68.-Neuromitos

Neuromitos

Si hay algo que se puso de moda en los últimos tiempos es el cerebro. No tanto usarlo, sino hablar de él. Desde libros hasta películas, hoy el cerebro es esa chica linda sobre la que todos opinan. Esto tiene mucho sentido, ya que es el órgano más tiramagia de todos. Está buenísimo entonces que cada vez seamos más los que queremos saber cómo funciona ese misterioso flan de neuronas que nos hace ser. También, como cada vez que algo se pone de moda, aparecen gurús tirafruta y disciplinas paco. Entonces, este es un buen momento para repasar algunas de las postas y los mitos más populares que sobrevuelan al Messi de nuestro cuerpo. Acá, un caprichoso Top Five.

1. Cabeza de colador

Las metáforas son una excelente herramienta de comunicación, salvo cuando no entendés la metáfora. Nadie piensa que lo que Juan Luis Guerra realmente quería era estar lleno de escamas cabeceándole la pecera a una flaca. Ahí donde la metáfora tropieza y se vuelve literal tenés a Juan Luis Nemo al borde de una orden de restricción y a tu vieja muerta de miedo porque la mala junta te deje el cerebro como un colador. Como un colador posta, no el conceptual, el figurativo. El de escurrir fideos.

La realidad es que la forma más práctica para generar agujeros en el cerebro es a través de un método al que llamaremos ‘Método Tautológico’, que consiste básicamente en ir a la ferretería, conseguir un taladro y pedirle a un amigo copado que te llene el cerebro de agujeros.

Las drogas en general afectan, de manera transitoria o permanente —dependiendo del tipo y la frecuencia de uso—, la forma en que las neuronas se comunican y/o conectan entre sí, y el abuso de alguna de ellas hasta puede modificar el tamaño de ciertas regiones relacionadas con mecanismos de recompensa y adicción, por ejemplo. Pero ninguna sustancia te genera agujeros en el cerebro, ni siquiera los champús más berretas.

2. Para toda la vida

Crecemos con esa idea de que las neuronas son algo así como las vidas del Mario. Te dicen que si te golpeás la cabeza o si son fan de los excesos, podés perder neuronas que nunca vas a recuperar. Este mito no es tan descabellado. Está claro que ciertas sustancias producen la muerte de neuronas. Y, si las comparamos con otras células del cuerpo o incluso con neuronas de bichos no mamíferos, vamos a ver que sí, que la tasa de desarrollo de nuevas neuronas en nuestro cerebro es recontra baja. Pero, si bien es cierto que la mayoría de nuestras neuronas vienen de fábrica, desde hace un par de años sabemos que existen algunas pocas regiones del cerebro —el hipocampo, el bulbo olfatorio y el cuerpo estriado, por ejemplo— capaces de generar nuevas neuronas a lo largo de toda la vida. De hecho, acá en Argentina hay un reconocido laboratorio que trabaja justamente en neurogénesis, estudiando cómo hacen estas nuevas neuronas para sumarse a circuitos más viejos en el hipocampo.

¿Esto quiere decir que los circuitos neuronales del resto del cerebro adulto no cambian? No. El cerebro es recontraplástico durante toda la vida. Hablamos de plástico no como el cerebro de Barbie, sino con respecto a la capacidad que tienen las neuronas de generar nuevas conexiones y redes. Esto es lo que nos permite aprender cosas durante toda la vida, por ejemplo, o poder recuperarnos (al menos en parte y en el mejor de los casos) de una lesión cerebral o de una situación traumática (¡ERA PENAL!).

3. Scarlett Johansson y el abuso de poder

El mito de que usamos el 10% del cerebro es un clásico. Parece que la cosa arrancó por 1890 con Williams James, padre de la psicología yankee, quien dijo algo así como que “sólo usamos una pequeña parte de nuestros recursos mentales”. Pero el tipo la tiró más como un desafío para superarse que como una posta fisiológica. Encima, como pancito para empujar esa idea, durante años los científicos no pudieron asignar un rol específico a varias partes del cerebro. Había regiones que, cuando las estimulaban eléctricamente, hacían mover un músculo o, al contrario, cuando eran lesionadas, se perdía la capacidad de mover ese músculo. Pero había muchas otras zonas, por ejemplo en el lóbulo frontal, que cuando se lesionaban o estimulaban no generaban mayores cambios motores ni sensoriales. Entonces, chau picho; a ojo de buen cubero (?), el 90% del cerebro estaba al pedo.

Hoy sabemos que no, que esas regiones con funciones hasta hace poquito desconocidas, están implicadas en funciones integrativas y ejecutivas como el razonamiento, el planeamiento y la toma de decisiones, entre otras. Es cierto que no todo el cerebro está prendido todo el tiempo, pero a lo largo del día no hay región que no se haya activado, e incluso muchas regiones están constantemente encendidas.

Otro dato clave tiene que ver con el consumo de energía. El cerebro adulto representa sólo el 2% de la masa corporal pero consume el 20% de la energía total que usamos. ES UNA BOCHA. Con lo caro que sale estar vivo, cuesta imaginar que la evolución seleccionara a un nene recontra angurriento que despilfarra el 90% de los recursos.

¿Por qué arrastramos durante tanto tiempo este mito? Por un lado, porque no teníamos las técnicas que tenemos ahora para medir actividad cerebral. Además, por la cantidad de chantas que se aprovechan de la desinformación para venderte técnicas y suplementos que prometen darte acceso a toda esa porción supuestamente ociosa.

El único momento en el que alguien está cerca de usar sólo el 10% del cerebro es cuando afirma que usa sólo el 10% del cerebro. Así que, Scarlett, sos divina, pero no te aproveches de nosotros. Bueno, un ratito.

