112. Introducción a la Burunganga

Introducción a la Burundanga

Los medios de transporte nos enfrentan a un sistema bayesiano de generación y ajuste de un modelo predictivo que, básicamente, apunta a tratar de descular quién es el primer carnal que se va a bajar y a dejarnos reposar nuestros posteriores para que retocen en la vibración transportística.

Esa mañana armaste la mochila, planeaste todo el día y tenés la SUBE en la mano. Te subís al bondi en cuestión, felicitás a tu sistema predictivo por el señor desconcertantemente peinado que se baja y asomás la cara por la ventanilla de tu bien ganado asiento hasta que, de pronto, empezás a transpirar, a ponerte ‘blanco teta’, a babear y a sentirte mal. Un lunes cualquiera.

El babeo empieza debido a la inconsistencia conceptual que abaraja nuestro cuerpo al estar sentado y, sin embargo, moverse. La sensación de equilibrio es una fina tarea ejecutada por el sistema nervioso central que, mediante la recepción de una bocha de información que viene desde los ojos, los oídos, los músculos, los huesos y las articulaciones, intenta procesar integradamente los datos para entender cómo está posicionado el cuerpo. Trancu.

Cuando vas arriba del bondi mirando por la ventanilla, tus ojos reciben un montón de imágenes a una velocidad que al cerebro le es imposible analizar y mucho más comparar con toda la otra data que le está diciendo cosas que nada que ver (básicamente, el hecho de que estás sentado). Entonces, recordás el desayuno, no por romanticismo, sino porque te está subiendo por la garganta a borbotones.

Si sos de los que se marean en el auto, la mala noticia es que jamás vas a poder ser astronauta de la NASA. No es para sentirse mal, ni siquiera los elegidos suelen soportar esos entrenamientos que consisten en meterlos en unas calesitas Fórmula 1 que los revuelve hasta que devuelven. Por eso utilizan medicamentos para evitar o reducir los mareos. Estas drogas están hechas a base de escopolamina, una sustancia que se pega a los receptores muscarínicos y no deja que actúe su neurotransmisor oficial, la acetilcolina, una molécula con efectos secundarios más y menos divertidos, como dejarte la boca pastosa (no divertido) y dilatarte las pupilas como al Sr. Burns (significativamente más divertido). Sin embargo, una dosis un poco más alta puede hacer que te sientas más caliente que calzoncillo de panadero (término científico para describir el aumento de la temperatura corporal), que te lata rápido el corazón, que hables como borracho y que tu visión sea como la de tu amigo el miope. Un poco más de la escopo y entrás en un estado extraño de pasividad completa con una actitud de automatismo en la que recibís y ejecutás órdenes sin oponerte demasiado, algo así como un esclavo zombie o un país aliado a los Estados Unidos. Lo más macabro de todo es que, cuando el efecto pasa, el ahora ex zombie difícilmente recuerde algo. Como la última vez que tomaste tequila cada vez que se moría alguien querible en The Walking Dead.

Conocida popularmente con el nombre de burundanga, esta sustancia fue (y es) usada por algunos criminales para bardearla durante más de un siglo. Bardearla fuerte, ya que su administración en la dosis y la vía correcta deja a la víctima en un estado completamente indefenso. La escopolamina es un alcaloide que está presente en una plantita simpática bastante frecuente en los jardines de Argentina, y antipática cuando la ponés en un té irresponsable: el floripondio. Este pedacito de automatización y olvido se absorbe muy bien cuando se la ingiere, y es por eso que la vía oral (mediante golosinas y bebidas alcohólicas y no alcohólicas) suele ser la más elegida por los malvivientes (sí, vamos a usar todos los sinónimos de ‘criminal’) y la razón número uno por la cual tu mamá insiste en que te destapen la gaseosa enfrente tuyo y que en una de esas era buena idea no aceptar el caramelo sospechoso que te dio un señor con cara de bueno en la Costanera.

