Tetera-B

Probala vos

¿Cómo sabemos lo que sabemos? ¿Cómo se justifican las afirmaciones científicas? ¿Tienen las personas libre albedrío? ¿Qué es la verdad? ¿Por qué ‘vos no podés probar que Dios no existe’ es una afirmación flojísima de papeles?

La filosofía es el campo de estudio de preguntas ásperas y conceptos fundamentales. Es la nena que le sigue insistiendo a sus padres con los ‘por qué’ hasta que se cansan y la mandan a dormir. Pero esta nena, en su afán de darle sentido a estas preguntas, desarrolló una costumbre aún más interesante que responderlas: descartar aquellas que no tienen sentido. No se trata solamente de regodearse en la abstracción, sino de cultivar la capacidad de razonar acerca de nuestro propio pensamiento. TKM, instrospección.

Cortito y al pie, la filosofía se dedica a promover la claridad en los razonamientos y las discusiones. Por eso a menudo se mete con problemas que son dejados de lado por otras disciplinas. Es por ese mismo motivo que muchas veces los filósofos son generalistas, estudiosos que se dedican a entender un poco cómo funciona cada parte constituyente de la realidad.

Aunque, siendo justos, esta es sólo una manera de entender a los filósofos. Como en cualquier disciplina, los filósofos también vienen en todas las formas y colores. Y tal como le sucedió a cada campo de estudio a partir del advenimiento de la ciencia moderna, la filosofía también sufrió la hiperespecialización.

Así, en el afán de comprender un poco mejor cómo funciona el Universo —o, si nos agarran un día aventurados, comprender qué es el Universo— Bertrand Russell (<3) se destaca como uno de los últimos grandes generalistas. Nuestro pensador estrella nació en 1872 en el seno de una familia aristocrática británica, tan liberal para su época que su padre explícitamente consentía el romance de su madre con el tutor de sus hijos, el biólogo Douglas Spalding (ay, qué tendrán los biólogos). Y tal era el ateísmo de sus padres que le pidieron al mismísimo John Stuart Mill que fuera padrino del neonato Bertrand. Mill no sólo era amigo de la familia sino que fue un reconocido filósofo que defendió una ética utilitarista a partir de criterios racionales en vez de dogmas. Un empujador de gordos detienetranvías, digamos.

A los filósofos siempre nos molesta un poquito que los mejores filósofos hayan sido, en realidad, matemáticos. Russell no sólo no es la excepción, sino que casi establece definitivamente la regla. Otra regla válida para algunos filósofos, pero más floja de papeles, es que pasó su adolescencia muy angustiado e incluso contemplando el suicidio. Porque OBVIO que si estás comprometido con hacerte todas las preguntas, en algún momento llegás a la de ‘¿por qué no me pego un tiro?’.

En su autobiografía, Bertie cuenta que su hermano le mostró la obra de Euclides cuando tenía 11 años y que finalmente fue su deseo por saber más de matemáticas lo que le salvó la vida.

“La matemática posee no sólo verdad, sino también belleza suprema; una belleza fría y austera, como aquella de la escultura, sin apelación a ninguna parte de nuestra naturaleza débil, sin los adornos magníficos de la pintura o la música, pero sublime y pura, y capaz de una perfección severa como sólo las mejores artes pueden presentar.”

Bertie Russell, bombachero.


Pero no fue únicamente la matemática lo que cautivó a Russell, ni donde
dejó su única impronta. Como aventurado polímata, Russell no sólo aportó a la lógica y las matemáticas, sino que colaboró con la filosofía política, la ética, la historia, la crítica social, el activismo político, e incluso el pacifismo: Russell le presentó la problemática de la guerra a Paul McCartney, que luego se la comentó a John Lennon, y el resto fue todo all we are saying is give peace a chance.

Su obra tuvo una tremenda influencia en el desarrollo de la lógica, la matemática, la teoría de conjuntos, la lingüística, la inteligencia artificial, las ciencias cognitivas, las ciencias de la computación, y dentro de la filosofía en la filosofía del lenguaje y en la metafísica (la que se pregunta por la naturaleza de cuestiones como los números, la identidad, el tiempo, el conocer y el ser, entre otras cosas, y no la que ponen en los cartelitos que te dan en la boca del subte al lado de ‘Tarot’).

Como de 4 a 4:15 tenía tiempo, ganó además un Nobel de literatura.

Este carácter de intelectual público es lo que a muchos nos inclinó hacia la ciencia y la filosofía. En su pensamiento no hay mayores diferencias entre ellas, en tanto que para Russell se necesitan mutuamente: una filosofía que niega los avances de la ciencia no es sensata, del mismo modo que una ciencia que ignora las críticas que hace la filosofía no está bien encaminada.

Quizás una de las definiciones que mejor le cabe a Russell es la de humanista. Si bien dio el puntapié que puso en marcha el desarrollo de la lógica simbólica, estaba muy preocupado por las consecuencias prácticas de la filosofía. Como humanista, Russell argumentó toda su vida que el pensamiento crítico y su fundamentación en las pruebas empíricas deben anteponerse a los dogmas o la superstición (<3 <3). Somos los humanos, después de todo, los únicos que podemos discutir sobre cómo debemos vivir y no vale tomar la palabra de amigos imaginarios o espíritus, por más populares que sean. Esto se alinea con la concepción de la filosofía como una práctica de vida:

“Incluso si las ventanas abiertas de la ciencia primero nos hacen temblar luego del cómodo calor de los mitos, finalmente el aire fresco nos vigoriza y los grandes espacios logran su propio esplendor.”

