Carrito
El carrito está vacío.

Qué es El Gato y La Caja

Por qué
diseño

Somos una mezcla de biología y contexto.

Aprendemos a pensar con el lenguaje. Entrenamos nuestra conciencia con sonidos, combinaciones, palabras, oraciones. Nacemos en una parte del mundo a la que le corresponden sus saludos, sus modos, sus tradiciones; sus emociones, sus percepciones, los espacios semánticos para describirlas. Aprendemos un lenguaje que lleva cientos de miles de años siendo amasado por otras personas y que determina una gran parte de lo que somos. De quiénes somos.

Aprendemos nuestro lugar en el Universo con un modelo del Sistema Solar que todavía estamos ajustando; dónde estamos en la Tierra, con un mapa que supo ser dibujado a mano, hasta que inventamos las fotos y satélites que pudieran tomarlas. Soplamos velas cada 365 gracias al calendario, sabemos cuándo es hoy gracias al almanaque, planeamos el futuro con la agenda y nos organizamos alrededor de un ahora con un reloj.

Entendemos de ocupación y de límites con columnas, paredes y techos pensados por un arquitecto, aprendemos qué es adentro y qué es afuera abriendo y cerrando puertas; los pasillos y las escaleras determinan las formas en las que recorremos el espacio. Las veredas, los cordones, los semáforos, las autopistas y sus carteles condicionan la manera en que nos movemos de un lugar a otro.

El cuchillo nos enseña a cortar; nos enseña sobre lo que puede lastimarnos, sobre el cuidado, sobre la precisión; nos enseña a pensar en la posibilidad de cortar. Combinamos dos cuchillos y tuvimos tijeras, y las posibilidades se ampliaron.

Usando las herramientas del mundo al que llegamos, creamos las herramientas que nos permiten crear las próximas herramientas, que van a modificar ese mismo mundo, que ahora ya nunca será el mismo. Diseñamos objetos que modifican nuestra conciencia y la de otros, dándonos nuevas posibilidades para crear nuevos objetos, espacios, ideas.

Combinamos transportes, servicios y personas en sistemas complejos que determinan nuestro acceso al agua, a la energía, a la alimentación, a la salud, a la educación y a cada uno de los elementos que componen nuestra forma de vida.

Por último diseñamos normas, reglas que acotan posibilidades, que definen lo que podemos y lo que no podemos hacer, los modos en que nos relacionamos con el espacio, con las cosas, con los otros. Decisiones que podemos tomar juntos para orientar también ese nosotros compartido en la dirección de quiénes nos gustaría ser.

Queremos transformar. Moldear este mundo con libros que les den cuerpo a las ideas que nos importan, con objetos que abran las conversaciones que queremos tener, con espacios que nos inviten a ser más libres, con sistemas que nos contengan y contemplen como personas, con experiencias significativas que nos cambien en el acto mismo de transcurrirlas.

Diseñamos porque gran parte de lo que es, es por las decisiones de otros que vinieron antes, porque mucho de lo que nos rodea fue en algún momento diseñado. Diseñar es nuestra forma de transformarnos, de tallar nuestras conciencias, de proporcionar los contextos que determinen lo que queremos y lo que no queremos ser.

Diseñar es nuestra forma de reclamar agencia.

Hay 2 comentarios

Añadir más

Publicar un nuevo comentario