Sin embargo, no son pocas las personas que reportan haber sido tocadas por alguien arriba del colectivo o en la calle para luego sentirse mal, con síntomas similares a la intoxicación con escopolamina. Afortunadamente, la piel no la absorbe fácilmente, y si lo hace debe ser mediante parches con grandes dosis y en contacto prolongado. Además, el síndrome atropínico ese conjunto de cosas que sentis y que se ven cuando estás intoxicado con alguna sustancia similar a la escopolamina dura bastante más tiempo del que generalmente se denuncia (1 a 2 horas). O sea que no existe ninguna sustancia que pueda causar los síntomas referidos a partir de un contacto tan corto como agarrar de la mano, tocar un télefono o que un individuo sospechoso te toque el hombro en el bondi.

A pesar de lo dicho, los reportes de personas que de repente empiezan a sentirse mal, con mareos, incapacidad para coordinar movimientos y hasta pérdida de la conciencia, existen. Entonces, ¿qué onda? Lamentablemente, no contamos con datos suficientes como para sacar conclusiones con certeza, pero sí sabemos que estos síntomas nunca fueron corroborados por personal capacitado (porque cuando llegó la ambulancia ya estaba todo bien) y nunca se han buscado tóxicos mediante análisis bioquímicos en estos casos. Es altamente probable que los eventos se deban al hermano malo del efecto placebo: el efecto nocebo. Este no tiene nada que ver con la falta de voluntad para comandar una ronda de mates, sino que es un fenómeno psicológico recontra oscuro que todavía no sabemos cómo funciona, pero que básicamente puede hacer que te sientas horriblemente mal y hasta lograr que muestres signos de daño al hígado después de haber tomado globulitos homeopáticos, o una pastilla de azúcar, que es lo mismo. La sugestión y el poder que tienen los procesos que se dan en el cerebro sobre el resto del cuerpo son increíbles. Es difícil no pasarse para el lado mágico del ‘creer es crear’ y esas sarasas New Age, pero no sería nada raro que la paranoia y el miedo de vivir una situación similar, sumado al estrés cotidiano de la selva de cemento, influyan enormemente y de manera negativa en la percepción que tenemos de lo que le está pasando a nuestro cuerpo.

Entonces, es momento de pegarle a la leyenda urbana y mandarla a la cucha, que no hay de qué preocuparse si alguien te da una palmadita en la espalda (salvo que tenga barba candado, caso en el que seguro te está a punto de cagar), ni paranoiquearse cuando tocás algo pegajoso en una baranda de subte. Es poco probable que un moco te convierta en zombie haitiano. En estos tiempos de locura es importante estar atento a qué pasa a nuestro alrededor, pero también es importante estar correctamente informados para saber cómo actuar ante una situación en la cual no entendemos nada. Acá es donde partimos el mito en pedazos más chicos, para poder empezar a comprenderlo: el simple contacto con una forma líquida o en polvo de escopolamina no produce ningún efecto, precisamente por falta de absorción. Ahora, si ingeriste algún alimento o bebida antes de empezar a sentirte mal, y tenés síndrome hipertérmico de calzoncillo de ciclista, bueno, ahí sí te acercás a una guardia médica para sacarte la duda.

Porque saber más es tener menos miedo, y si hay algo que justamente le hace mal al efecto nocebo, es saber. Ese último juego de palabras les toca a ustedes.

 

– Damín C (2015). ¿Qué es y cómo actúa la Escopolamina, Burundanga?. IntraMed [en línea]. 2 de Mayo del 2015. http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=86816
– King LA et al (2014). Scopolamine: useful medicine or dangerous drug? Sci Justice 54(4): 321-322.
– Jakovljevic M (2014). The placebo–nocebo response: Controversies and challenges from clinical and research perspective. European Neurophsychopharmacology 23(3): 333-341.
– Benedetti F et al (2007). When words are painful: Unraveling the mechanisms of the nocebo effect. Neuroscience 147(2): 260-271.
– Sáiz J et al (2013). Rapid determination of scopolamine in evidence of recreational and predatory use. Sci Justice 53(4): 409-414.
– Spinks A & Wasiak J (2011). Scopolamine (hyoscine) for preventing and treating motion sickness. Cochrane Database Syst Rev 15(6): CD002851.




Hay 64 comentarios

Añadir más
  1. Ingrid B

    Más de una vez, al leer esas leyendas urbanas, pensé más en un sindrome vagal o en una crisis de pánico.
    Muy bien explicado…
    (haberlo pensado antes lo del tequila para ver los Walking Dead….)