De su humanismo se desprende su secularismo, la idea de que las instituciones religiosas deben estar separadas del Estado. Es por esto que Russell, reconocido como un vocal promotor de la descreencia, dedicó gran parte de su vida a elaborar los argumentos para que la religión quede descartada como fundamento moral, político o científico.

Russell se describía como agnóstico para el público lo suficientemente letrado en filosofía como para entender los matices, pero como un ateísta para el público popular. Esto tiene que ver con que no podemos probar la inexistencia de, bueno, prácticamente nada. Afirmar con total certeza que Dios no existe resulta tan irracional como afirmar con total certeza que de hecho está en el cielo. Como buen filósofo, Russell optó por estrellar esta idea con una fabulosa analogía que ilustra la ‘carga de la prueba’. Este concepto filosófico apunta a señalar que es responsabilidad del que afirma algo infalsable presentar pruebas de su existencia, y no responsabilidad del escéptico presentar ‘pruebas de inexistencia’. Pero como además de todo Russell escribía tan lindo, lo mejor es leerlo a él directamente:

“Muchas personas hablan como si fuera asunto de los escépticos refutar los dogmas recibidos en vez de que sean los dogmáticos quienes los prueben. Por supuesto, esto es un error. Si yo sugiriera que entre la Tierra y Marte hay una tetera de porcelana girando alrededor del Sol en una órbita elíptica, nadie podría refutarme, siempre que yo tuviera la precaución de aclarar que la tetera es demasiado pequeña como para ser vista incluso por alguno de nuestros más poderosos telescopios. Pero si luego yo dijera que como mi afirmación no puede refutarse no sería tolerable por parte de la razón humana dudar de su existencia, pensarían de mí, con toda la razón del mundo, que estoy diciendo sinsentidos. Sin embargo, si en los libros antiguos se afirmara la existencia de esa tetera, se la enseñara como la sacra verdad cada domingo, y se la instalara en las mentes de los niños en la escuela, la duda a la hora de creer en su existencia se convertiría en una señal de excentricidad y se haría que el dubitativo reciba atención psiquiátrica en una era ilustrada, o la atención de un Inquisidor en una era anterior.”

Una remera que diga.


Claro que esto es una analogía y no un argumento filosófico exhaustivo. Algunas críticas que le han hecho es que a los religiosos esta analogía no les aplica porque la “””””””evidencia religiosa””””””” (comillas comillas)  es experimentada a través de la revelación personal y no puede verificarse objetivamente. Pongamosle que sí (es clave alargar la ‘a’ en pongámosle y achinar un poco los ojos), que es cierto.

PONGAAAAAAAAAAMOSLE

PONGAAAAAAAAAAMOSLE

Aún así, hay muchas afirmaciones religiosas que tocan en lo empírico y bueno, en la evidencia se ven los pingos; que si la tetera es de porcelana pero no se vé y no sabés por qué, no me vengas a decir que te tengo que creer, María Elena.

Para Russell la religión no es mucho más que superstición, y aunque pudiera tener algún pequeño impacto positivo a nivel individual, es mayormente nociva y peligrosa para las personas. Si bien nunca se definió como antiteísta, su postura coincide bastante con esta. Christopher Hitchens (<3 <3 <3) decía que el antiteísmo no sólo sostiene que las religiones son versiones de la misma falsedad, sino que la influencia de las iglesias y el efecto de las creencias religiosas son claramente dañinos.

Algunos años después de haber escrito sobre su tetera, Russell la vinculó explícitamente con su ateísmo:

“Debería definirme como un agnóstico, pero para los fines prácticos soy un ateísta. No creo que la existencia del Dios cristiano sea más probable que la existencia de los dioses del Olimpo o Valhalla. Para ponerlo de otro modo, nadie puede probar que entre la Tierra y Marte no hay una tetera de porcelana girando en una órbita elíptica, pero nadie piensa que de esto se desprenda que tengamos que pensar que sí la hay. Pienso que la existencia de un Dios cristiano es igualmente improbable.

La figura de Russell incluso hoy se nos presenta como un indispensable; como esa voz insoportable, pero bien, que cuando podríamos quedarnos cómodos con alguna respuesta, nos recuerda que siempre podemos seguir preguntando ‘¿por qué?’, y que por más que muchas preguntas parecieran tener sentido, no todas merecen una respuesta. O, como diría Hitchens, aquello que puede sostenerse sin evidencia, puede dejarse de lado sin evidencia.

Más, acá: http://www.tandfonline.com/doi/pdf/10.1080/15665399.2010.10820011




Hay 96 comentarios

Añadir más
  1. Juan Carlos Godoy

    Qué bueno recuperar a Bertrand Russell y, mucho más, en las páginas de ELGATOYLACAJA… ;-)

    PD1: ¿Para cuándo la remera/poster de Russell con una de sus citas?

    PD2: Hitchens merece más apariciones/menciones.