4. Hemisferio lógico vs hemisferio hippie

Vamos por partes. ¿Hay dos hemisferios cerebrales? Sí. ¿Hacen cosas diferentes? Sí. Por ejemplo, los músculos de nuestro lado izquierdo son controlados por el hemisferio derecho, y viceversa. Por otra parte, en general el hemisferio izquierdo está más especializado en el lenguaje, mientras que el derecho se concentra en la atención y en cuestiones visuales relacionadas, por ejemplo, con procesos de orientación espacial y el reconocimiento de caras. ¿Esto quiere decir que, si tengo una personalidad lógica y escéptica y escribo notas de ciencia, uso más mi hemisferio izquierdo; pero si soy un loco lindo que ama las caminatas por la playa y pintar subjetivos amaneceres, soy hemisferio derecho en el horóscopo chino? No, y quedó demostrado en un estudio que se hizo hace poco en donde midieron actividad cerebral de más de mil personas y vieron que no existía en ningún caso una dominancia de un hemisferio sobre el otro. O sea que sí, nuestro cerebro nos hace diferentes a cada uno, pero los fundamentos neurológicos de nuestra personalidad son recontra complejos y no tienen que ver con una actividad diferencial entre los hemisferios.

5. Independientemente

Con esta se me van a venir todos los filósofos al humo. La mente es uno de los temas más complejos de la historia de la humanidad, de esos que, técnicamente y casi por definición, la ciencia no puede atacar, básicamente porque pertenece en gran medida al campo de la metafísica. El problema se vuelve entonces bastante frustrante, porque a ningún científico le gusta no poder encontrar la manera de responder algo. La realidad es que la ciencia no tiene todas las respuestas, entonces llegás a un punto en donde tenés que elegir entre seguir rompiéndote la cabeza hasta poder resolverlo algún día, o Dios. En particular, el dilema mente-cerebro es uno de esos asuntos de los cuales podemos hablar milenios y posiblemente no lleguemos a terminar de resolverlo, pero nos encanta creer que estamos cada vez más cerca. Sabemos, por ejemplo, que la mente no es una entidad mágica extracorporal. La mente forma parte de nuestro cuerpo. Nuestras emociones y sentimientos tienen bases neurofisiológicas que la ciencia permanentemente intenta descifrar y que construyen de alguna manera eso que llamamos mente. Sea lo que sea, está ahí; surge de procesos complejísimos que ocurren en nuestro cerebro y que todavía estamos tratando de entender. Quizás algún día lleguemos a conocer tan a fondo la dimensión algorítmica en la que funciona nuestro cerebro (en definitiva, nuestra mente) que podamos mudarnos a otros soportes o formatos. Suena a locura, pero no perdamos la esperanza. Transgredir el soporte nos permitiría ser eternos e inabarcables y, lo más importante, que una versión Siri de Scarlett  nos dé, aunque sea, un poco de pelota.

 

https://www.youtube.com/watch?v=5NubJ2ThK_U
http://www.wired.com/2014/07/everything-you-need-to-know-about-the-10-brain-myth-explained-in-60-seconds/
http://www.theguardian.com/science/head-quarters/2014/oct/17/brain-baloney-neuro-myths-teaching-education-classroom
http://www.howstuffworks.com/life/inside-the-mind/human-brain/10-brain-myths.htm
http://science.howstuffworks.com/life/inside-the-mind/human-brain/ten-percent-of-brain.htm
http://www.cell.com/abstract/S0092-8674(14)00137-8
http://neurosciencenews.com/neuroimaging-left-right-brain-personality-trait-370/
http://www.livescience.com/39373-left-brain-right-brain-myth.html
http://scienceblogs.com/developingintelligence/2007/03/27/why-the-brain-is-not-like-a-co/




Hay 71 comentarios

Añadir más
  1. alesita

    o sea que feinmann, el innombrable E.B. y hollywood me mintieron?
    ya no se puede creer en nadie.

    me voy, ahora incrédula-mente.

    • Brian OZ

      El cuento de Isaac es una majestuosidad literaria. Los va a dejar pensando un rato largo y es muy probable que nunca lo olviden. Cuento corto, conciso y vertiginoso. El día que podamos transgredir nuestros limites fisiológicos nos vamos a ir a la mismísima…. eeeh… va a estar buenísimo! Por último, pensar que solo usamos el 10% de nuestro cerebro es como escupir deliberadamente la cara de la madre naturaleza, que tras millones de años (con su método evolutivo) hizo lo que somos hoy, y ni hablar del método de la economía de recursos que utiliza el Universo. Nada esta al pedo (por mas que abunde), ahora que no lo entendamos (aún) es otra cosa.

      • windows 98

        enganché una cadena de sucesos que empezó (?) en una red social virtual, con una publicación de un “contacto”, que nunca ví físicamente, si no que nuestras identidades web interactúan desde una vez que concidimos en un tema, pero no se mucho más sobre el resto de sus ideas, así como tampoco sé precisamente dónde vive su cuerpo físico. pero compartió una imagen jpg, con bits de información que venían de la versión que “el gato y la caja” despliega en esa red social. información que me simpatizaba, despabilante sobre las ideas de seres imaginarios superpoderosos. y al pasar por esa sucursal de ésta página, veo que simpatizaba a su vez una persona que conozco del plano físico, y que no tiene conexión aparente con la persona por la cual me anoticié, eso suele generar que un lugar de internet llame la atención. vine a esta versión .com y abrí un par de pestañas al azar (que no era tan azaroso), anduve por varios artículos enlazados desde el texto mismo (algo impensable cuando se empezaron a imprimir libros, no?) y de una manera o de alguna otra terminé acá, leyendo esta nota y por inercia los comentarios, y por reflejo el cuento sobre la última pregunta, y el balance que hace el que lo publicó en ese blog, y los comentarios que lo sucedían (descargué otro libro de asimov que sonaba por ahí, y que alguna vez se habrá editado en papel), y de pasada, ya yéndome, cruzé por aca, y también leí los comentarios que seguían al de quién había enlazado el cuento.

        y no quise dejar de comentar, para sentirme dentro de la trama todavía más.

        hay grositud por estos pagos virtuales. felicito a tod@s l@s que aportaron caracteres a esta sucesión de texto y texto.

