100.-Pito

La dimensión desconocida

Es difícil escribir sobre ciertos temas, principalmente sobre aquellos que caen en el terreno de lo tabú o de lo banal. El pito cae en ambos, y como todos llevamos dentro un eterno adolescente, es difícil no ponerse en modo Beavis and Butt-Head con ‘el pito cae’. Jeje, jejeje, je. Pero no. Vamos a atacar la cuestión desde la seriedad que merece, tratando de hacer un análisis sobrio sobre diversos aspectos y mitos acerca del órgano genital masculino, un asunto que suele estar en boca de todos.

Podríamos pensar que la ciencia no tiene nada que decir respecto de un tema tan trillado y goma. Aún así, mujeres y hombres caen una y otra vez en discusiones sobre si el tamaño importa, si la regla de la L, si correlaciona con el tamaño del pie o de la mano, si chiquita pero juguetona, etc, etc. Pero la ciencia, además de ayudar a pensar de dónde venimos y hacia dónde vamos y llenarnos el botiquín de soluciones para casi todo, también puede encargarse de este tipo de cuestiones. A fin de cuentas, fueron el sexo y sus herramientas los que nos trajeron hasta acá, así que, técnicamente, una charla sobre el Big Bang no es mucho más existencialista que una charla sobre pitos.

Evidentemente, el tamaño importa, o por lo menos nos importa, porque es un tema bastante instalado en el imaginario colectivo. Y en el colectivo también, que no somos sordos nosotros, eh. Pero, ¿tiene sentido que nos importe? ¿Afecta el tamaño del susodicho la atracción y el desempeño sexual o la capacidad fértil de su dueño? Ahora vemos. Antes, voy a necesitar la participación del lector. Vamos a hacer un experimento y es muy importante su colaboración antes de seguir. Primero, es necesario que anoten qué tamaño piensan que tiene su miembro (para los chicos, claro), tanto en su estado flácido como erecto. Una vez obtenidos esos valores, pasamos a las mediciones. Se va a poner un poco raro, sí, pero todo sea por la ciencia. Los materiales y métodos a continuación fueron extraídos del trabajo que vamos a abordar dentro de unos renglones.

Si el lector es masculino, tenga a bien tomar una regla (soltá ese metro, no te hagas el canchero), dirigirse hacia un lugar en donde se encuentre solo (esto no es imperativo pero sí recomendable, dada la reacción que pueden llegar a tener algunos compañeros de trabajo), y medir el tamaño del asunto. Como en ciencia los procedimientos tienen que ser estandarizados y reproducibles, la medición debe hacerse como el estudio bien indica: por la parte dorsal —que para un hombre heterosexual sería el lado que ve más frecuentemente, o sea, el de arriba (del otro sabemos poco, es medio como el lado oscuro de la Luna). Y la medida se toma desde la base (o sea, desde el hueso púbico) hasta la punta del glande. No vale contar grasa ni piel excedente. Necesitamos una medición con el miembro tranca y otra en vigía. El trabajo no aclara cómo llegar a la segunda, así que queda librado a la imaginación o al Poringa del sujeto experimental. Las mujeres que estén leyendo esto pueden también participar si tienen un masculino a mano. Recomendamos notificar previamente al individuo acerca de la naturaleza del ensayo que está por practicarse. De nuevo, no queremos sobresaltos.

<No molestar. Experimento en curso>

Bien. Todos deberían tener cuatro valores en su poder (2 estimados y 2 medidos, para cada condición), y alguno probablemente la farmacia abierta (metáfora en desuso que jamás comprendí). De lo que se habrá dado cuenta la mayoría (si midieron bien y sin trampa), es que sobrestimaron en su declaración la longitud de su miembro. Considerando este sesgo típico a la hora de determinar con certeza el tamaño promedio del pene en una población, unos investigadores en Londres decidieron hacer un meta-análisis (un análisis estadístico que agrupa resultados de diferentes trabajos) en donde incluyeron las mediciones de un total de 15.521 penes (15.521 penes es una imagen que no se borra con facilidad).