  2. Pablo

    Excelente lo tuyo…y que siga…..desde que cayó a mis manos el libro de don Russell “Por qué no soy cristiano”, y de esto hace muchísimos años, no he dejado de seguir sus textos-los cuáles de algunos nada entiendo pero sigo y vuelvo y algo saco- y allí estan en mi biblioteca, junto con algunos genios mas que abren definitivamente la cabeza. Repito….que sigas escribiendo. Saludos.-

    • Valentín Muro

      ¡Gracias Pablo! Procuraré seguir escribiendo. Lo lindo es que llenar una biblioteca con los textos de Russell es un desafío loable: escribió lo suficiente para mantenernos muy entretenidos en la búsqueda de títulos.

  3. Tatiana

    Entonces ¿María Elena leyó a Rusell y en realidad su canción no es sobre, lisa y llanamente, “estar invitado a tomar el te”?

    Todos los días se aprende algo nuevo

  4. Lara

    Me vino como anillo al dedo en una etapa de mi vida en donde me saqué de encima los últimos vestigios de educación religiosa.

  5. Sol Minoldo

    Las ‘existenciales negativas’ me llevaron a tener largos debates con la idea de ‘falsación’ como algo intrínseco a los postulados científicos, y con la idea aquí defendida de que la ciencia te puede decir con certeza “lo que no es” (ya tuve mis pataleos en la nota de Marcos Feole, Vos, Yo, La ciencia…).

    -Porque ocurre que HAY HIPÓTESIS QUE NO SON FALSABLES, igualito que la existencia de Dios, y que sin embargo la ciencia SI se puede ocupar de ellas: Supongamos que aún nadie ha encontrado la existencia de las bacterias o los virus, y yo hipotetizo que existen, y también, que existe otro ser microscópico con un ojito y un cuerno. Bueno, el desarrollo de la biología me daría un poco la razón para los primeros dos casos, y no para el tercero. Y todos sabemos que las tres hipótesis habrían sido no falsables desde el principio (se puede encontrar evidencia en favor, pero no en contra de la existencia de estos micros).

    -Y a la vez HAY CASOS EN QUE LA FALSACIÓN NO DA CERTEZAS DE ‘LO QUE NO ES’, y es cuando lo que falsamos es una afirmación negativa. Por ejemplo, las hipótesis de recién las formulo en negativo para que sean falsables (lo que recién funcionaba como evidencia que aporta a la confirmación, va a ser lo que permite la refutación). Y digo: no existen Dios, ni bacterias, ni virus, ni ser microscópico alguno con un ojito y un cuerno. Si encuentro indicios de su existencia (como en el caso del virus y bacterias) refuto el existencial negativo. Si digo que lo refuto para siempre, entonces la ciencia me ha podido decir “la posta de lo que es”, algo que, como sabemos, no hace. Bien podría descubrir en unos años que lo que creía una bacteria o virus en realidad era otra cosa. O que la relación causal que creía entre ellos y las enfermedades, en realidad…. Y así.

    Por eso en algunos casos, cuando se instala una superstición sanitaria, pasa lo mismo que esto que Russell dice sobre las supersticiones religiosas: la ciencia no puede decirte que es falso, porque no es falsable, pero te puede decir que es improbable. Eso le da gran poder de resistencia a los Hoax y creencias místicas, porque la improbabilidad no descarta que sea ‘posible’, es bastante menos fuerte que la certeza de falsedad digamos. Así, un día te hacen creer que usar antitraspirante causa cáncer de mama pero no hay evidencias porque fueron silenciadas por la maléfica industria del desodorante (operativa de la que tampoco tenemos evidencias, ni podemos probar su inexistencia). Luego, la ciencia lo investiga, no encuentra relación alguna (no hay correlación estadística ni un mecanismo de acción causal siquiera viable del que haya evidencias). PERO, suerte para los conspiranoicos, la ciencia sólo puede decir con certeza que “no se confirmó la relación” o “no hay evidencias”, pero no puede asegurar que la relación es “inexistente” o “falsa”. Y así como hay quien te dice “ahhh, pero tampoco podés probar que Dios no exista” está el que se aferra al mito postmoderno con “ahhh, pero no hay pruebas de que sea mentira/falso”, “podrían encontrar mas adelante las evidencias de que era cierto, ya que había cosas que hace cien años no se sabían”.

    Así que, en resumen, la aplicación de este problema trasciende las discusiones teistas! Ahora cuando alguien nos pida que le probemos que uno de sus mitos sanitarios no existen, les pedimos que nos prueben la inexistencia de la tetera. Y que si no están a la altura del desafío asuman, como les toca, la carga de la prueba :D

  6. Fer

    ¡dios mío! ¡Qué buena nota, divina! dios quiera que sigas escribiendo… Por el amor de dios! Y así…

    No sé si sentirme mal por lo metido que está en nuestra forma de hablar, y en la cultura, o sentirme bien por “usar su nombre en vano”

    Un abrazo pastafario

  7. Mauro

    En estos días leí en un libro la frase “Philosophy is in charge of cleaning up the mess after the scientists and its experiments” (o algo así). Sin filosofía no somos más que unos (muchos) experimentos y unas (muchas) conclusiones apresuradas.

    P.D: Duda existencial:¿por qué en internet prácticamente nadie usa textos justificados?

