Carrito
El carrito está vacío.
Magia_veneno

IMG:  Juama  

Magia Veneno

TXT:

Existe una diferencia fundamental entre ser un pelotudo y ser un irresponsable. Ser un pelotudo privado, acotado, contenido, es sano; pero cuando tenés acceso a un medio de comunicación, tenés que empezar a preguntarte cómo afecta a otros lo que decís, porque nivelar pseudociencia con ciencia es peligroso.

Hace media hora leí una nota de la revista OhlaLá que la está rompiendo en Tuiter. Una nota impecable donde se opina a favor y en contra de la vacunación infantil, donde se esgrimen argumentos científicos a favor de la misma y, en respuesta y a la misma altura, la opinión calificada de un experto Médico Homeópata.

Experto. Médico. Homeópata.

Experto.

Médico.

Homeópata.

Nunca pensé que iba a decir esto, pero hay algo mucho más peligroso que basar una decisión en una tradición religiosa, y es basar una decisión en una pseudociencia. Y la homeopatía es eso, una pseudociencia. Porque cuando jerarquizás una disciplina basada en que diluciones infinitas de determinados compuestos van a ser efectivas como tratamiento ya que el agua tiene memoria (sic) y vos venís y todo flojo de papeles (de papeles posta, de datos, de ciencia) la usás como contraargumento a la práctica científica que es la vacunación -que ha salvado y salva millones de vidas y prevenido un sinfín de enfermedades- , estás siendo irresponsable. Si antes de publicar buscás una fuente, encontrás muy rápido estudios enormes que muestran un metaanálisis (o sea, básicamente, un rejunte de muchísimos trabajos individuales) que comprueban que los resultados de las terapias homeopáticas son solamente efectos placebo disfrazados de ciencia. Lo googleé. Está el paper abierto. Fueron 2 minutos.

Claro que nadie encararía una discusión entre una postura científica y ‘me lo dijo la bruja y a mí me hace bien’. Bueno. Nadie, no.

Parece que checkear la información no está de moda.

Una vacuna es, mal y pronto, cualquier preparado que se le administra a un cuerpo para que éste desarrolle una respuesta afilada y certera ante un segundo enfrentamiento con el patógeno. Es la foto en la pared del western que te dice ‘Buscado’, y vos medio que ya sabés de quién cuidarte. Esa primer interacción entre el patógeno inactivado, un primo no patogénico o alguna de las moléculas que lo componen, no ‘cansa’ al cuerpo, sino que lo entrena. Lo entrena para reconocer temprano, fácil y contundentemente una infección. Lo sacude, lo incomoda, lo desafía, como cualquier entrenamiento que valga la pena, y lo convierte en algo más fuerte.

Por otro lado, tenemos un movimiento anti vacunación que se sostiene de argumentos religiosos o personales. No científicos. Ni uno. Su principal evidencia es que ‘las vacunas contribuyen al desarrollo de autismo en niños’. Casos registrados: cero.

El movimiento antivacunación se basa en que se los dijo la bruja, y no estoy diciendo que esté mal ir a una bruja. Estoy diciendo que decidir sobre la salud de tus hijos basado en la pokeevolución pseudocientífica del agua bendita no solo es imbécil, sino francamente irresponsable.

Desde la invención de las vacunas, la viruela -que llegó a afectar a uno de cada siete chicos en Europa- hoy está erradicada. Las vacunas casi eliminan hoy la polio y bajaron un 99% la incidencia de meningitis bacteriana en infantes.  Las vacunas hacen algo mejor que curar, y es evitar que te enfermes. Las vacunas salvan vidas que ignoramos. La del que nunca se enfermó. La del que no llegó a levantar fiebre. La de tu pibe, comiendo arena con las dos manos, porque tiene un cuerpo fuerte, protegido.

Rubella-us-1966-93-cdc

Desde que se inició el movimiento antivacunación se han registrado casos emblemáticos de estallidos de enfermedades que se entendían casi erradicadas: Dublin, año 2000, el sarampión mata 3 chicos e interna más de 100 personas después de que una discusión sobre la efectividad de la vacuna bajara la tasa de vacunación a menos del 60%.

Nigeria, año 2001, un presidente decide que hay un complot occidental y que hay que dejar de vacunar contra la polio. Para el 2006, Nigeria pasa a tener el 50% de los casos de polio en el mundo.

El año pasado, en Estados Unidos se registran brotes de sarampión, 64% de los 159 casos registrados en todo el país responden solamente a 3 grupos humanos cerrados, íntimos, religiosos y fundamentalistas anti vacunación.

Escribimos jugando, empujando, riéndonos. Maravillados de la ciencia, de romper, de aprender de entender, pero hay días que no son graciosos.

Hoy alguien estableció que vacunar o no a tu hijo era una cuestión de opinión, y que escuchar la calificada voz del homeópata podía ayudarte a tomar una decisión.

Hoy no nos reimos. No vacunar a tu pibe basado en lo que te dijo la bruja no es gracioso.

Ilustración:  Juama