        ¿y la entropía? cuándo el sol se esté apagando (palpablemente para nosotros) hablamos.. puede ser la teoría más aproximada a lo certero que haya escuchado, y curioso el codeo con las teorías orientales, pero hasta que no las esté viendo suceder no dejan de ser teorías. me imagino que ahí cuando lo estás viviendo es cuando se juntan “los datos suficientes”, teorizándolo antes de tiempo capaz te atás un poco al dogma, porque tenés que hacer pie en un hecho no comprobado -el futuro-, pero a la vez ir tirando puntas te puede allanar el terreno.
        si acertás, hasta podés calificar como visionario, y si le errás, bueno, pueden pensar que sos un drogadicto.

      • Félix

        ¿Todavía creés que la naturaleza tiene un método? Y a eso le llamás “método evolutivo? Según los mismos evolucionistas, la naturaleza no existía. ¿De dónde surgió? La respuesta es simple: fue creada por el nuevo dios que surgió a mediados del anterior milenio: la evolución, una teoría absurda creada a su vez por la mente del hombre, una mente tan limitada que se ha pasado buscando a Dios desde el principio, sin advertir que, como dice Dan Brown a través de un personaje de su obra “El Símbolo perdido” todos nosotros somos dioses que no hemos descubierto nuestra verdadera naturaleza porque no sabemos usar la mente. Nuestra mente es el centro del universo. Aprendamos a utilizarla bien o estaremos perdidos. Al fin y al cabo la evolución no es más que otro acto de fe, un acto de fe que ni siquiera se basa en una revelación, sino en las circunstancias de su época. La idea de la evolución creadora que es un invento de la mente para dar cuenta de una historia general del ser vivo cuyo mecanismo no puede explicarse, sirvió para justificar plenamente los sacrificios que en nombre del progreso exigía la naciente civilización industrial.
        Para terminar te dejo esta hermosa frase de los antiguos: “los dioses nos brindan la oportunidad…” Interpretarlo corre por cuenta de quien tenga la mente muy abierta.

  2. Martin

    Yo creo el “usamos” puede referirse al hecho de que lo controlamos conscientemente… Es decir, solo somos capaces de controlar el 10% de nuestro cerebro. Si pudiéramos controlar mas podríamos controlar el metabolismo, la regeneración celular, y hasta incluso decidir cuando late nuestro corazón.. Pero bueno, mas allá de eso.. Scarlett se puede aprovechar todo lo que quiera de mi… xD

    • Nora

      Hace un par de post quise opinar, y me desganó encontrar algún comentario agresivo al pedo total… Ahora un poco más experimentada y sabiendo que no debe envanecerse con los halagos ni deprimirse con las malas ondas, me animo a decir:
      Te agradezco acercar a un ama de casa cincuentona, una visión fresca, científica y fundamentada de tu visión hermosa de la ciencia y la vida. Muchas gracias. Te tengo agarrado y te sigo!

  3. Carlota

    Excelente nota con una prosa mejor aun.
    Espero no pasarme de “literal” al pedir si de casualidad se puede llegar a mencionar a la encefalopatía espongiforme (bovina sí, pero contagiable a humanos) en el punto uno.
    De puro hinchapelotas, por supuesto. <3

  4. Mariano

    Creo que sé por donde viene la mano del 5to mito y aunque no leí ninguno de esos libros de “neuroautoayuda” que salen ahora, me parece que muchos científicos de la biología malinterpretan cuando se habla del problema mente-cerebro. Cuando se habla de mente no significa que seas discípulo de Descartes, sino se refiere a las funciones cognitivas que no tienen nada de espiritual ni mágico sino natural. No es tu caso porque el artículo claramente dice que por mente entendés el resultado de procesos neurofisiológicos, etc., pero comento esto porque en twitter he visto que biólogos critican la noción de “mente” y estando en el 2014 resulta bastante obvio que no tenemos un fantasma encerrado en nuestro cuerpo, entonces si se discute de epistemología hay que discutirle a la ciencia, no a la religión o la filosofía (menciono la Iglesia porque es el único lugar donde el dualismo cartesiano encontró fuerza para sobrevivir).

    • Facundo Alvarez Heduan

      Exacto. Lo que quise decir, como bien aclarás, es que la mente no es una entidad fantasma, sino una propiedad emergente surgida a partir del complejísimo funcionamiento de nuestro sistema nervioso. Parece por momentos una obviedad, pero es importante por ejemplo para descartar el concepto de alma y demás. Para entender que cuando muere tu cerebro tu mente deja de existir y, por ende, vos. Por ahora no hay ninguna razón para pensar que eso no sea así. En ese sentido me parece importante la aclaración. La mente se construye a partir del funcionamiento del cerebro y, por lo tanto y por ahora, sin cerebro funcional no hay posibilidad de mente. Pero no podemos descartar que no vaya a existir en algún momento otro tipo de soporte con esta capacidad.

  5. María T.

    Me encantó eso de que no hay dominancia de los hemisferios, ya estaba resignada a ser una “derecha” incurable. Gracias por la nota aclaratoria y por tu estilo de escribir tan gozoso y disfrutable.

  6. Ana

    Excelente nota, me quedo mas tranquila leyendo los comentarios que no soy la única nerda hicha pelotas que pensó en las encefalopatias espongiformes en el punto uno.

  7. Ana

    Buenísimo como siempre!! Tu forma de escribir es fantástica: muy amena y clara.
    Hermosa la ilustración.
    Gracias!! Sigan publicando, adelante

  8. estebaneitor

    si un hemiferio cerebral no es mas desarollado que el otro ,porque tenemos mayor capacidad en una mano que en la otra considerando que escribir ,dibujar son procesos complejos??? a que se le ajudica nuestra dereches o zurdes ??

    • Rocio

      Para aclarar tu duda te recomiendo el libro “100% cerebro”, de Pedro Bekinschtein. Justamente habla de ese tema en uno de los capítulos. Y de muchos otros temas, muy interesantes. Si intento recordar lo que lei y explicarlo voy a meter la pata, así que prefiero recomendar el libro!

