventos culturales que no me atrevo a discutir), en general, crecieron aisladas entre sí.

Ese aislamiento llevó a que los patógenos que nos atacan y el sistema inmune que nos defiende evolucionaran separadamente en cada lugar. Entonces, el hecho de tener un sistema inmune re bien preparado para reventar a un patógeno que sólo está en la población A, no te otorga ningún beneficio en la población B. Por lo que, un poco de selección natural mediante, se fueron quedando los mejorcitos en cada sector.

Dos de esos eventos bien registrados sucedieron en 1914 y en 1939: la Primera y la Segunda Guerra Mundial; donde, además de las armas, las bombas y todas esas cosas visibles, nos enfrentamos a agentes invisibles que eran aún más peligrosos. Se decía que el que ganaba no era el que mejor armamento tenía ni el que ejecutaba la mejor estrategia, sino el que llevaba el patógeno más letal.

Un poco de razón tenían. Se cree que la introducción de agentes infecciosos de distintos lugares durante la Segunda Guerra Mundial mató a más personas que el conflicto armado en sí. Punto para los invisibles.

A medida que avanzaban las posibilidades de viajar, además de nuestras costumbres, se fueron esparciendo algunas enfermedades. Pero aún así nos movíamos despacio y, como muchas enfermedades que generan virus y bacterias tienen un desarrollo rápido, no había forma de llevarlas lejos, porque la enfermedad se desarrollaba y se curaba (con un poco de suerte). O por lo menos se terminaba antes de llegar a destino.

Hasta que los aviones.

Los aviones cambiaron nuestro ambiente de una manera mucho más drástica porque nos hacen viajar muy rápido. Esto significa que llevan lejos esas enfermedades que, yendo despacito, no llegarían nunca.

Recién me llamó mi mamá preguntándome por el Ébola y, como me gusta asustarla, le dije “Nos vamos a morir. Todos”.

El Ébola es virus que provoca una enfermedad muy grave que dura pocos días. El brote de 1976 fue el que generó más mortalidad (alrededor del 90%), dándole el horrible diploma de “uno los virus más letales que se conoce”.

Además lleva su información genética como ARN. Llevar toda la información del organismo en el ARN es cualquiera.  El ARN es mucho más inestable y cambiante que el ADN (que es como la llevamos todos los otros organismos, los que somos serios). Como se imaginarán, eso hace que el virus sea muy propenso al cambio, y las vacunas muy complicadas de hacer. Un virus parecido al Ébola en su almacenamiento de información es el de la gripe. Es así que este bicho generó un ejército de tías que se vacunaron porque el médico les dijo, y al final se enfermaron igual (ojalá que no hayan salido corriendo a bañarse en alcohol en gel y sigan leyendo).

Por suerte, el ébola no se contagia nada fácil entre humanos porque requiere el contacto directo y, como dura poco, es posible aislar a los infectados antes de que contagien a muchos más, por lo que no es verdad lo que le dije a mi madre. O sí. Porque nos vamos a morir, pero no en este instante. Y no por Ébola.

Muchas películas nos mostraron virus que, por algún tipo de mutación, pasan a, por ejemplo, ser capaces de esparcirse en el aire. Entonces mutación de acá, mutación de allá y el virus provoca una super pandemia de la que Estados Unidos nos salva gracias a su nueva vacuna.

Pero no.

Es totalmente impensable que un virus pueda cambiar semejante cosa porque, aunque sea propenso al cambio como en este caso, deberían generarse transformaciones estructurales muy profundas. Es como si hicieran una película en la que, de repente, los humanos pudieran respirar abajo del agua. Creo que algo así se vio en Waterworld, pero de esa no les puedo decir nada porque me quedé dormido a los pocos minutos. De todos modos, es el brote más grande de la historia de la enfermedad y crece el número de infectados de manera un poco preocupante, por lo que se generó un estado de alerta para contener la enfermedad. Alerta que es eso: alerta. No pánico. No cataclismo, ni apocalipsis, sino cuidado.

No porque nos vaya a matar gracias a una mutación cósmica, sino porque en el mundo somos una bocha y nos movemos rapidísimo.

 

Eurosurveillance, Volume 19, Issue 36, 11 September 2014 CONTAINING EBOLA VIRUS INFECTION IN WEST AFRICA A J Kucharski1, P Piot1
Front Genet. 2013 Aug 9;4:155. doi: 10.3389/fgene.2013.00155. eCollection 2013.

Human migration, diversity and disease association: a convergent role of established and emerging DNA markers. Guha P1, Srivastava SK, Bhattacharjee S, Chaudhuri TK. Adv Parasitol. 2006;62:293-343.
Global transport networks and infectious disease spread. Tatem AJ1, Rogers DJ, Hay SI.
http://who.int/csr/disease/ebola/en/



Hay 27 comentarios

Añadir más
  1. Maru Ma

    Un poco deprimente empezar la mañana leyendo un título del tipo “Todos moriremos” (imaginate que justo era una persona depresiva…) , pero genial el artículo :D, se lo voy a mostrar a mi abu que, allá en plena Quebrada de Humahuaca, se preocupa más por el ébola que por si la chicha está o no lista.

