Mendel_01

Popster: Gregor Mendel

El 20 de julio de 1822 nacía en la irónicamente muerta Moravia (hoy resucitada en forma de República Checa, mañana no sabemos) el padre de la herencia: Johann ‘Arvejita’ Mendel.

Johann fue hijo no sólo de una familia de granjeros humildes sino de una época, y terminó convirtiéndose en fraile para poder acceder a una educación que no podía pagar, deviniendo así en el Fray Gregor.

Con un montón de formación a cuestas y dos hectáreas de tierra, lo único que separaba a Gregor de las Leyes de la Herencia eran unas 30.000 plantitas de arvejas, plantadas, regadas, cosechadas, caracterizadas y contadas con asombrosa paciencia.

Mendel destronaría la idea de pangénesis (defendida, entre otros, por Darwin), que decía algo así como que cada órgano genera sus propias gametitas. Nuestro fraile preferido sería el primero en desnudar la lógica escondida en la forma en la que la información se transmite de generación en generación, todo gracias a la experimentación sistemática y a la inferencia de un mecanismo que maneja los hilos sin necesidad de titiritero. Otra que que te salga el fraile por la culata.

Mendel_02

Gregor imaginó información que segrega independiente en las gametas parentales y vuelve a juntarse al formar un indivíduo nuevo, que es el resultado de la suma de la información paterna pero no mezcla. Así, amarillo que mata verde, sin medias tintas, en un digital que existió antes de que nosotros le cambiáramos el significado para siempre.

Sin él, perderíamos los ojos de tu abuelo en vos, el reencuentro con identidades apropiadas, la constante relación de arvejas coloridas y toda la fuerte y fecunda rama de la biología que hoy llamamos tan familiarmente ‘genética’.




Hay 16 comentarios

Añadir más
  1. Lau

    Mendel fue parte de lo que me enamoro de la biologia en el secundario. Ya venia nerd desde la primaria (abriendo pescados y todo eso). Pero Mendel me enamoro de la genetica y es una de las especialidades que barajo para cuando me reciba. No conozco tantos que hayamos disfrutado Genetica en FMed.

  2. Rocio

    Al igual que a Lau, acá arriba, fue Mendel el que me introdujo en el maravilloso mundo de la genética cuando estaba en el secundario, y el que me hizo darme cuenta de que tenía que (sí, tenía que) estudiar Biología en la Univ. Amo mi carrera, y sigo amando la genética. Gracias Gregor.

  3. Javier

    Muy buena nota gatos!
    No en todos lados se menciona el problemita económico que tenía este flaco, y me parece bueno remarcarlo, que mejor que una educación pública para que haya más Mendels :P
    Lo otro que me pareció muy loco es que, después de plantar 30000 arvejitas y hacer un trabajo de puta madre, le llevo más de 50 años convencer a la gente de que algunas teorías, como la pangénesis, no estaban demasiado acertadas. Como cuesta cambiar las ideas, ¿no?
    Repito, muy buena nota!

    Saludos!

  4. Ana

    Gatos, me encantó.
    Aprendí las leyes de Mendel en el secundario y me encantaron, pero lo que acabo de “aprender”
    (gracias a ustedes, divulgadores) es que Gregor era fraile. Gracias.
    Muy linda ilustración!!

  5. Sabrina

    Al igual que Rocío y Lau (y ya vamos siendo un montón) esta fue una de las tantas cosas que me enamoraron y me van a llevar, espero, a estudiar biología en un futuro.
    Y, me llevo el popster como fondo de pantalla, reemplazando las simpáticas jirafas darwinianas.

  6. Cata

    Aguante todo Gatos! aguante Mendel y su aporte, que sin dudas cimentó en la teoría evolutiva aquello que Darwin no supo como explicar. Toda la historia del surgimiento de la teoría de la evolución, las distintas ramas, posiciones, circunstancias, son fascinantes! El cambio de escala constante que hay que hacer para entender todo! hola, soy un gen mutando, a ver como afecta a la población? y a la especie? AHHHHHH me vuelvo loca!!!
    Acá, los mas gatunos saludos de una casi casi arqueóloga que banca a muerte (sujeta a selección del ambiente obvio) todo lo que hacen!

  7. NATALIA

    La biología me gusta desde que tengo memoria, pero encontrarme con la genética y con Mendel fue decisivo. Fue un “no, loco, yo tengo que estudiar esto”. No sabía que a más gente le hubiese pasado algo similar. #TeamMendel pasión.

  8. josefina

    después de 30000 no convenció, igual que a Darwin le seguimos diciendo teoria, igual que a la endosimbiótica. Por suerte existen estos gatos que intentan acercar a la gente al maravilloso mundo de las controversias y donde todo el mundo puede preguntar porque.


Publicar un nuevo comentario