  9. juan pablo

    ojalá hubiese sido cierto lo del 10% del poder cerebral, ahora no tengo ninguna excusa para ser tan nabo…pero bueno, gracias

  10. Aldana

    Una vez le pregunté a mi seño de 3° (tomando todo lo que me decía como la verdad absoluta) por qué soy zurda. Me respondió que tengo el cerebro al revés.

  11. zach

    bueno, yo soy uno de los filósofos que se te va a “venir al humo” por el punto 5. empezás bien con, “La mente es uno de los temas más complejos de la historia de la humanidad, de esos que, técnicamente y casi por definición, la ciencia no puede atacar, básicamente porque pertenece en gran medida al campo de la metafísica.” ¿entonces por qué lo cagás después pretendiendo hacer afirmaciones que sabés que la ciencia no puede apoyar? por ejemplo, “La mente forma parte de nuestro cuerpo.” ¿qué quiere decir eso? yo soy ayudante de cátedra de anatomía, pero todavía no encontré en ningún libro de anatomía una estructura que se llama “mente”. en la próxima oración, decís algo totalmente distinto, “Nuestras emociones y sentimientos tienen bases neurofisiológicas que la ciencia permanentemente intenta descifrar y que construyen de alguna manera eso que llamamos mente.” ¿entonces la mente es parte del cuerpo o es algo que los procesos neurofisiológicos del cuerpo construyen? las dos cosas no son lo mismo. después, en este artículo que creo que pretende ser científico, metés una linda distracción al estilo osho, “la dimensión algorítmica en la que funciona nuestro cerebro”. ¿qué quiere decir esto? ¿que es la dimensión algorítmica? ¿y qué tiene que ver un algoritmo o una dimensión algorítmica con la mente? (ni hablar de que acá con el parentético volvés a pisar el palo con decir que cerebro y mente son una sola cosa) a todo esto, hablás siempre de la mente como un “algo” sin tocar la pregunta de qué clase de cosa es. ¿qué se entiende por “mudarnos a otros soportes o formatos”? ¿qué es ese nosotros que se muda? quererlo o no, estás reconociendo cierta diferencia entre cerebro y mente, porque sin reconocer esa diferencia, no tiene sentido hablar de mudarnos a otro soporte o formato que no sea el cerebro.

    me parece que andás bien fuera de tu profundidad en cuanto a la filosofía de esta cuestión, y como reconocés en el principio, es una cuestión netamente filosófica, de la metafísica. si tenés ganas de acercarte más al tema, te recomienda leas a david chalmers y john searles, por lo menos son los dos autores con cuales más coincido en su tratado del tema, obviamente hay muchísimos más. y si no tenés ganas de acercarte más al tema, dejalo fuera de tus notas. de todos modos, te felicito por una nota que salvo ese último punto está muy bueno, y por un sitio que siempre informa y educa. saludos.

    • Facundo Alvarez Heduan

      Por suerte estoy familiarizado con la soberbia de algunos filósofos, a veces estéril y circular. Claro que también conozco a otros, mucho más copados y constructivos.

      Es interesante cómo generás un debate casi con vos mismo y no conmigo, aferrándote a cosas que creo no haber dicho. Por supuesto que no vas a encontrar en el cerebro una estructura que se llame ‘mente’. Jamás dije que la mente era simplemente una estructura física y, para no repetir, te pido que leas la respuesta a Mariano más arriba. Claro que es un tema super complejo, no resuelto y sobre el cual creo no haber incursionado en todas las contradicciones que intentás forzar.
      Por supuesto que, como cualquiera, puedo pifiarle en algo, y es importante en ese caso saber reconocerlo y corregirlo. Pero, por otro lado, siento que tu crítica no ataca tanto algo que realmente haya dicho, sino que quizás parta de la celosa tiranía que se suelen ejercer algunos sobre ciertas materias. Está claro que existen limites para la ciencia pero, lejos de querer apropiarme de un área del conocimiento, creo que es interesante el intercambio de ideas en torno a esa frontera.

      Apreciamos que nos enseñes de manera tan determinante donde andamos bien y donde andamos mal. Es muy importante para nosotros tu aprobación.

      Ahora, fuera de toda ironía, agradezco la felicitación y el dato de los autores. Voy a tratar de conseguirlos. Saludos.

      • zach

        es interesante que cuestiones mi tono, intenciones y manera de elaborar mis argumentos, pero que no respondas a los argumentos. es interesante que me acusás (2 veces!) de atacar cosas que no hayas dicho, cuando te cito textualmente y en abundancia en todo mi primer comentario.

        hablás de la importancia de reconocer los errores, pero no sos capaz de decir, “sí, escribí textualmente ‘La mente forma parte de nuestro cuerpo.’ cuando lo que quería decir es que la mente es algo causado por el cuerpo, no una parte del mismo.” si no te parece importante atender a esa clase de diferencia (parte de vs. resultado de), te diría que la metafísica no es para vos.

        lo que vos identificás como “celosa tiranía” es el cansancio de una persona que ha dedicado años a estudiar un tema, al ver que se pone de moda que personas sin formación en la cuestión vienen a opinar y muchas veces a declarar que sus opiniones son hechos, a burlarse de otras posiciones. no estoy diciendo que un científico no puede comentar sobre esta cuestión. sí, me parece fuera de lugar tratar esta cuestión como un “mito” a cual derrumbar, cuando es un debate muy abierto y actual. ¿te imaginás un filósofo escribiendo un artículo popular que ataca el “mito” de la teoría de cuerdas? puede que la teoría de cuerdas sea totalmente equivocado, tengo entendido que muchos físicos piensan que lo es, pero sería deshonesto presentarlo como un mito. el punto 5 de esta nota no es comparable con los puntos 1-4, y me parece que incluirlo en este artículo implica que lo sea, que exista un error generalizado (un mito) y que vos vengas a darnos la posta.