  2. carlos

    Siempre me pareció raro eso de un contacto fugaz, una respiradita de aquello, el rose de un pañuelo, y zas! Convertido en zombie… Muy buena nota para bajar la paranoia la próximas vez q a los noticieros se les de por meter miedito jeje

    • paolo

      tambien se menciona que puede ser en cigarrillos se puede? si la escopolamina es un tropano o alcaloide a que temperatura se activa y si el cigarrillo encendido que temperatura alcanza para desechar ese mito. gracias exelente publicacion

  3. Fer

    Excelente nota.

    Las primeras veces que vi relatos de casos así en facebook, pensé que sería una leyenda urbana porque siempre le pasaba a “una conocida de un conocido” (factor común de las leyendas urbanas), hasta que le pasó a la hermana de alguien que conozco en serio, en la versión “tocar un teléfono”, y ahí supuse que al margen de la leyenda, algo estaría pasando, y el efecto nocebo parece explicarlo.

    Anécdota al margen: mi hermano, como preceptor, daba medias aspirinetas como “dramamine” a los alumnos que se mareaban en viajes, y el efecto placebo tenía un 100% de efectividad.

    La radio está buenísima.

    Besis

    • sol hallu

      Yo me mareo en los viajes, especialmente en barcos y aviones, tomo dramamine, me dieron placebo una vez ( lógicamente no sabía) y fue mi peor viaje.
      Cuando el problema físico es real y no imaginario minga placebo

      • Santi

        O sea que Sol Hallu representa a todo el espectro poblacional del pool genético mundial? wow, para qué gastar miles de millones al año en estudios clínicos si directamente te podemos estudiar a vos. Claro, el efecto placebo es todo un chamuyo porque la licenciada en cienciología Sol Hallu lo afirmó con sus conocimientos de astrobioingenieríanuclearprotoplásmica, lider mundial de genios.

  4. Agustin Russo

    Si hay algo que me gusta de la ciencia, es cuando ayuda a despejar miedos y a quitar las excusas para el pánico.

    Lo de la escopolamina ya lo había chusmeado, pero seguía sin tener pistas sobre el motivo para el abatatamiento repentino en transporte público.

    ¡Chasgracia!

  5. Polidori

    Gracias gatos! Hace tiempo esperaba esta nota! Nunca falta el tema en alguna que otra reunión comenzando con la frase “…le pasó a un amiga de un amigo, te lo juro…” y yo como loca: “mostrame los papers!!!!!”. Hasta que uno me increpó: “mostrame vos los papers de que no es como te digo”(hábil jugada, lo reconozco). Gracias gatos.
    Lo importante es que lo discutamos, nos exacerbemos, y al final, mostremos los papers.

    • Ignacio

      La respuesta mucho más hábil hubiera sido: “Onus Probandi, la carga de la prueba recae sobre el que realiza la afirmación”. Vos dudás, no estás afirmando que sea mentira lo que la persona dice.

  6. Sol Minoldo

    Aporto un par de datos.
    1. En realidad si hay casos en los que se han realizado análisis bioquímicos para detectar si hay intoxicación con burundanga. El tema es que los resultados no son tan mediáticos como la pintoresca paranoia que puede generarse sin pruebas al inicio de la sospecha.
    Aquí en Córdoba, este año salieron hasta 3 casos en los medios en unos pocos meses- En todos ellos las personas habían ido a centros médicos y se “esperaban los resultados” de los análisis de sangre. Aunque habrían sido una noticia bomba en caso de confirmarse (y con lo mucho que algunos medios disfrutan alimentando ciertos fantasmas), nunca fueron publicados. Ergo, dieron negativo.
    2. Agregaría una segunda hipótesis: ataque de pánico, es decir, alguna variante de un trastorno de ansiedad en pleno pico (no necesariamente en contraposición al efecto nocebo, puesto que en parte puede estar alimentado por la paranoia misma de creerse intoxicado por algún traficante de órganos o mujeres).

    Tema interesante para una futura nota el fenómeno de histeria colectiva.

    Me dejan pensando, también, si un desorden neuroquímico -como una actuación exagerada del neurotransmisor acetilcolina- podría ser el responsable de aparentes “ataques de pánico”, o en todo caso, ser la base material de tales ataques (si, por ejemplo, el pánico generara ese exceso de acetilcolina de manera similar a la adrenalina que genera el miedo). Si así fuera, capaz habría pastilla para lidiar con la “fobia” que le tengo al bondi!