Los resultados, muchachos, son más que alentadores. El largo promedio resultó ser de 9.16 cm para el miembro en reposo y 13.16 cm para el pene erecto, con una circunferencia de 9.31 y 11.66 cm, respectivamente. Sólo un 5% de los individuos escrutados (sí, todos leímos ‘escrotados’) portaban un miembro erecto de longitud menor a 10 cm o mayor a 16 cm. Parece entonces que el hombre suele tenerla más chica de lo que cree, pero más grande de lo que cree que debe tenerla.

Otro dato interesante del estudio es que no encontraron ninguna correlación entre el tamaño del pene y altura, peso, tamaño de la mano o tamaño del pie de los sujetos, así que pueden dejar de perder el tiempo mirando el bosque, chicas y chicos, y vos, petiso de Berisso, dejar de vender humo. Tampoco encontraron relación entre tamaño y etnia o raza, aunque hay que aclarar que el objetivo de este estudio no era atacar ese asunto y que los participantes eran en su mayoría blancos. Otros estudios, algunos compilados en este mapito, señalan que la cosa no es tan homogénea, con Centroamérica y África a la cabeza, una Argentina cómoda en mitad de tabla y Oriente y Medio Oriente bastante flojones. Pero lo importante es unirnos como humanidad y saber que el hombre es el primate con el órgano reproductor masculino de mayor magnitud, tanto absoluta como en relación al tamaño corporal (¡vamo’ especie!).

Ya tenemos una idea de las dimensiones objetivas, pero todavía no sabemos si hace alguna diferencia a la hora de elegir acompañante. En otras palabras, si existe selección sexual hacia el tamaño del pene. No es loco pensar que, cuando abandonamos la monada y empezamos andar erectos, el miembro pasó a estar más expuesto y bien podría haber sido un factor a la hora de elegir pareja. En épocas en las que la cosa rara vez llegaba a una tercera cita, un pene más largo podría haber significado un mayor alcance anatómico, por decirlo de alguna forma, y por ende una mayor eficiencia a la hora de competir con el semen de otros machos (sí, es un poco fuerte, pero quién no tuvo un antepasado bardo). Así, un pito más largo habría tenido mayor éxito para transmitir sus genes, incluyendo los genes que codificaban para ese respetable miembro.

Con respecto al placer podemos decir que, en términos de orgasmo y anatomía femenina, para la mayoría de las mujeres las cosas importantes suceden en la puerta principal y el hall, y no tanto en el patio del fondo. Lo interesante es que en un estudio encontraron que algunas mujeres tienen orgasmos vaginales más frecuentemente con penes de mayor tamaño. Algunas encuestas indican que en realidad es el hombre el que suele estar disconforme con su dimensión genital, mientras que a la mayoría de las mujeres les importa un pito, siempre y cuando ande en el barrio del promedio.

Pero las encuestas tienen sus cositas. En este caso, las sujetas podrían tener vergüenza en su declaración o intentar ser políticamente correctas. Un poco con el objetivo de eliminar este problema, en 2012 salió un estudio en la revista PNAS (posta) en donde se les presentaban diferentes imágenes de cuerpos masculinos artificiales en 3D a los que les iban variando las proporciones de distintas partes del cuerpo. El primer resultado fue el esperado: los hombrecitos construidos por computadora que eran más altos y tenían formas ‘más masculinas’ (mayor proporción hombros/cadera, por ejemplo), ranquearon mejor. La puntuación también aumentaba con el tamaño del pene, pero hasta cierto punto. Por encima de eso, la atracción dejaba de aumentar. Y ese punto dependía del tamaño del cuerpo. Es decir que no sería sólo un tema de tamaño sino de proporción, o sea, de la relación con respecto al resto de los parámetros. Lo mismo ocurre ocurre con otros aspectos típicos de la atracción sexual, como la simetría facial o la relación hombros/caderas. En definitiva, el tamaño suma, hasta un punto, y siempre y cuando estés bien ordenadito.