        • Facundo Alvarez Heduan

          Me parece que, más allá de la posible e inintencional contradicción, ya quedó claro en los comentarios y en el resto del párrafo lo que quise decir, y estás embarcado en un pateleo caprichoso cuyo origen desconozco, dudo que sea esta nota, y espero puedas resolver algún día.
          En ningún momento digo que la mente sea parte física del cuerpo, sino más bien una parte funcional, causada por el mismo. Entiendo que la frase que usé pueda ser desafortunada en ese sentido, pido disculpas; pero, ante la duda, creo que queda claro en el resto del párrafo y en los comentarios.

          Por otro lado, me parece genial que nos vigilen y nos digan si le pifiamos o si algo no quedó claro, es muy necesario y lo apreciamos un montón. Ojalá sigas leyéndonos y haciéndolo porque, de nuevo, me parece super interesante el intercambio interdisiplinario. Ahora, noto una ineviteble y autoritaria tendencia en vos a señalar lo que está bien y lo que está mal, lo que podemos hacer y lo que no. En este sentido digo, con todo respeto -y ahora literalmente y para que no gastes más energías en hacerlo-, tu aprobación particular nos tiene sin cuidado.

          Si hubieras leído la nota despojado de ese manto de cólera que traías, habrías comprendido que, más allá de la posible y puntual contradicción que ya intenté retractar, lo que me impulsó a escribir el punto 5 fue exactamente lo que tanto te indigna. En particular, un autor obvio que suele ofrecer conversaciones entre mente y cerebro. Me parece peligroso ese ejercicio porque invita al público no familiarizado con el tema a pensar que la mente es una entidad mágica extracorporal, quedando a dos baldosas del alma. Creo que vamos a coincidir en ese punto e incluso en el resto, salvando la frase que ya intenté aclarar. Tus críticas serían mucho más constructivas sin fueran menos viscerales e imperativas.

          • zach

            mi aprobación no te importará, pero igual gastaré unos segundos para dejar saber que este intercambio me ha desilusionado bastante, ya que antes tenía mejor impresión del gato y la caja. ¿por qué insistís tanto en hablar sobre mi personalidad, mis emociones, mis intenciones? ¿acaso sos psicólogo a distancia? obviamente tenés un buen vocabulario, pero no creo que desarrollar tu estilo literario sea una excusa para inventar, y eso es lo que hacés cuando hablás, por ejemplo, del “manto de cólera” que traigo. como mucho es un pañuelo de molestia.

            en lo que se trata de la sustancia de la discusión, sigo creyendo que lo que escribís demuestra confusiones de concepto o expresión. ¿qué quiere decir que la mente sea una parte funcional del cuerpo, causado por el mismo? ¿y ya que dejás en claro que la mente no es una cosa física, qué tipo de cosa es? pensá bien en los conceptos de parte, función, y causa, y fijate vos si realmente estás elucidando algo importante sobre la naturaleza de la relación cuerpo-mente.

            y ya que cada uno está dando consejos al otro de como redactar sus argumentos, te aconsejo que abandones las palabras “claro” y “obvio” en tus explicaciones. si hace falta escribirlo, probablemente sea porque no está claro y obvio.

        • Facundo Alvarez Heduan

          Te respondo este porque, por alguna razón, no me deja responderte el último.

          Lo que realmente nos importan son las críticas. Lamento que mi rechazo y desestimación a tus ordenes autoritarias sobre lo que podemos o no podemos hacer te desilusione.
          Por otro lado, me estás pidiendo que no haga afirmaciones sobre la mente que no se pueden hacer, pidiéndome que haga afirmaciones sobre lamente que no estoy seguro de que se puedan hacer (con respecto a tu insistencia en que yo diga en forma incuestionable qué cosa es la mente, definición con la que en ningún momento me metí, que de hecho me excede y que te pido que, si tenés la respuesta tan clara, nos la compartas. Porque si no voy a tener que pensar que no querés traer luz al tema, sino simplemente oponerte y mostrar tu enojo que, de nuevo, no parece surgir simplemente de algo que yo haya escrito en esta nota y que, por ende, no hay mucho que yo pueda hacer).

          Claramente, es un tema complejísimo y super interesante. Ya que estuviste tantos años estudiándolo, te invito a que escribas una nota (en lo posible usando un tono acorde página) que cuente o explique un poco más en detalle todo este asunto. Escribir no es fácil, y menos sobre este tema, pero creo que va a ser mucho más productivo y didáctico que esta discusión. Saludos.

          • Nahir

            Siento que postear este comentario ahora (a más de un año de la publicación de esta entrada y el “debate” suscitado) es lo más parecido a poner un mensaje en una botella y tirarlo al mar, pero de todas maneras acá va: ¿en qué sentido usan el término “metafísica”? ¿como “aquello que está más allá de la física”, como “ciencia de los primeros principios”, como ontología quizás…? No me termina de quedar claro. Gracias.

    • Enzo

      Estimado filósofo indignado:

      Todos vamos a estar de acuerdo en que la mente es algo que es causado por el cerebro. Como (casi todos) tenemos un cerebro y una mente, cuesta darse cuenta. Pero sabemos que la gente que “pierde el cerebro” (es decir, sufre danios a gran escala o en ciertas regiones especificas que controlan el “arousal”), “pierde entonces la mente”.

      Me parece claro que cuando Facu dice que la mente forma parte del cerebro se refiere a que la mente ES CAUSADA por el cerebro. De hecho, en la siguiente oración lo dice explícitamente “Sea lo que sea, está ahí; surge de procesos complejísimos que ocurren en nuestro cerebro”. O sea, la mente es causada por el cerebro. Como la mente es un emergente del cerebro, es algo ingenuo pensar que va a haber una parte del cerebro llamada “mente”. Pero eso no quita que la mente esté causada por el cerebro.