  8. Facundo Saavedra Sturla

    “Porque OBVIO que si estás comprometido con hacerte todas las preguntas, en algún momento llegás a la de ‘¿por qué no me pego un tiro?’.”
    Cuando tenía 8 años pensé en suicidarme solo para saber que pasaba. Cuchillo en mano decidí que era mejor idea tener paciencia.

    De todas las notas que han publicado, está es la que voy a hacer encuadrar (por cuestiones de presupuesto tengo que elegir una).

  9. Martin

    Habría que entender, antes de saltar a conclusiones precipitadas, que el lenguaje científico es una forma de hacer el mundo que tiene una lógica intrínseca y como tal, es incompatible con otras formas discursivas, como el pensamiento mágico o la religión. Partiendo desde este lugar, en el fondo, poner a la ciencia para determinar que Dios no existe, es tan ridículo como poner a la religión a decir que los átomos no existen. Son simplemente, dos formas diferentes de hacer el mundo y como tales, invenciones humanas (aunque “lo humano” también sea una invención). Lo cual no implica que en la producción del mismo no deban criticarse sistemas de dominación y representación.

    • Pablo A. González

      Pregunta, cuál es exactamente la ‘Conclusión apresurada’? Es para poder tener esta discusión sobre le mejor terreno posible.

    • Sol Minoldo

      Martín, partamos de la base de que quien crea en “el pensamiento mágico o la religión”, no va a estar de acuerdo en que es una “forma discursiva” de “hacer el mundo” y como tal una “invención humana”. Ahí sos vos quien está cayendo en una conclusión apresurada, porque quienes ‘creen’ sostienen que su existencia es independiente. Y no hay, ni puede haber, pruebas de la evidencia de que tal existencia es falsa, o una invención humana, como sostenés vos.
      El quid de la nota viene por el lado de que, dado que la falta de prueba no es prueba de inexistencia, algunos creyentes interpretan que esa falta de pruebas en contra como un argumento en favor de su creencia. Pero no lo es, porque la ciencia no puede probar la inexistencia de nada, por definición. Solo su existencia. Y mostrar que la carga de la prueba esta del lado de quien afirma, es una manera de desmontar un argumento falaz ;-)
      Lo que indica la falta de pruebas de inexistencia, es algo que sabemos de antemano (que la afirmación no es falsable). pero en cambio, la falta de evidencias de la existencia, indica su improbabilidad, de modo que la afirmación estará floja de papeles hasta que aporte una prueba de su lado.
      Entonces, estamos discutiendo en los mismos términos y con las mismas reglas que el creyente: la argumentación lógica. Saludos!

      • Martin

        ¿Podemos afirmar que el átomo existía antes de ser descubierto? ¿El átomo fue descubierto o fue inventado? Cuando me refería a la incompatibilidad en las formas de hacer el mundo, por más que compartamos un lenguaje, la carga semántica sigue siendo muy distante del que puede brindar la ciencia. Es por eso que, por más que pueda considerarse la infalseabilidad de Dios como falta de papeles, y en ultima instancia inferir por este camino su improbilidad a la hora de existir, se cae en la trampa de querer de fundar una ontología de las cosas, y como tal, subsumir y regular esa ontología a un tipo de discurso (y como tal, producido socialmente en un contexto histórico determinado) cerrado como el de la lógica. ¡Saludos!

          • Emiliano

            Me gustaria aclarar algo.

            Caer en que la logica le da sentido a las coasas es caer basicametne en el dogma y en el egocentrismo de que uno tiene la posta.

            Podes interpretar el mundo por fuera de la logica y que todo tenga sentido. Porque sentido, no es razon, sino que es mas una direccion en el tiempo.
            La flecha del tiempo (que no es tal) la sentimos igual, con logica o sin ella. Y por eso las cosas tienen sentido, logico, magico o el que se nos cante.
            Martin, el nivel de debate que estas buscando, lo vas a encontrar con gente que comprenda que cualquier paradigma es solo eso, una herramienta.

        • Sol Minoldo

          Un par de aclaraciones: lo flojo de papeles no es la infalsabilidad de dios., sino la pretensión de que la falta de falsasión, por definición imposible, sea un argumento en favor de la afirmación (o en este caso, creencia). Tampoco es su infalsabilidad lo que lleva a inferir su improbabilidad, sino la falta de evidencias en su favor. Señalar la falacia es desmontar un argumento desde las reglas lógicas, y no implica pretensión alguna de crear ontología de las cosas, puesto que se reconoce que falta de pruebas no es prueba de ausencia, o sea que no estaríamos determinando la existencia o inexistencia de nada desde el discurso mismo, sino que estamos aplicando reglas lógicas a un debate argumentativo que es subsidiario de la realidad debido a que refiere a la interpretación correcta de la existencia o falta de evidencias acerca d euna afirmación.