    • Romi

      Los medicamentos para fobias y pánicos suelen tocar timbre en varios receptores: de acetilcolina, de serotonina, de noradrenalina, de dopamina… (Algunos un poco más selectivos que otros, pero te da una idea de lo complejo del asunto) .
      La escopolamina es inhibidora de la acción de la acetilcolina, un poco al revés de la situación que planteas, aunque según Pictoline un exceso en la inervación colinérgica es el culpable de la sensación de “me dejó mi novio y siento que se me rompe el corazón”.
      Y un último dato que me sorprendió al estudiarlo, ya que nombras a la adrenalina: tenemos adrenalina flotando en el plasma, gracias a las suprarrenales, que puede actuar en las arterias u órganos. No hay glándula alguna que libere acetilcolina a la sangre, que se sepa hasta hoy, pero sí tenemos receptores en el epitelio de los vasos sanguíneos, como esperando a una droga que venga flotando en el plasma.

  7. Ignacio Arguello

    Doctor, según tengo entendido las víctimas de los colectivos inhalan un “polvo” que es una mezcla entre la estrella de esta nota y una benzodiacepina, es por eso que el efecto es tan rápido debido a que entra por vía aerea. En caso de que esto no sea así, culpó a mi profesor de farmacología

    • Romi

      Hay una benzodiacepina muy conocida por sus efectos borradores de memoria (se me ocurren dos, pero la famosa es una en particular cuyo nombre comercial de Roche se ha oido en los medios), pero nunca oi que se inhale, sí que se ponga en la bebida. Más bien te dejaría dócil y desmemoriado (lo cual si te intuban en el hospital es bueno), pero no “obediente” como la escopolamina.

  8. Jebús

    Más allá de la nota que es genial, esta Escopolamina-burundanga puede ser aspirada? Tiene el mismo efecto (en caso de que se pueda aspirar)? Pregunto porque por fb las historias que he leído tienen como componente el oler un perfume o cosas así.
    Desde ya muchas gracias.

  9. Sol M.

    Emiliano, no hay disparate:
    -Sí se conocen los mecanismos por los que actua la burundanga.
    -Y te cuento que en muchos casos sí se hicieron examenes posteriores, pero nunca el resultado salio en el diario, posiblemente porque un negativo es menos marketinero que una sospecha pintoresca. Aca en Córdoba, en el ultimo año, hubo mínimo dos casos en el que estaban “esperando” los analisis toxicologicos en el diario, pero después de la espera… no se dijo más.

    En realidad lo irresponsable es permitir que esa paranoia crezca alimentada por el hecho de que lo que se conoce (cientificamente) no todos lo conocen. La sugestión y el miedo pueden acabar en ataque de panico e histeria colectiva, por tanto, es también un problema de salud pública. En cambio, ¿De qué manera difundir información correcta puede llegar a ser irresponsable?

    Por otro lado, esta nota no desacredita los testimonios de quienes padecieron los sugestivos síntomas. Lo que desacredita es la hipótesis que, en cada caso, da por cierta la causa atribuida a la burundanga. Eso no quiere decir que esas personas no hayan sentido lo que sintieron, sino que el motivo de que les pasara no fue necesariamente la burundanga.

    Una pequeña observación a tu lectura: el efecto aquí aludido es el “nocebo”, que no es lo mismo sino el inverso al “placebo”. Saludos!

    • Sol M.

      Hasta no tener evidencia de que sea burundanga o algún otro tóxico, lo único irresponsable es dar por sentada esa causalidad, y salir a difundirla. De ese modo se alienta una compulsión colectiva atribuir todo tipo de síntomas inespecíficos a acciones maliciosas deliberadas de intoxicación, lo que genera, lógicamente, mucho miedo (de más). Este artículo sugiere una posible causa a esos episodios (es otra hipótesis, pero esta sí es verosímil), y suma un aporte. No creo que cierre ninguna discusión excepto la que vos mismo descartás (que sea la burundanga). Saludos