  2. Daniela

    Perón estaría orgulloso de tu nota. Te marco nomás una cosa ínfima para que termine de quedar del todo perfecta: “Porque nos vamos a morir pero no en este instante. Y no por por Ébola”.
    Un abrazo, muchachos. El laburo que hacen es genial.

  3. Lu

    Se me vino a la mente “Nos destruirán a todos!” como cierto dibujo animado de un canal que solía ser genial cuando era chica. Y también me acordé de cómo vivimos acá la gripe H1N1, el caos que se generó, la desesperación de la gente por algo que ahora se cura con…tamiflú (hasta el nombre suena a chantapufi, leí el otro día la nota que hicieron acá al respecto).
    Decí que ahora se sabe más de la enfermedad, que le encontraron la vuelta para tratar a los pacientes y concientizar a la población. A veces la ignorancia es peor que la enfermedad en sí, nos divide más. Hay una película que ya tiene un par de años encima, “Y la banda siguió tocando”, donde el protagonista había estado en el brote de ébola y comienza a compararlo con el HIV. De yapa, actúan Phil Collins, Ian McKellen, Richard Gere, Anjelica Huston y varios pesos pesados hollywoodenses.
    Hace poco leí una nota que le hicieron a quien descubrió ese tipo. Ahí sí, si lo sentás a hablar con tu mamá así le cuenta lo que vio y vivió, entra en pánico.
    Muy buena nota!

  4. Lautaro Otal

    creo que el mejor ejemplo histórico de agentes patógenos haciendo daño a poblaciones aisladas es la conquista de América.
    Cortes no derrotó a los Aztecas, la viruela lo hizo. Cortes solo estaba ahí para adjudicarse la victoria.

  5. Micaela

    Buenisima la nota, lo de los fuertes de cada sector me sonó a argumento de continuidad de los juegos del Hambre, jaja!
    Para seguir con el clima cinemático, a la referencia de Waterworld sumo la de Doce Monos que hace mucho hincapie -spoiler alert- en el punto de la velocidad de transmisión (si alguien todavia no la vio, camine cucha, veala y vuelva en un rato).
    PS: el titulo no es depresivo! te engancha, parece un remix de Lana del Rey, jaja!

  6. Livi

    Un biólogo me dijo que si la gripe aviar encontraba el camino para contagiarnos sin pasar por el chiquero nos íbamos a morir todos. Me quería asustar, no?

  7. Ana

    Buenísimo, chicos!!
    Como dice Micaela, el título no es depresivo y tampoco muy novedoso, todos sabemos que nos vamos a morir y que ninguno queda para semilla; y a pesar de eso, igual te atrapa.

  8. Lucas

    Existen vacunas para virus ARN que funcionaron bien, por ejemplo Candid 1 para el virus junín que causa también una fiebre hemorrágica y es también ARN monocatenario negativo.
    Lo loco es que le dan tanta manija a esto y no hablan de los millones de muertos anuales por la malaria y otras enfermedades con menos “glamour” o vidriera.

    • Carba

      Hola Lucas, gracias por tu comentario.
      Lo que decís es cierto, incluso Candid 1 es la única vacuna producida en Argentina. Es para el virus Junín que merece toda otra nota. Si recuerdo bien es un virus restringido a una zona en particular de nuestro país y aparecen focos en las épocas de cosecha porque lo trasmite una lauchita de campo. El tema que Candid 1 es una vacuna basada en virus vivo, digamos una cepa muy parecida al virus original pero que no causa enfermedad. Entonces, al inocularla en una persona, se genera una respuesta de memoria que sirve para atacar al virus que sí causa enfermedad no dejándolo replicarse. Muchas vacunas son de este tipo, tal vez la más famosa es la Sabín para el virus de la Polio que ha salvado increíble cantidad de vidas. Para el caso del Ébola, tengo entendido, no se está pensando en una vacuna a virus vivo porque tienen algunos temas que hay que tener en cuenta como por ejemplo, encontrar un virus atenuado, que se pueda crecer en gran escala y purificar fácilmente y, que sea muy pero muy difícil que revierta a la cepa agresiva (como pasa en algunos casos) y que genere una inmunidad protectiva. Todo este desarrollo requiere mucho tiempo y para el Ébola se están pensando otras estrategias de protección.

      Estoy de acuerdo y es difícil de entender el por qué de la difusión masiva de algunas enfermedades que, en comparación con otras, no generan muchas víctimas como es este caso cuando sí hay enfermedades que causan millones de víctimas pero no tienen ese impacto mediático.

  9. Flavia

    Excelente tu nota, obviamente sera posteada en en muro de mi madre… sos un groso.. ¿Porque Peronista? Pregunta que la ciencia no explicará…

  10. Gervasio

    “De todos modos, es el brote más grande de la historia de la enfermedad y crece el número de infectados de manera un poco preocupante”

    Lo preocupante es que te hayas quedado dormido a los minutos en Waterworld… es un embole de película pero pareciera que nunca estuviste al pedo frente a Canal 13 un domingo a la tarde, y sin eso… no es vivir.


Publicar un nuevo comentario