      A pesar de afirmar que la mente es causada por el cerebro, Facu afirma que la mente NO es el cerebro. Sino, sería imposible siquiera concebir que pudiese funcionar con un soporte distinto al del cerebro, por ejemplo, una computadora. Me parece perfectamente consistente lo que escribó Facu y no entiendo bien las causas de tu fastidio. Solamente estoy en desacuerdo en usar la palabra “algoritmo” para describir a los procesos cerebrales que generan la mente porque todo indica que no se trata de algoritmos en el sentido tradicional del termino. Pero me parece que acá fue una licencia poética para evitar decir, justamente, “los procesos cerebrales que generan la mente”.

      Ya que nombraste a Searle: Facu está diciendo (en castellano) que la mente puede ser reducida causalmente al cerebro (“surge del cerebro”) pero no puede ser reducida ontológicamente al cerebro (“no es el cerebro”, por lo tanto, podría ser causada por otros soportes físicos). Que es, justamente, la posición de Searle. Por eso no entiendo por qué el fastidio con lo que escribió Facu para después mandarlo a leer a Searle… cuando lo que dijo está perfectamente alineado con la posición de Searle (no hay que haberse mandado ninguna burrada para leer a Searle, además, es perfectamente recomendable en cualquier situación).

      saludillos

      • Facundo Alvarez Heduan

        Mala mía con ‘algoritmos’. De todas formas, me interesaría saber un poco más en qué sentido no funciona como tales.

        • Enzo

          Bueno, la idea de algoritmo viene de la máquina de Turing que básicamente es un choclo de estados y el bicho sabe (deterministicamente) que hacer en cada estado y como ir de un estado a otro. Y así computa algo. Hoy por hoy pensamos en programitas de computadora.

          El cerebro computa con seniales analógicas y no digitales (aunque los potenciales de acción sean “binarios”, las ecuaciones para decidir si una neurona dispara o no y las variables asociadas -corrientes ionicas etc- son continuas o “analógicas”). Es un sistema ruidoso, tolerante a fallos, que cambia su conectividad todo el tiempo, etc. Es evidentemente no deterministico, como un programa de computadora. Tambien es masivamente paralelo y no serial, como la maquina de Turing, aunque poner varias maquins de Turing en paralelo (u hoy por hoy, cores en el micro de tu notebook) es posible.

          Estos son todos argumentos intuitivos. Hay cosas que tampoco se parecen en nada al algoritmo alla Turing y sin embargo son equivalentes, en el sentido de que pueden computar lo mismo que computa una maquina de Turing, y nada extra. Por ejemplo, el juego del a vida de Conway es “Turing completo” (sinonimo de lo que acabo de escribir). Para mas info sobre el juego de la vida de Conway miremos aca: http://es.wikipedia.org/wiki/Juego_de_la_vida. Basicamente es una serie de reglas que te lleva de un lugar a otro en una grilla y da lugar a unos patrones divertidos, la gracia es que poniendo incialmente en la grilla computaciones podes imitar a una “maquina universal de Turing” que basicamente es una entidad matematica ideal que define el espacio de las funciones computables. O sea, las cosas que se pueden computar. Entonces, juego de la vida == maquina de Turing, aunque no tengan nada que ver (en principio).

          Podria ser que el cerebro fuese “Turing completo” aunque a priori no parezca tener mucho que ver con una maquina de Turing clasica o con nuestra computadora. Obviamente no puede computar MENOS que una maquina de Turing (al fin y al cabo, el cerebro de Turing INVENTÓ la maquina de Turing, asi que podria computar al menos lo mismo). Pero si pueden computar MAS que una maquina de Turing, entonces nunca lo vas a poder simular con una maquina de Turing. Obviamente no sabemos si puede computar MAS que una maquina de Turing, solo sabemos que parece, a priori, distinto en su naturaleza. El juego de la vida de Conway parecia muy distinto pero tambien tenia muchos elementos en comun (digital, determinista…) que el cerebro no tiene, por eso la analogia llega hasta un punto y ya.

          • Esteban

            En realidad, el concepto de Algoritmo es anterior a la máquina de Turing, de hecho, la primera mención es del año 825 AC, y representa una serie ordenada de pasos para resolver un problema. Después vino Babbage, y Ada,y…

            Sí, como Enzo apunta, es muy posible que el cerebro humano ni por casualidad se parezca a lo que hoy corre la mayor parte de nuestros algoritmos, una computadora, basada en un modelo de la maquina de Turing que tiene limitaciones por diseño, que , de nuevo, Enzo apunta perfectamente (algo así como pasa con los motores de autos: El Ciclo de Carnot, el motor teóricamente perfecto, tiene un rendimiento del 30%. Ningún motor real va a andar mejor).

            Ahora, sí hay procesos que podrían modelar un modelo mental en forma más precisa (como las cadenas de Markov ocultas, por ejemplo, en los que el pase de un estado a otro es probabilista, incognoscible para el observador salvo por cambios visibles en otro estado, e incluso irreversible), pero…

            Pero Bekenstein.

            Hay conceptos en ciencias de la computación y física que nos hacen desesperar de poder modelar un cerebro humano.
            Aparte del obvio hecho que Enzo apunta de que nuestra herramienta más potente claramente NO ES tan compleja como el cerebro, hay un límite, aparentemente límite tipo cero absoluto, ese que sólo se rompe a nivel cuántico y después de mucha plata en laboratorios, sobre cuanta información podemos almacenar y recibir. Y la cosa NO se ve bien para el tema de emular gelatinas autoconscientes.

            Sin embargo, hay atajos. Como computadoras masivas paralelas en red, que permiten correr simulaciones en un espacio Problblemente Aproximadamente Correcto (cuando consiga tiempo en el kiosko de la vuelta, quiero tirarle a los redactores una nota sobre el tema), donde Probablemente, la respuesta sobre el cerebro, o lo que sea que simulemos, esté (mas o menos, Aproximadamente) bien (Correcto!)

            http://en.wikipedia.org/wiki/Algorithm#Word_origin
            http://en.wikipedia.org/wiki/Bekenstein_bound
            http://en.wikipedia.org/wiki/Probably_approximately_correct_learning

          • Facundo Alvarez Heduan

            Hermoso y enfermante todo.