    • Tocayo

      Emiliano, dejando de lado lo que ya explico la nota, y dejando de lado el escepticismo podriamos teorizar la situacion: como administrar una substancia sin obligar a la persona a la fuerza a ingerirla. Tendrias varias formas pero todas son poco aplicables al lugar y situacion en las que han sido denunciadas. Por via de contacto, se necesita un contacto sostenido de altas concentraciones por media hora o mas y se necesitaria un vehiculo graso aplicado en una extension importante de la piel. Algo facilmente comprobable. ¿Alguna nueva substancia que no conocemos como “Smart Drugs”? Posiblemente caras, y aun teniendo extremada potencia complicaria a la persona que lo administra: deberia usar guantes, y luego sacarselos delicadamente sin tener contacto con la substancia. Por inhalacion se necesitaria obligar a la persona que inhale la substancia en forma de polvo o aerosol algo que es poco discreto en un medio de transporte y tampoco ha sido reportado. ¿Alguna substancia extremadamente potente como para que la respire sin darse cuenta? Si, existen, y muchisimas (fentanyl, por ejemplo) pero ahi hay un problema: la selectividad en la exposicion a todos los presentes. Suponete que rociaran semejante quimico en aerosol o por evaporacion (halotano) arriba de un colectivo: varios pasajeros se verian afectados… algo asi como el olor a chivo del tipo que viaja al lado tuyo en el bondi. ¿En forma de polvo? Deberia ser pulverizado directamente a la cara de la persona dejando rastros e incluso una nube de polvo que todos los presentes podrian atestiguar. Solo son ideas basadas en lo que se, y como uno no sabe todo, anda a saber… (Salvia? Saldria dando tumbos flasheando cualquiera).

    • Ratman

      Emiliano, a mi me da la sensación que conoces algunas drogas recreativas, que manejas muy bien las estadísticas, pero que sabes poco de química.
      El hecho de que “puede haber algo que la persona lo toque y sienta eso y no sea burundanga” es tan probable como que el tipo que toca a la pasajera sea un extraterrestre con poderes mágicos. Todo es posible desde la probabilidad. Así que hay que llevarlo al llano y buscar respuesta mediante el conocimiento que tenemos (no el que no tenemos) y la aplicación de las posibilidades en las situaciones relatadas.
      En principio es bastante raro que alguien quiera violar o raptar a alguien arriba de un medio de trasporte publico, seria mucho más fácil en algún lugar aislado.
      Segundo. Como es que esté lleno de gente con acceso a una droga desconocida y que solo los violadores la conozcan y no haya salido nadie a comentar que droga están usando?.
      Tercero. Porque los relatos siempre se quedan en relatos y no en pruebas concretas?
      Cuarto. Todas los relatos siempre llegan a ese “mareo”. Nadie quedo inconsciente ni en una situación “violable”. En ese caso, fallo el tiempo del contacto que calculo el violador? Le vendieron droga de mala calidad?
      Quinto. Yo muchas veces me mareo cuando viaje en colectivo o tren, sobre todo cuando leo. Nunca intentaron violarme. Y creo que esos efectos de mareo que siento tranquilamente los podemos asociar a los que relata la gente atacada por burundanga táctil.
      Podría seguir pero me aburrí.

  10. Juliana

    A la prima de una amiga mía le paso, y no creo que haya sido por estar sugestionada. A ver, estas tranquila en el colectivo yendo a trabajar, el tema no sale en los medios hace rato (no estas pensando en eso) y de golpe te sentis mal, transpiras, te mareas, llegas al laburo y te desmayas, todo por sugestión?

    • Sol Minoldo

      Juliana, te puede pasar por otras causas, como una inbdigestión, una enfermedad, stres, un ataque de ansiedad… todas causas que serian mas verosimiles que una exposición cutánea a la burundanga. El hecho de dar por sentada una causa improbable (y casi imposible) evidencia que la sugestión si está jugando un papel.

      • Juliana

        Es que son demasiados los casos como para decir que a todas esas personas les paso por estrés indigestión etc casualmente a todos con los mismos síntomas.. No me cierra. Entiendo que parezca inverosímil que solo por el tacto les pase eso pero no se puede “menospreciar” tantos testimonios iguales, incluso de la gente que no conocía que existía eso, como te sugestionas con que te pase algo que no sabias que existía?

        • Fer

          Creo que el otro tema es suponer que “todos los casos” fueron reales.