          • Ceci

            Después de este comentario, además de estallarme el cerebro, llegué a la conclusión de que podría repensar la idea del matrimonio si Sol me lo pidiera :P

          • Martin

            Desmontar el argumento desde reglas lógicas, es pararse desde un acá (con todo lo que lleva estar parado de este lado de la vereda) para decir algo sobre lo que está en la vereda de enfrente. Al utilizar el recurso de la lógica, necesariamente te parás sobre un tipo especifico de representación que sólo puede ser compartida entre un tipo de comunidad que no es necesariamente la del otro. ¿Está el otro equivocado y vive en un mundo de ilusiones? Quizás si, o quizás simplemente viva en un “otro mundo” con otras reglas y ahí no hay argumentos lógicos que ayuden. En este caso entonces, sólo podríamos servirnos del ejemplo de la falta de pruebas hacia otro-semejante-lógico y no hacia otro-semejante-religioso.

          • Sol Minoldo

            Martín, embarrar la cancha no va a hacer que tus argumentos tengan sentido o validez.
            Cuando decís que usando la lógica me paro desde un ‘acá’ y le hablo a una ‘vereda de enfrente’, sos VOS quien posiciona ciertos discursos (religiosos por ejemplo) en la vereda de enfrente de la estructura lógica del lenguaje. Eso es una postura tuya, que ni yo ni millones de personas religiosas compartirían. Y ahí sí que noto cierta pretensión ontológica de tu parte. Es curioso cómo hacés todo lo que señalás para afuera (como al principio, que hablaste de conclusiones apresuradas, y te apresuraste).
            No sé en qué vereda vos creés o sentís que estás parado, pero estás intentando argumentar, y acá las reglas del juego están sobre la mesa de antemano. Si renunciás a la lógica, cancelás desde el vamos la posibilidad de debate, intercambio y hasta comprensión interpersonal. Y en tal caso, no entiendo bien para qué estás escribiendo tus ””argumentos”” ;-)

          • Sol Minoldo

            Y acá te dejo Martín. No voy a seguir trabajando en construir argumentos que no vas a poder comprender, porque estás allá en tu vereda, donde vale prescindir de la lógica. Saludos

          • Martin

            Oh, pensé que no ibas a llegar a poner cosas en comillas con ojitos y guiños? Hacía falta? Saludos.

          • Marcos Feole

            Martín, Sol, me parece importante remarcar lo que dijo Martín sobre que él “quizás simplemente viva en un “otro mundo” con otras reglas y ahí no hay argumentos lógicos que ayuden”.

            A veces discutiendo con amantes de la astrología, alguna que otra vez la discusión terminaba del lado de ellos cuando me decían “pero a mí no me importa la realidad, me importa la astrología, no me interesa si se corresponda con la realidad o no”.

            Acá veo que la discusión cierra en lo mismo. En realidad Martín no es que vive en “otro mundo” (vive en el mismo que todos nosotros: si no aceptamos esto, la discusión termina antes de empezar), sino que (me aventuro a asumir) Martín prefiere ese “otro mundo” probablemente. El punto es que en “la realidad”, el mundo en el que vivimos, la lógica no se puede dejar de lado para entender lo que ocurre a nuestro alrededor, simplemente dejaría de tener sentido discutir. Ahora, como Martín dice, a él no le interesa la realidad, le interesa ese “otro mundo” en el que Dios quizás exista, pero que nada tiene que ver con la realidad.

            En lo que a mí respecta, no tengo problema con que haya personas que les guste la idea de vivir en “otros mundos” que no tengan nada que ver con la realidad, siempre y cuando no quieran traer ideas de esos “otros mundos” para legislar, formar la moral, educar, hacer afirmaciones, etc, en la realidad.

          • Emiliano

            Me gustaria aclarar algo.

            Caer en que la logica le da sentido a las coasas es caer basicametne en el dogma y en el egocentrismo de que uno tiene la posta.

            Podes interpretar el mundo por fuera de la logica y que todo tenga sentido. Porque sentido, no es razon, sino que es mas una direccion en el tiempo.
            La flecha del tiempo (que no es tal) la sentimos igual, con logica o sin ella. Y por eso las cosas tienen sentido, logico, magico o el que se nos cante.
            Martin, el nivel de debate que estas buscando, lo vas a encontrar con gente que comprenda que cualquier paradigma es solo eso, una herramienta.

          • Emiliano

            Y para cerrar:

            “The greatest philosophers have felt the need both of science and of mysticism.” Bertrand Russell 1976 “Mysticism and Logic”: “

        • Emiliano

          Y para cerrar :

          “The greatest philosophers have felt the need both of science and of mysticism.” Bertrand Russell 1976 “Mysticism and Logic”: “

        • Ezequiel

          No puedo hablar del cristianismo pero hay muchos judíos creyentes que sostienen justamente eso: que la ciencia no tiene nada que ver con la religión y que son dos “formas discursivas” o dos “modelos” o “formas de ver en el mundo” o como quieras llamarlo. Por ejemplo: Robert Aumann (premio Nobel de economía, http://lesswrong.com/lw/mnh/robert_aumann_on_judaism/), R. Joseph Dov Soloveitchik (uno de los rabinos más importantes del siglo XX, http://traditionarchive.org/news/originals/Volume%2030/No.%203/Towards%20a%20Genuine%20Jewish.pdf) o Yeshayahu Leibowitz (químico, bioquímico, médico, neurofisiólogo, filósofo, https://www.youtube.com/watch?v=FZ_aqNMBtOI).

          • Marcos Feole

            Esto es totalmente cierto, pero eso es hasta el momento en que la religión o creencia deciden hacer afirmaciones sobre las que la ciencia sí tiene algo para decir.