La nota quedó más larga de lo que creía. Lo importante es saber que hay un 95% de probabilidad de que estés ‘normalmente dotado’, y que el temita del tamaño importa, sí, pero te quita más el sueño a vos que a ella. Así que a preocuparse menos y a usarla más —siempre con responsabilidad, claro—, que para eso está.

Aclaración: los estudiosos y encuestas mencionados se hicieron principalmente en sujetos femeninos heterosexuales. Sería interesante evaluar estos parámetros en sujetos masculinos homosexuales, por ejemplo, y ver si ellos opinan lo mismo ;)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/bju.13010/epdf
http://news.sciencemag.org/biology/2015/03/how-big-average-penis
http://www.scientificamerican.com/article/bigger-not-always-better-penis-size/
http://www.pnas.org/content/110/17/6925
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1743-6109.2012.02917.x/abstract
https://www.youtube.com/watch?v=BK3SXjJ5Zog
http://www.everyoneweb.com/worldpenissize




Hay 67 comentarios

Añadir más
    • Facundo Alvarez Heduan

      Sip, le había pifiado a número. Ahí corregí. Esa es la ventaja de que el lector puede verificar los datos en forma empírica.

        • Mario

          Yo había leído que hay dos tipos de penes, los que de muertas a erectas tienen muy poca variación (de 11 a 14 por ejemplo) y los que cambian en mayor medida (de 6 a 15 ponele) no sé si será cierto… también decía que elgo así como el 65% entraba en el segundo grupo.

  1. Ana

    Buenísima nota!!!, como siempre, no queda mucho por decir, más que es muy divertido leerte.
    Muy linda la ilustración. Felicitaciones.

  2. Sol hallu

    Voy a dar mi opinión femenina y cero cientifica al respeto, el tamaño importa, siempre
    cierto que la proporción importa mucho también, pero una cosa diminuta bien proporcionada no llega… literalmente.
    Cierto que nos encontramos siempre con el “pito promedio” pero recordamos con cariño al que pasa el promedio, somos hijas del rigor que vamos a hacer
    Saludos, no se me traumen

    • Laina

      Como en todo, hay excepciones. No podemos decir que a tooooodas nos gustan los penes grandes. Es más, si la longitud de la vagina también varía de mujer a mujer, ¿por qué rayos vamos a disfrutar todas de un pene tamaño Nacho Vidal? Sinceramente, es necesario “probarte” diferentes tamaños antes de decidir cuál es TU tamaño ideal. Por lo menos yo, me quedo con el promedio. No necesito un pene que le haga masajes a mis trompas de falopio.

      • Sol hallu

        Claro, todas nos quedamos con el promedio… y en cierta forma “es lo que hay”.
        Asi como ellos se quedan con la mujer promedio, no todas son tetonas, culonas y rubias modelos de Victoria’s Secret.
        Lo que digo es que recordamos con cariño algo que salio del promedio y gusta.
        A algunas mas a otras menos, no hay formula (ni tamaño) infalible, hay diversidad de gustos y de tamaños femeninos tambien.
        Hablaba en general Laina espero se entienda y viva el promedio, sino la mitad de la semana no podriamos caminar, saludos !

  3. Erica

    “Lo importante es saber que hay un 95% de probabilidad de que estés normalmente dotado, y que el temita del tamaño importa, sí, pero te quita más el sueño a vos que a ella.”
    Detalle: es un debate que va a continuar abierto y seguirá siendo una cuestión de gustos y anatomías, pero quedé preocupada con los promedios. Listo, lo dije.

  4. capelina

    yo también tengo una opinión femenina y para nada científica: nunca me importó el tamaño.. tal vez porque nunca tuve tampoco uno de esos “monstruos”.. pero estoy en una relación más que satisfactoria con un chico promedio (y tal vez un poco menos)… y no es una cuestión de tamaño, el chico me da vueltas por toda la cama y me vuelve loca.. el tamaño no tiene nada que ver en mi caso..