          Siempre le pasó a un/a “conocido/a de un/a conocido/a”.

        • Sol M.

          Juliana, descomponerse en un colectivo es más común de lo que imaginas. Mucha gente sobrelleva mal las sacudidas, el amontonamiento, el aire viciado, el ir parado, a veces el calor. También es el lugar perfecto para que un ataque de pánico se manifieste, por esos mismos factores. Que le pase a muchas personas no quiere decir que necesariamente se deba a un sistemático plan de intoxicación en los colectivos. Incluso aunque todos los casos tuvieran algo en común, no necesariamente es la burundanga (como tampoco se podría deducir cualquier otra causa improbable solo porque los casos sean muchos y parecidos y alguien haya supuesto que se debían a la razón X, sino, el día que alguien diga que es un chupacabras invisible vamos a tener que darle la misma credibilidad). En cambio, si hay algo en común en todos estos episodios, muy probablemente tiene que ver con el bajón de ir amontonado entre un montón de desconocidos, empujones, sacudidas, respirando olores múltiples, aturdido visual y auditivamente. Tampoco creo que a todo les pase por la sugestión de la leyenda urbana, pero sí creo que ella puede ser responsable por “incrementar” los casos, y sobre todo por incrementar la atribución causal de la burundanga a casos que pasan por otra cosa.

        • Ro T.

          Juliana, la mayoría de los síntomas que dicen que tienen son muy parecidos o iguales a los que me agarran a mi cuando me baja la presión, que en verano es algo que me pasa casi una vez por semana. Creo que hay mucha gente que malinterpreta esos síntomas y da origen a teorías como la de la burundanga.

      • Laura

        Coincido con Juliana. Muchos casos iguales. Quizás se le este dando el nombre de burundanga a algo distinto, que causa tales síntomas

    • María

      Juliana, esos mismos síntomas que describís los sufro después de estar mucho tiempo sentada en la computadora. Qué dijo el medico? Problemas de cervical. Y no me desmayo porque mi cuerpo se ha bancado peores cosas, pero no sería raro que uno de estos días mi vieja se despierte y me encuentre babeando el teclado y en aparente estado comatoso. Y antes de que digan “Ay, pero el cuello te avisa y te duele” NO. A mi no me duele hasta que no empiezo a marearme, transpirar, y sentirme como si me fuese a caer redonda al piso. No niego nada de lo que decís, solo digo que no necesariamente tiene que ser sugestión, puede ser un problema médico.

  11. Laura

    A mi no me lo contó nadie, lo viví en carne propia. Me tocaron en el hombro derecho haciendo la fila del colectivo colectivo, y cuando estoy por subir me tocan nuevamente. Acto seguido el hombro y el brazo se me empezaron a adormecer y me empecé a sentir mareada. Ahí fue cuando me acordé de este famoso “mito” y pedí ayuda. Quizás no sea la burundanga si, pero por ahí es otra cosa de la cual se desconoce. Si es así, es algo grave. Sugestión no creo. Y repito, a mi no me lo contó nadie. Saludos

    • Pablo A. González

      Laura, sin ánimo de subestimar (pero tampoco de sobreestimar) un testimonio de primera persona, podemos preguntarte quién te atendió, qué te dijo o qué resultados dio algún tipo de análisis toxicológico?

      • Laura

        Mucha me gente me dijo después que tendría que haber ido al medico, pero no, no fui. Estaba tan asustada en ese momento que lo único que quería era estar en mi casa, ya que estuve como 1h en un local de electrodomésticos, esperando a que vengan a tomarme la denuncia, y que me vengan a buscar (salia de la escuela a mi casa)

        • Sol M.

          Laura, y si no te vio un médico, no te hiciste análisis, y solo conoces los síntomas que tuviste… Teniendo en cuenta que la burundanga no tiene efecto instantáneo y que difícilmente pueda ser absorbida en cantidad significativa por vía cutánea. ¿Qué te hace pensar que lo que te paso fue por la burundanga, además de la leyenda urbana?
          Considerá por un momento que no haya sido la burundanga, sino una descompensación por alguna otra causa (como tantas cosas que nos pasan en el cuerpo sin que sepamos porqué) ¿te das cuenta cuánto puede haber operado la sugestión para empeorar y prolongar tus dolencias?