            Es decir, si alguien quiere creer en dios porque le gustan las sensaciones o sentimientos que experimenta de esa manera, o alguien quiere creer en la astrología como una forma artística de relacionar constelaciones con personalidades, etc, todo bien!

            Ahora bien, cuando la astrología empieza a querer hacer afirmaciones sobre la realidad que observamos, o cuando la religión quiere tener alguna incidencia sobre la legislación o la moral de las personas, ahí es cuando la ciencia te dice: “No, este es mi campo, no te metas a menos que aceptes usar mis métodos, y aceptes los resultados observados, aunque no sean de tu agrado”.

      • Juan

        Se dieron con de todo en esta discusión, pero me encantó leerlos a ambos. En especial a Sol que, en mi opinión, lo sacó a pasear a Martín y me dejó pensando.

  10. Ana

    Maravillosa nota que me dio la inmensa alegría de encontrarme con uno de mis preferidos.
    Este párrafo de B.Russell:

    “La matemática posee no sólo verdad, sino también belleza suprema; una belleza fría y austera, como aquella de la escultura, sin apelación a ninguna parte de nuestra naturaleza débil, sin los adornos magníficos de la pintura o la música, pero sublime y pura, y capaz de una perfección severa como sólo las mejores artes pueden presentar.”

    muchísimas veces, circuló encabezando fotocopias de trabajo para mis alumnos.
    Felicitaciones Valentín Muro. Gracias Gatos y que se repita su intervención.
    Hermosa ilustración!!

    • Valentín Muro

      ¡Gracias Ana! A muchos las palabras de Russell nos llegaron en momentos especiales. En mi caso, estudiando lógica formal por muchos años llegó un momento en el que me sentí reflejado en el tipo de belleza que describe. Ojalá tus alumnos hereden ese amor por los sistemas simbólicos como muchos lo hicimos.

  11. andrescass

    Excelentísima nota. Que bueno leer de Russell de vez en cuando, y más leerlo acá.
    Hay gente que no entiende simplemente como funciona la ciencia, justamente porque no entiende la filosofía que guía a la ciencia (y suele ser la gente que usa mal la palabra filosofía).

    Ya mismo estoy recomendando esta nota como lectura obliGATOria a un par de conocidos a los que a veces se les complica argumentar en las discusiones sobre religión, (no)existencia de amigos imaginarios y carpinteros mágicos.

    Como ingeniero (bueno, casi) a veces se complica apreciar esa relación entre la filosofía y la ciencia (ya que ‘nosotros’ estamos del lado mucho más práctico de la ciencia) pero siempre es interesante recordar que existe, que es necesaria y sobre que es muy interesante de entender

  12. Julián

    Yo siempre fui más del campo científico, y vi a la filosofía como algo a lo cual no tendría que acercarme porque me iba a “contagiar”, leer este post me hizo re-pensar muchas cosas, quizás comience a leer un poco más sobre Russell.

  13. Nahir

    Me encanta y me pone muy feliz que haya más filosofía en el Gato. Pero lamentablemente no puedo no ponerla en práctica así que me urge hacer unos mínimos comentarios:
    – “A los filósofos siempre nos molesta un poquito que los mejores filósofos hayan sido, en realidad, matemáticos”: Depende de lo que entiendas como “buen filósofo”. Y me jode que sea siempre filósofO y nunca filósofA… pero esto ya es más personal y excede la nota que por si no quedó claro me parece genial.
    – Considero que hay que cortar con la noción de “si pensás te angustiás”: pésimo marketing para la filosofía!!
    – Excelente aclaración acerca de la metafísica.
    – Pensé que la nota iba a decir algo acerca de los hechos negativos

    Gracias por tanto y perdón por tan poco. <3

    • Valentín Muro

      Qué lindo que te haya alegrado mi nota. Cuando hablé de “filósofos” en primera persona del plural masculino lo hice así porque bueno, soy filósofo y no filósofa. Por otro lado, se entiende que “filósofos” es plural tanto de masculino como femenino. Una de las personas más talentosas en filosofía de la lógica que conozco es una mujer, así que veo tu punto.

      Estoy de acuerdo en que hay que cortar con eso de que la filosofía es angustia. Personalmente no lo veo así y es una idea que me gustaría liquidar. Incluso en mi caso la filosofía me ha dado sobre todo dicha en vez de angustia. Creo que no podría contar ni una sola vez en que la filosofía me haya angustiado en vez de motivado a seguir investigando.

      ¿Qué es un hecho negativo?

      Gracias a vos.

      • Nahir

        Mi observación con respecto al género y la filosofía se basa en que en toda la carrera (UNMdP) habremos leído un 98% de filósofos y el restante 2% de filósofas. Y me suena a que sobrevuela este supuesto de que las mujeres no servimos para pensar ni hacer ciencia. Pero esto es para discutirlo en otra nota, claramente; no es una crítica ni hacia vos ni hacia tu texto.

        Cuando puse “hechos negativos” me refería a la paradoja de cómo poder negar existencia con verdad, si se adopta una teoría correpondentista de la misma. Esto lo explica Russell muchísimo mejor que yo, en el capítulo III de La filosofía del atomismo lógico que podés descargar aquí:
        https://mega.nz/#!3o5DCaSC!n7ppTgXqso6mQsuCg-1afqVRNd_MnVL15clpioezgBI , especialmente las págs. 296-302.