            A nosotros no nos vengas con hiteriquismos, eh. Mandanos la nota y listo ;)

      • zach

        tu aclaración de la posición de facu es bastante coherente, pero lamentablemente, no es lo que escribió facu. para vos está claro que facu dice que la mente es causada por el cerebro, pero no es el cerebro. volvé a leer el punto 5. ¿eso es realmente lo que dice facu? ¿o es una interpretación generosa que hacés vos para volverlo coherente a lo que dice facu? lo decís vos mismo, “Me parece claro que cuando Facu dice que la mente forma parte del cerebro se refiere a que la mente ES CAUSADA por el cerebro.” ¿cómo puede ser claro que cuando una persona dice que una cosa es parte de otra cosa, lo que realmente quería decir es que es causada por esa cosa? te resulta claro porque ya tenés una posición al respecto y adaptás lo que escribe facu, lo que no está claro, para que “claramente” dice lo mismo que tu posición ya formada.

        respecto a searle, estoy totalmente de acuerdo, es buena lectura para cualquier persona que se interesa en el tema. no lo propongo como una refutación de la posición de facu, sino como un autor clave (y un texto particularmente clave, en el caso del enlace que puse arriba) para acercarse a estas cuestiones y quizás poder expresar su posición con claridad de verdad, no claridad para los entendidos que están dispuestos a perdonarle las contradicciones.

        • Alejandro

          Por favor, pongamos algo en claro porque me está matando: No hay mente. La mente es un recurso explicativo que -para mí- en un tiempo estará tan en desuso como el alma. Por lo tanto, decir que la mente está adentro del cuerpo y que al mismo tiempo está afuera es tan cierto como decir que los unicornios son rojos y azules.

          No entremos en la lógica circular de que al haber afirmado que la mente es un recurso explicativo ya la estoy definiendo y por lo tanto existe. Ya me robó descaradamente algún amigo filósofo con una discusión análoga. Aguante la metafísica. En función de esto nos vamos a empezar a dividir en ateos, agnósticos y creyentes de “La Mente”.

          • Esteban

            Existe un fenómeno emergente a las funciones del cerebro que la gente que la estudia con evidencias (como los neurocientíficos) llama arbitrariamente ‘mente’, a falta de un término mejor, por ahora.
            Claro que como la Inteligencia, no hay definiciones taxativas, ni claras acerca de cómo bonga funciona en su totalidad (por eso las disciplinas que estudian los Sistemas Complejos, como el ejemplo del juego de la vida) lo llaman ’emergente’: pasa, no sabemos bien como, ni porqué.
            Pero está ahí?
            Sí, podemos estudiar sus funciones (hay tests para medir algunas facetas de la inteligencia, sin que sepamos bien que es) y conocemos sus limitaciones (Aversión a la pérdida, Falacia de Autoridad como invocar la sagrada opinión de algún filósofo, y demases). Entonces está ahí.
            -Che, y cómo le llamamos?
            – Y, mirá, los antiguos le decían ‘mente’. A lo mejor está copado no cambiar el nombre de algo que ya se usa…dejémoslo igual.

            Pero eso no significa que la Mente sea lo que decían hace 2.000 años que era…

          • Alejandro

            Claro, estoy de acuerdo con la utilidad del concepto. El problema es que Zach se va a enojar con vos por haberle asignado una propiedad física a la mente cuando dijiste “Sí, está ahí” (¿dónde?), y esa es jústamente la parte esteril de la conversación. La mente no está, no es (a menos que le demos personería jurídica). Es como hablar del amor, del campo eléctrico, o cualquier otro sustantivo abstracto.

          • Esteban

            El enojo de los filósofos me hace acordar al aborrecimiento de los creacionistas ante la evidencia de que su sistema de creencias es inexacto en cuanto a describir la realidad.
            O la de los psicólogos que se indignan cuando uno les señala que ignoran la estructura fisiológica del cerebro, y que la evidencia reciente sugiere en forma bastante contundente que un cambio en la misma involucra un cambio de personalidad.

            Sí, la mente seguramente es más parecida a la internet en el sentido de que es un fenómeno percibido como unitario que carece de existencia en sí mismo fuera del accionar conjunto de las partes que lo componen.
            Sin embargo, si apago todos los servidores de internet del mundo, deja de haber internet, sin que haya estado en ninguno de ellos en particular.

            Che, el campo eléctrico existe, y está ahí. Agarra un cable pelado si no me creés ;)

          • Alejandro

            Jajaja! Lo que existe y es observable es la fuerza eléctrica, el campo sólo es un concepto auxiliar que hace fácilmente comprensible la relación de esa fuerza con respecto al espacio. Igual fue un ejemplo rebuscado. Saludos!

    • Enzo

      Si tomás anfetaminas u alguna otra droga como modafinil podés “enfocarlo más”. Ambas drogas bloquean la re-absorción de dopamina e incrementan la concentración de noradrenalina, ambas cosas te despiertan y te enfocan. Otras drogas mas “blandas” como la cafeina tienen efectos mas leves pero similares aunque actuan sobre otros neurotransmisores (por ejemplo adenosina). No te recomiendo alcaloides mas fuertes como cocaina porque te van a pasar de mambo y no te va a servir mucho para concentrarte.

      Algo para tener en cuenta es que “enfocar” mas el cerebro tuneando algunos neurotransmisores no necesariamente se va a transladar en una mejor productividad. Todas las drogas que puse mas arriba van a aumentar lo “alerta” que vas a estar, pero tambien te van a volver propenso a repetir estructuras de pensamiento una y otra vez de manera automatica y van a limitar el “insight” creativo que podes tener sobre distintos temas. Por ejemplo, cuando empezó la 2da guerra mundial ambos bandos se zarpaban llenando a sus soldados de anfetaminas y relacionados y eventualmente lo dejaron de hacer por lo que puse mas arriba (sobre todo con los pilotos de combate!).

      Si queres tener una vision nueva sobre un tema en vez de estar mas alerta y dedicarle mas tiempo (sin necesariamente mas ganancia) te recomiendo psicodelicos como el LSD o la psilocibina (o incluso el porro!).