          • Laura

            Por eso dije, que quizás no fue la burundanga sino otra cosa que se desconoce, pero en la desesperación de sentir que me estaba mareando de lo único que me acordé fue de eso. Pero que casualidad que mi relato coincidía con el de muchos otros.. yo solo cuento mi experiencia (nada linda por cierto) ahora si es o no la burundanga, no sé

          • Sol M.

            Laura, respecto a la “casualidad” de que tu relato coincidiera con el de muchos otros, vienen al caso las palabras que antes escribí para juliana (fijate poco más arriba), así que te remito allá, cosa de no andar duplicando comentarios (“Juliana, descomponerse en un colectivo es más común de lo que imaginas…”).

    • María

      Laura, si te adormeció un hombro y te sentiste mareada sin razón, deberías ir al médico. Podrías estar padeciendo una enfermedad seria y estás menospreciando un síntoma pensando que fue un agente externo el que te lo creó. Podría repetirse o empeorarse.

  12. Joaco

    Una consulta: Si algun alcaloide de estas características se mezclara con alguna especie de “amplificador” (sepan disculpar mi ignorancia farmacológica), podría este inducir un puntapié para despertar un efecto placebo en el afectado?

    Estamos de acuerdo en que tranquilamente la cantidad de reportes puedan haber causado una suerte de histeria colectiva en la que apenas te mareas en un taxi/colectivo crees que te doparon peor que al Sr Burns, pero no se si será sano decirle a la gente que si se están por desmayar es porque su cerebro se puso en jodido y no porque efectivamente corren alguna clase de peligro. Aveces puede ser más seguro pensar en el “worst case scenario”.

  13. Nacho

    mi pequeña estadística mental recuerda más casos de “burundangueo” en medios de transporte en los meses cálidos. Como gran recurrente de los mismos siempre asumí que el efecto “se me mueve todo y me voy del mundo” se nutre de la combinación de:

    – gases de combustión de los bastante permeables bondis
    – temperatura interna levemente, pero suficiente, mayor que la externa
    – radiación solar bastante directa
    – olores rancios varios (llamesé chivo, sobaco, bolas, etc)
    – histeria colectiva
    – sal a gusto

    todo ese junto, más el hermoso estrés porteño, en mi humilde opinión, provoca esto. Gracias

  14. Pájaro

    Hola! En muchos de los casos que leí por ahí, se menciona algún tipo de pinchazo. Es posible la intoxicación de esa manera? No es para sembrar paranoia, pero sí para, llegado el caso, no ignorar un peligro real.

  15. PaMe

    Hola. Una consulta, que seguro naaadie te hizo jamas…
    Por aspiracion, no se absorbe?? Onda, en un perfume, digamosss???

    Perdon por ser mucho muy paranoica, esta bueno, como vos decis, saber, para no tener miedo.

    Hace varios meses los encontre, y los leo sistematicamente cada vez que puedo, pero es la primera vez que escribo.

    Excelente nota, excelente el gato y la caja (bien cholula la mina….)

    Besos

  16. paolo

    También influye tu sociedad en alta medida, a mi me sucedió y los doctores no la encontraron en mi organismos me detectaron cuadro de brote psicótico agudo, (mal informados) pero buscando en Internet documentandome platicando con amigos supe que había sido escopolamina, y es algo terrible ya que te dura el flashback o el efecto no-sebo como eso de 2 meses escalonado con subidas de repente cundo haces ejercicio o calientas mas el cuerpo siento que la sustancia se queda ahí y se activa con el calor y tarda en salir de tu organismo y aquí en mexico se asocia con los brujos y personas del ocultismo y pues ya se imaginaran mal rato. gracias

  17. Lucas

    Pero la gente siente el mareo, pide ayuda, es atendida, etc, etc.
    A alguien realmente le pasó algo luego del mareo en el bondi? Digo, alguno se despertó en cueros en Pampa y la vía? Porque si no la banda de los burundangueros no estaría teniendo demasiado éxito, no?

  18. Antonia

    Soy un ser de presión baja y experimenté varias veces estas cosas en el bondi/subte.
    Nunca lo relacioné con estos maliciosos efectos externos, ya que me pasa desde que soy chica, lo peor que me pasó fue que al borde del desmayo me abrieran la cartera para robarme (sin éxito).
    Es muy probable que se experimenten bajadas de presión u otras cosas peores, no nos podemos olvidar que la ciudad de Buenos Aires es húmeda por excelencia, sumada a todos los otros factores ya mencionados que se manifiestan en el transporte público.