  5. carla

    Tamaño? no importa ni ahí, promedio o un poco menos pero con inteligencia y nada mas. Estuve con alguien que la tenía muy grande y es horrible, doloroso, desagradable… depende de la persona también, creo. Mi pareja actual, es normal o menos y me en lo que ce! El cerebro es el mayor organo sexual, sin dudas!

    • Facundo Alvarez Heduan

      Obvio, estudios más estudios menos, está claro que pesa mucho la personalidad y la onda entre las partes y sus partes.

  6. Meli

    ME ENCANTÓ!!! Basta hombres de traumarse! y de andar tirando indirectas para que sus parejas sexuales les digan “sisi, la tenes grande querido”. Se la canjeamos por las indirectas nuestras para que nos digan que nos vemos flacas, y vivamos en paz. jajaja
    Aplausos por la nota y el experimento que estoy segura que el 90% de los lectores hombres llevaron adelante. Saludos!!

  7. Paula

    Hombres, más que tamaños hablemos de performance. Si vas a durar cinco minutos, no importa el tamaño, igualmente va a ser un fiasco. El tipo que ademas de darte vuelta por la cama, te va llevando hasta el punto límite es el que se lleva el aplauso.
    Más que tanta discusión por el tamaño que no vas a poder cambiar, aprende a usarlo mejor y a practicar =)

  8. Nahuel

    Morí con los tags, “Rocco” XD
    La varianza debe ser intensa, porque he recibido opiniones diversas sobre el tamaño de mi amigo.

    • Agustin Russo

      Eso no tiene tanto que ver con la varianza, sino más bien con el hecho de que cada una de las fuentes que consultaste ha tenido acceso a un muestreo de escasa relevancia estadística con respecto al universo.
      Los tags son geniales jaja

  9. Agustin Russo

    Faltó evaluar la condición “bajó el sol y yo sigo en la pileta”. Las preguntas para la ciencia nunca se acaban…
    Acaban. Jeje, jejeje, je.

  10. Agustin Russo

    Sorry por el doble comment, pero me acabo de dar cuenta de que me olvidé de mencionar algo que hace poco descubrí que existe: la microfalosomía. Es como que te tiren a la pileta en invierno, pero todo el año. Para desdicha de los afectados, existe también el término “micropene” (se considera hasta menos de 7cm de dorapa).

    Por el otro lado esta la macrofalosomía, pero esa es más popular en internet…

    http://es.wikipedia.org/wiki/Microfalosom%C3%ADa
    http://es.wikipedia.org/wiki/Macrofalosom%C3%ADa

  11. Leonel

    “con una circunferencia de 9.31 y 11.66 cm” supongo que deben ser milimetros :P solo eso jajaja muy buena la nota.
    Recuerdo en mi pre-adolescencia, preocupado por este tema busque información en internet ( con un modem de 56k) y lei que el promedio era de 16 cm, lo que me hizo sentirme inferior :P luego me olvide del asunto y ahora me vengo a enterar que estoy sobre la media!! jaja no por mucho, pero algo es algo :P

  12. Juan

    Muy linda nota que, por sobre todas las cosas, me deja mas tranquilo.
    Detalle, tocando de oídas de algunos estudios que creo haber leído allá lejos y hace tiempo y sin revisar la bibliografia propuesta, donde dice “De hecho, en un estudio encontraron que algunas mujeres tienen orgasmos vaginales más frecuentemente con penes de MAYOR tamaño”, ¿no quiere decir “menor”?
    Digo, para evitar suicidios en masa innecesarios.