  12. Canela

    Yo creía que usábamos el 25% del cerebro… no se si sentirme orgullosa de que domino todo mi cerebro o triste porque esto es todo ja

  13. Buffalo Bill

    Cuando se revele porfin todo este tema completo de como funciona un cerebro y entendamos realmente lo que es una mente, existe la posibilidad de crear un algoritmo similar a un cerebro que piense y pueda razonar, asi como una inteligencia artificial re zarpada como una persona, eso seria bueno para desmitificar el tema de los sentimientos, ya que me parece que es darle demaciada importancia a un organo como el corazon que solo mantiene irrigadas de oxigeno y nutrientes a nuestras celulas… en fin digo que si creacemos un “cerebro” o una mente sintetica podriamos llegar a descubrir que los sentimientos son mentales

  14. Eugenia

    OMA SOL LOS AMO, y lo escribo así porque soy ambidiestra y mi súper poder es la habilidad de escribir en espejo. Con notas así, me dan ganas de revolucionar la Psicología. Un beso desde Rosario

  15. Consciente | El Gato & La Caja

    […] En algún momento, Copérnico nos pateó del centro del sistema solar y Darwin del centro de la Creación pero, por suerte, nos quedaban lugares especiales en los que refugiarnos. Pedacitos de universo que conservaban esa calidad de misterio inexpugnable, siendo la zanahoria última encontrar una teoría que reconciliara dos conceptos que siempre nos encantó separar: el cuerpo y el esoquesomosnosotrosquenosgustapensarquenoessolamenteuncuerpo. Es justo ahí donde entra una actitud que hace que el neurocientífico sea uno de mis animales preferidos, con su urgencia de meterse en lugares en donde nadie lo llama y convertir algo misterioso y mágico en algo explicable en términos de la fisiología de su baboso objeto de afecto: el nada mágico, nada cósmico, nada chamánico y nada panderético cerebro. […]

  16. Rocio

    Genial la nota chicos! Es impresionante cómo cierta información errónea se expande como una epidemia e infecta miles de personas. Justamente el año que viene arranco (si sale la beca, crucemos los dedos) mi doctorado y voy a trabajar con la neurogénesis en organismos adultos. Es un tema fascinante, más que nada porque derriba mitos. Espero en unos años poder aportar algo. Saludos!

  17. Literalmente paleo | El Gato y La Caja

    […] Pintó la esquizofrenia climática y se alternaron períodos de humedad y calor con sequedad y frío muchas veces. Los pobres Parántropos no entendían qué pasaba con los cambios de vegetación (en términos de varios centenares de miles de años), la ultraespecialización a un tipo de entorno les jugó en contra y nos vimos en Disney, amigo. Te extinguiste.  La enorme variación de los ambientes aplicó tremendo filtro sobre los Homo habilis que no se hacían mucho drama por lo que había para comer, porque su supervivencia pasaba por ser versátiles y poder aprovechar cualquier recurso disponible en cada momento, lo que requería también de una mayor inteligencia y un cerebro goloso y exigente con los nutrientes. Pero lo más flashero fue hace unos 2 millones de años, cuando no sólo había una bocha de especies de homínidos en la vieja África que posiblemente interactuaban genitalmente entre sí, sino que también pintaron las primeras excursiones hacia Eurasia, lo que significó nuevos entornos y nuevos desafíos para el órgano gelatinoso. […]

  18. Atmaroop Singh

    Nuestra sociedad es otro tipo de red neuronal con diferente escala, pero está en pañales, la tecnología abrió otro espacio en la comunicación, una idea que constantemente sacude y acosa mis pensamientos ingnorantes, ya que no puedo evitar pensar que estamos situados en un ahora con dirección a un consciente colectivo.

    A todos ustedes, muchas gracias por expresarse, amé los comentarios de todos, gracias por cada carácter tipeado en representación de su conciente individual.

    • Facundo Alvarez Heduan

      Hace un tiempo hubiera pensado que lo que mencionás es una magufeada posmoderna. Pero cuando uno se lo pone a estudiar y a analizar en serio, no es tan descabellado lo que planteás y a mí también me vuela la cabeza de sólo pensarlo. La pregunta es si ya está pasando y no somos conscientes, si no vamos a ser conscientes cuando pase o si nunca va a pasar algo así. ¿Es análogo a pensar el grado de no conciencia sobre todo nuestro cuerpo que tiene cada una de nuestras neuronas? Yo creo que no es tan así cuando pensamos en cada una de nuestras conciencias y el ‘consciente colectivo’, si existe tal cosa. Pero hay algo interesante en nuestra capacidad de seguir aumentando el ancho de banda de cada conciencia, la capacidad de transmitir y almacenar información. Si eso lleva a un consciente colectivo no lo sé, y mucho menos si podemos ser conscientes de ese consciente ‘superior’. Ni siquiera sé cuál es la pregunta correcta para saberlo, lo cual lo hace todavía más interesante y hermosamente angustiante.

  19. CHOFI

    Acabo de leer esto para compartirlo con un grupo que incluye una psicóloga, un economista, una licenciada en letras y un animador 3D y yo, licenciada en genética.
    Esto derivó en mucha charla que llegó a una discusión sobre cuanto de nuestra personalidad está determinada por los genes, yo, la que más sabe del grupo sobre genes no tengo una respuesta fundada pero me da la impresión que el ambiente debe ser más del 90% de la respuesta. Pero el economista sostiene que la mayoría son los genes pero que es políticamente incorrecto decirlo porque ahí le damos un fundamento al racismo.
    La verdad que estudiar me cuesta bocha, por lo que amo que ustedes me la hagan fácil en sus notas (gracias miles!!!). Me voy a poner a buscar a ver qué hay sobre el tema, peeeero ustedes tienen alguna data al respecto para hacérmela inicialmente más fácil??
    Graciasssss!!!!
    Y los voy a mandar a los chicos a leerlos más.


Publicar un nuevo comentario