      • carlos

        genial! me voy a tatuar el simbolo del unicornio… ja, quiero ver como se las arregla el de los tatuajes para hacerlo!

        y no, no voy a caer en ningun chiste facil acerca de las creencias de nuestros legisladores…

  14. Rizzi

    Una semana antes la necesitaba. Me imagino whisky en mano, con un compañero de ingeniería muy creyente, (que cosa, ¿no?) por poco a las trompadas. Shit happens…..

  15. Rocio

    Genialísima la nota, ya la hago recorrer las redes sociales. Y como dijo alguien por ahí en los comentarios, no sólo sirve a la hora de hablar de religión sino también contra las personas conspiranoicas o faltas de argumentos que te vienen a convencer de cualquier cosa. Aguante la carga de la prueba.

  16. Hereje Batman

    Estoy en desacuerdo con:
    “Pienso que la existencia de un Dios cristiano es igualmente improbable.”
    Yo pienso que es más probable lo de la tetera.

  17. Facundo

    Exijo ya mismo un póster con la tetera de Rusell que diga “Mi única afirmación irracional” o “Mi único héroe en este lío” de última.

    Esta va para el Top 5 de las mejores notas del Gato. Voy a leer más de estos autores cuando tenga tiempo.

  18. Valeria

    Gente. Gracias. A todos. Al gatocaja en primer lugar y a todos los que han comentado la nota. Me han demostrado que todavía hay gente que se toma el trabajo de pensar.

    • Ive

      talvez quieras inclinar tu cabeza 80° a la derecha por unos segundos, volver a mirar, y preguntarte cuando empieces a sentir mareos qué onda con esa bomba que tenemos en el centro del pecho que no esta mandando sangre bien.
      algo surgirá. ;)

    • ame

      había dando vueltas un chiste bastante gracioso sobre los <3 que decía así:

      Girl: i think..
      Girl: i <3 u
      Guy: I…
      Guy: I don’t understand
      Guy: you can’t have inequalities with imaginary numbers

      (pondría la foto, pero no se puede en los comentarios)

  19. Ive

    hermosa la nota, amé la cita final de Hitchens.
    celebro toda incursión al mundo de la lógica y la filosofia que se haga desde elgato.
    entonces: tarjetas de falacias y remeras con citas del bombachero, esto se pone divertido. flojo merchandising.
    besis, les quiero.

  20. Pablo

    Hola Valen, un placer leerte, como siempre.

    Te voy a pelear un poco. Creo que la nota tiene un problema y es que extiende una excelente descripción de la filosofía de Russell a una descripción de la filosofía in toto.

    Tomo un ejemplo que, si bien no es mi pensador preferido, da la casualidad de que puede ilustrar mi punto. Sartre fue premio nobel de literatura, marcó el pensamiento conceptual y político del siglo XX, escribió una maravilla absoluta como El existencialismo es un humanismo, pero dudosamente aportó a la claridad de los argumentos y esas cosas asociadas con la tradición analítica.

    Qué hacemos con Sartre? Qué hacemos con esa filosofía?

    • Valentín Muro

      En principio, no creo que haga falta hacer nada ni con Sartre ni con su filosofía. Luego, Sartre no era un generalista, como sí lo era Russell, ni aportó a tan diversas ramas, como sí lo hizo Russell.

      Russell no sólo aportó a la claridad de los argumentos, pero cada vez que argumentó lo hizo con ese interés en mente. No fue mi intención indicar que Russell es en términos absolutos el último gran filósofo ni el más importante filósofo de todos los tiempos. En cualquier caso eso hubiera sido una mera opinión personal. De hecho, mi enfoque siempre estuvo en su figura y no fue mi intención volver todo absoluto y expresarme acerca de la filosofía como un todo. Fue un humilde recuento de algunas cositas que hizo y un atolondrado tributo.

      Como pueden decirse cosas lindas de Russell se las pueden decir de varios otros filósofos por otros motivos, y no hay problema con eso.

  21. Emiliano

    “The greatest philosophers have felt the need both of science and of mysticism.” Bertrand Russell 1976 “Mysticism and Logic”: “

  22. Andrés

    Hola! Me gustó mucho esta nota. Los leo medio de vez en cuando y no había encontrado antes mucho sobre filosofía, aunque creo que hay varias entradas… ahora me voy a tener que poner a buscar. Además me gusta mucho la discusión que se arma aca abajo, se dan con de todo. Me quedaron dos cosas, lo de separar la religión de la legislación social, y lo del falsacionismo.