  13. Gabriela

    Muy buena la nota. Estaría más buena si no se hiciera referencia al término “raza” como sinónimo de “etnia” y si no se hablara de “blancos”.
    Con respecto al planteo evolutivo, si no entendí mal y si interpreté bien lo que dice la bibliografía sugerida, no hay evidencias fuertes a favor de la hipótesis de selección sexual, ¿verdad? Si es así, ¿es un problema solamente de diseño experimental? Lo digo recordando la referencia al país en el que se realizó el trabajo o si los datos se tomaron a través de una encuesta, etc. Creo que el factor sociocultural puede llegar a influenciar muchísimo a ese tipo de estudios y por eso es que tal vez no sea el mejor enfoque para contestar esa pregunta.
    Considero que para poner a prueba hipótesis evolutivas en este tema está bueno preguntarse qué tan larga la tienen otros primates, pero quizás haya algún estudio que además se pregunte acerca de qué tan heredable es el tamaño del pene (cuántos genes están involucrados, si están ligados al cromosoma Y, entre otras tantas), qué tan factible es o fue la competencia espermática en primates, qué tipo de sistema de apareamiento es compatible con una preferencia de las hembras por el tamaño del pene, etc.
    Obviamente es mucho más fácil venir a tirar la idea que ponerse a buscar artículos que hablen sobre todo eso, pero me pareció importante incorporar también la discusión acerca de qué tipo de estudios y trabajos son mejores para contestar tal o cuál pregunta.
    Gracias por la nota y por el espacio.

  14. Ingrid

    Me quedó claro el estudio, ni chico ni “oh, Dios mío!”. La cosa estaría por el medio….
    Pero lo importante es la química ( en la pareja, no los libros..) y el juego previo…
    Lo de la farmacia abierta es de la misma época en que me caían pacientes a la guardia, y el motivo de consulta era: “me llora el nene” o “tengo enfermos a los compañeros”…….
    Muy buena nota!

  15. Humberto Rosas Suárez

    La verdad, iba a opinar pero me olvidé lo que quería decir. Lo tengo en la punta de la lengua, ya me acordaré. Como siempre excelentes notas.

  16. Ana

    De mas está felicitarlos por la nota.. aun asi, siempre habrá disconformes o mentirosos/as.
    En la variedad está el gusto…
    Y sólo para meter discordia ¿no habrá un estudio sobre si las más grandes o las más angostas les gustan mas o menos a los hombres?
    Naaaaa.. de todos modos, ni nos importa, igual nos dan… ;-)
    Besotes!

  17. achicorias

    Me recuerda el chiste donde el marido le pide a la esposa que le cuente una cosa que sea buena y mala al mismo tiempo. La mujer se queda pensando y le responde: Cosa buena y mala, Hmmm, ya está: la tuya es más grande que la de tus amigos.
    Muy buen artículo y gracias por la forma del mismo: amena, divertida y científica.

  18. Sofia Mariezcurrena

    Que buena nota!! Ademas demuestra que las mujeres no somos las unicas “acomplejadas”.
    Disfrutemos un poco mas y dejemos de preocuparnos por los estandares que lo que importa no es como la tiene sino como la usa!!
    Un genio Facu!

  19. Federico Gaspar

    Ahora que lo pienso, doy cuenta que pensé mal la expresión me importa un pito… ya que entonces significaría que importa mucho, y el que lo niegue, que diga si esta dispuesto a perderlo.
    Muy sutil utilizar la fase “en boca de todos” justo en este tema jejeje.

    Bueno, quería preguntar algunas cuestiones, una de ellas es que el tamaño del susudicho en reposo depende (al menos en mi caso) fuertemente de la temperatura del medio ambiente. Así que imagino que las mediciones se habrán realizado en condiciones de CNTP. Por otro lado, la longitud en vigía depende también del grado de excitación, mas difícil de normalizar.
    No obstante, me sorprende por un lado que el miembro en estado goku pelo negro sea de 9 (me pareció mucho) y que en estado supersayayin700 sea de 16 o sea, 7cm de dif.

    Es ese un promedio? Porque de ser así quizás los chinos e indúes la tienen chica y nos tiran abajo.

    Por otro lado, hay algún estudio de las variaciones en el aparato reproductor femenino? Me imagino que las diferencias son mucho mas excasas, pero debe haberlas y en ese caso habría que redefinir donde empieza y donde termina el hall y cuantos pasos son hasta llegar al patio.
    (Al final el que dijo solo la puntita era todo un romántico)…

    Quizás el problema de las susceptibilidades radique que para saber donde estamos parados haya que comparar, y la fuente por excelencia termine siendo la industria pornográfica que contrata solo a la parte mas beneficiada del 5% “anormal”.