    Lo del falsacionismo es Popper, creo, no Russell. Él decía que lo tomó de Einstein: “Lo que más e impresionaba era la opinión … según la cual consideraría insostenible su teoría (la relatividad general) si la misma no resistiera a ciertas pruebas”. Einstein no opinaba que su teoría era Verdad, sino que se podía poner a prueba y sobrevivir. Una de las cosas que decía Popper respecto a esto era, justamente, que es un error hacer el intento de suprimir la metafísica de la investigación científica. Sino, nos quedamos sin relatividad general, que por más que sea una teoría hermosa del bigotón, es bastante loca…

    Pero otra cosa que decía el mismo Popper, era que la observación siempre viene cargada de teoría. No hay observación “pura”, observación directa de la realidad a partir de la cual sacamos las teorías: “la observación es siempre una observación hecha a la luz de teorías”. Eso despeja un poquito el tema de las bacterias y los seres con ojitos y un cuerno: porque en definitiva, sería interesante (interesante-chistoso, digo, no interesante-cientifico) pensar qué tipo de teoría puede llevarme a pensar que existen microbios con ojitos y cuernos, y encontrar evidencias para los ojitos y cuernos. ¿Es imposible a priori encontrar evidencia de ojitos y cuernos, si tengo una teoria sobre eso?

    Creo que la idea sería que no: que es solamente muy improbable. En cien, en mil años, ¿quién sabe? Pero ahi nos metimos en un problema: para mantener el dinamismo de la investigación científica, refutamos el dogmatismo, dejamos que haya un libre juego de teorías. ¿Eso no deja un espacio para que entren en el asunto los valores del científico que investiga? Pensemos en las células madre. ¿Hay valores puros científicos? Pascal era un paladín de la ciencia y un creyente empedernido. Y si es así, ¿cómo hacemos para que concuerden las ideas de que la religión no tendría que meterse en política y la idea de que la legislación debería basarse en principios científicos? Digamos entonces que la comunidad científica tiene que hacer un laburo de corrección, sopesar las teorías, ver qué tienen de irracionalismo e ir descartando, para fundamentar las leyes sobre eso. Una teoría no dogmática más o menos depurada de principios improbables. Es obligación del científico respetar la decisión de la comunidad científica. ¿Eso no se parece mucho a una ética, a un precepto ético? Y volvimos al comienzo, pero cambiamos religion por ciencia. Ojo: no quiero decir lo mismo que Martin, que hay otros mundos u otras concepciones y que son inconmensurables. La pregunta es más bien: ¿cómo hacer que las leyes sociales sean científicas, sin hacer que dependan de la sanción de una comunidad científica? Y si no se puede, ¿cómo hacer que no se conviertan en los científicos-sacerdotes de Hari Seldon en Fundación?

    A mi me cae muy bien Russell, como a ustedes. ¿Que onda tienen con Wittgenstein? Tenes WI: “El objetivo de la filosofía es la clarificación lógica de los pensamientos.” Pero también WII: “La filosofía no está encarnada en las proposiciones, sino en el lenguaje. En nuestro lenguaje hay incorporada toda una mitología.”

    Les mando un abrazo! Me encanta lo que hacen y lo que despiertan.

    • carlos

      “Pero ahi nos metimos en un problema: para mantener el dinamismo de la investigación científica, refutamos el dogmatismo, dejamos que haya un libre juego de teorías. ¿Eso no deja un espacio para que entren en el asunto los valores del científico que investiga?”
      no veo el salto de sacar el dogmatismo en la investigacion cientifica a los valores del cientifico que investiga… recuerdo una frase creo q de sagan acerca de kepler, mas o menos que decia asi, si sacamos todo el andamiaje religioso de la teoria de kepler, el edificio que queda es maravilloso…

      • Andrés

        Buena respuesta! Y es, más o menos, lo que proponía Popper: un criterio de demarcación entre ciencia y no ciencia. La pregunta mía es, ¿cuales son los valores puros de la ciencia? No digamos valores. ¿Cuales son los caracteres puros de la ciencia? Lo que separa ciencia y religión en Kepler. ¿Y cómo hacer para no caer de nuevo en un dogmatismo separando el trigo de la paja? Concedamos, eso se puede hacer perfectamente. En ciencia: basta seguir a Popper. ¿Pero vale lo mismo en política también? Si eso se puede hacer es un golazo. Saludos!

  23. David Salas

    O ME LO VENDES O ME DAS UN LINK CON ALTA RESOLUCIÓN Y PODER PLOTEAR MI CASA CON ESA EXCELSA LAMINA…
    HAY UNA 3RA ALTERNATIVA, PERO ESPERO TE APIADES DE MI ESPÍRITU .

  24. Giuliano Basso

    Ma que buona nota!
    Aprovecho para preguntar… Lectura recomendada de don Russel? (Aclaro que nunca me acerque siquiera a un libro de filosofía)

    • Ezequiel

      Russel escribió un montón y sobre muchos temas. Yo te recomiendo que empieces por un libro que se llama “El conocimiento humano”. Es en tapa dura, editorial Orbis y tiene más de 500 páginas. Es una recopilación de artículos y ensayos y apunta a un público no especializado. Se consigue en cualquier librería de usados por $100 o menos.

  25. Matias

    Me gustó mucho la nota, y la publicaron en mi cumpleaños! En particular me sentí identificado con el “Debería definirme como un agnóstico, pero para los fines prácticos soy un ateísta”. El único momento en el que me surge el agnóstico es cuando escucho a un ateo hablando con total seguridad de la inexistencia de Dios y tratando a los creyentes de pelotudos. Subite a una máquina del tiempo y tratá de convencer a un griego antiguo de que las enfermedades las causan animalitos demasiado chiquititos para ser vistos…


Publicar un nuevo comentario