  20. Eugenia

    Mi celu no me deja hacer click en responder.

    AGUSTIN RUSSO: Calculo q si anduviste x microfalosomía también viste el artículo de wikipedia de la clitoromegalia. Difícil, diferenciarlas a simple vista, no?

    Me gustó el artículo, che. Como casi todo lo q publican (mi lado científico no me deja hablar de absolutos). Saludos desde la soleada y no tan calurosa como me gustaría capital de Francia.

  21. Nicolas

    Estaba revisando el mapito, y ahora estoy pensando seriamente que lo de ISIS sea una especie de karma con lo que les toco en gracia.

  22. Ricardo Vaporeso

    “Parece entonces que el hombre suele tenerla más chica de lo que cree, pero más grande de lo que cree que debe tenerla.”
    ¿No está mal formulada esta frase? Por algún motivo me produce cierta incomodidad.
    “Pero más grande lo que debería tenerla (Según el promedio).” Lo veo más acertado.

    Muy bueno el articulo.
    Salut!

  23. Pablo Jose Pazos

    No entiendo esta frase: ” por la parte dorsal —que para un hombre heterosexual sería el lado que ve más frecuentemente, o sea, el de arriba (del otro sabemos poco, es medio como el lado oscuro de la Luna). Que tiene que ver la heterosexualidad?.

  24. sofia

    Me encanto lo nerd del post pero sobre todo los comments de la varianza y el muestreo… jajajajjaja… como me gustan los tipos inteligentes! Jajaja… anyway, es verdad en mi experiencia unica e individual lo de los orgasmos vaginales con pito grande. Ademas, por las extensiones nerviosas (estare hablando correctamente?) Del clitoris alrededor de la vagina tiene sentido, mas alla de que mi experiencia lo haya comprobado por si mismita.
    El tamaño importa si te toca un micro o un macro. Lo standard va benne mientras el pibe sepa usarla. A lo bobo la cosa no… ! Idem las minas… no es cuestion de jugarla de muertita…

  25. Battar

    Pss pss… Con “grandes o angostas” se está refiriendo a las conxas. Se haría justicia si también ellas fueran objetos de estudio jaja.

  26. Pídeme la Luna y te la taparé | El Gato & La Caja

    […] Resulta que esto pasa porque, mal que le pese al querido Kepler, la simetría cósmica no es TAN simétrica. Por un lado tenemos que la órbita de la Luna tiene una leve inclinación (5°) respecto a la de la Tierra; y por otro lado que los tamaños angulares del Sol y la Luna son AMBOS de 0,5°, dato que suena a cosaemandinga, pero es menos amenazador de lo que parece. El tamaño angular de un cuerpo celeste nos da idea del pedacito de cielo que ocupa medido en grados (cómo los ángulos y el transportador y todo eso que caso todos hemos olvidado), y se relaciona, geométricamente, con el tamaño lineal (su radio posta en kilómetros) y la distancia. En el caso de Sol y la Luna esa relación es tal que sus tamaños angulares son más o menos iguales a pesar de que sus diámetros posta son RECONTRA diferentes, por efecto de la perspectiva: la Luna está más cerca, la vemos re grande (chicas atenti desde dónde miran las cosas, que la perspectiva engaña). […]

  27. Valentina

    Me pasa con el Gato que empiezo leyendo un post y termino…bueno, por ejemplo acá.
    Ahora TOOOODo lo que se diga tiene doble sentido!

    Desde mi humilde condición de usuaria, y habiendo coincidido en esto con varias amigas usuarias de otros adminículos colgantes, claramente lo que importa no es cuán LARGA sino cuán ANCHA, chicos.
    Por más que nos estiremos y acomodemos, las largas hacen tilín tilín ahí arriba y duele. NO es divertido.
    A ver si logro ponerme a trabajar ahora con tantas imágenes recreativas en la parte posterior de mi retina.

  28. El tamaño importa | El Gato y La Caja

    […] La pasión mediática por la paleontología cumple un ciclo que nunca parece llegar a la madurez: comienza en la niñez con el encantamiento por los dinosaurios y termina casi siempre en una obsesión adolescente por el tamaño. Saber quién tiene el dinosaurio más grande es el leitmotiv de muchísimas notas periodísticas de los últimos tiempos. Digno y fálico como siempre, el Cono Sur nunca deja de exhibir sus meritorios animales prehistóricos para mostrar que, en cuestión de medidas, no tiene nada que envidiarle al resto del mundo. Lejos de ser superfluo, en verdad tenemos motivos para estar orgullosos de esto. Porque sí. Porque, aunque algunos salgamos perdiendo, el tamaño importa. […]

  29. Ciruja

    Primero que nada muy bueno el post me cague de risa y esta muy bien logrado.
    Voy a opinar desde otro punto de vista, creó q soy del 5% grande, más por los comentarios recibidos que por el método de la regla (no tengo ninguna a mano) y me alegró por lo de “ancho es más importante que largo”. Pero la verdad creó que juega un poco en contra no estar en el promedio… por ejemplo, no se puede entrar por la puerta trasera, o es realmente dificil; se suele pasar vergüenza doble en casos de paradas no planeadas, de hecho le tengo pánico al pantalón de buzo; hay que tener un cuidado de no lastimar que a veces te vuelve loco; muchas veces cuesta llegar al fondo del tema, lo cual también llega a ser desesperante.
    Y así puedo seguir con experiencias no muy buenas q fui teniendo, y otras fantásticas obviamente, pero me di cuenta que no me saca el sueño por suerte y que más que el tamaño hay q preocuparse por otras cosas.
    Bueno eso quería contar nada más nunca lo había hablado con nadie y me alegra poder ponerlo aca un saludo y perdón la falta de prosa soy técnico y no tenemos mucha lengua en la tecnica

  30. Violeta

    Francamente no leí el artículo, disculpar mi modo.
    Hace años, desde que definí mi sexualidad, he oído (como todos) acerca de esto.
    Siempre pensé en plantearlo de manera más simplona, si se quiere.
    Dificil será, para alguien como yo, explicarlo sin caer en palabras burdas…
    Ay de los hombres! Pobres de ellos, que deben especular y sufrir sin motivo! Pues las piezas de los rompecabezas nunca son ni grandes ni pequeñas, junto a la pieza adecuada.
    Ay de las mujeres! farandulería acerca de quién da más! Cuando lo interesante es: quién calza mejor.
    Alguna vez sentí ganas de escribir un artículo sobre esto, pero… habiendo metido mis narices aquí. Sin faltar el respeto a no haber leído su artículo, estoy más que satisfecha.

  31. La fiesta de unos pocos | El Gato y La Caja

    […] En el otro extremo tenemos la poliandria: una hembra que se aparea con varios machos, logrando a partir de eso una organización social. La mayoría de los ejemplos se encuentran en animales no mamíferos: algunas ranas, buitres, gorgojos y las moscas de la fruta. Sin embargo, hay especies de primates que también adoptan este tipo de vida. Las hembras del macaco cangrejero (un mono que come cangrejos) se enfiestan con todos los monos que pueden cuando están en celo. En general tratan de aparearse con el macho dominante, pero si éste se hace el divo o está ocupado, les viene bien cualquier otro. Las hembras de mayor status jerárquico son las que antes entran en celo, las que más veces copulan y las que tienen crías con mayores probabilidades de sobrevivir. En este esquema no gana el más fuerte, ni el más peludo ni el más lindo, sino el que tiene los espermatozoides más power. Supersperman (?). O sea que los espermatozoides de cada uno de los machos con los que copula la hembra hacen carrerita dentro de sus genitales. […]


Publicar un nuevo comentario