  19. Abril

    Al fin una nota que aclara las dudas, y con todo el estilo! Esta bueno no andar con miedo de que un empujón en el subte te deje zombie.. Excelente, gracias!

  20. ariel

    lamentablemente esa droga me toco muy de cerca, tengo la denuncia radicada en la comisaria 25 de caba al salir de un boliche de la zona de palermo, me tome un taxi y le dije hasta donde iba y a las 2 cuadras freno y me hizo mirar a una persona que estaba en la esq (como hacia calor tenia la ventanilla baja) y como declare en la denuncia lo ultimo que recuerdo es que esa persona se acerco ami y me puso un pañuelo blanco en la cara, luego tome coniciencia recien cuando mis tios me hacian vomitar en mi casa y y luego de un rato y mejorarme un poco fui a hacer la denuncia y alli me dijeron que era algo que estaba pasando hace un mes y que usaban burundaga para que las victimas accedieran a hacer lo que ellos querian, mi billertera aparecio a un par de cuadras del boliche con mi dni para el otro lado de donde yo me tome el taxi

    • Sol

      Y además de que lo que “te dijeron” en la comisaría, por qué pensás que fue Burundanga? Te hicieron algún análisis y dió positivo?
      Lo que describis suena a la típica escena de cine en que duermen as una persona poniéndole un pañuelo con cloroformo en la nariz. Y en cambio, muy poco a burundanga.

  21. Diego

    No quiero Preocupar a nadie, pero sin antes leer las fuentes descritas abajo me apresuro y atrevo a desconfiar del articulo para así no perder ni un segundo, ya que este Experto que desmiente la posibilidad de intoxicación por contacto…

    TIENE BARBA CANDADO!!!

    quien en el gato me asegura que no me lo dice para que baje la guardia el muy garca, y si no me miente… ¿Como explica la barba candado?

  22. G

    El error está en confundir los síntomas de escopolamina con los de gamma-hidroxibutirolactona, que da sintomas parecidos por mecanismos ligeramente distintos, difunde más fácil y, eventualmente se vuelve indetectable (más cuando no la buscás)

  23. Lucia

    La imaginación nos juega terribles pasadas,en mi caso, con la imaginación exacerbada, tuve que ser internada,a causa de haber comido una conserva hecha por mi, y que considere podía estar en mal estado, no me intoxique, pero la presión se me fue alas nubes y tuve todos los síntomas descritos en esta nota,ademas, por ser obra de mi imaginación, no me hacían efecto los medicamentos

  24. Sofia

    Primero quiero criticar la forma de escribir de este blog que queriendo pasar por graciosa es tonta, ridicula, previsible y aburrida. Se nota que se quieren hacer los vivos usando comparaciones y frases “ingeniosas” con algun folklore popular, pero no hacen mas que mostrar una decadencia irresistible en su manera de expresarse.
    Despues por que hablar de la homeopatia sin saber, por ej. diciendo que es igual a azucar o un placebo. Una cosa es citar a un especialista y otra decir frases sin conocer y repitiendo los viejos prejuicios o mitos.

  25. SOFIA

    Por qué el nombre del doc. aparece en un blog así escrito usando adjetivos y comparaciones totalemente fuera de lugar, de mal gusto. Encima hablan de lo que no saben cuando se refieren a la homeopatía. Falta que no publiquen el comentario demostrando censura arbitraria.

    • Pablo A. González

      No censuramos absolutamente ningún comentario. En noticias relacionadas, el nombre aparece porque los autores firman las notas.

    • María Ana

      Me interesaría y espero poder conocer la opinión del Dr. Damin respecto de la nota publicada en el diario El País. Entiendo que lo rico de la discusión sobre un tema es poder revisar los modelos sobre los que trabajamos y ver si hay nueva evidencia que nos haga modificar dicho modelo, mucho más si esa persona es especialista en toxicología…

  26. Fiorella

    Hace un tiempo atrás circulaba un audio de Whatsapp en donde una mujer de voz temblorosa y llorisqueante contaba cómo habían drogado a su hija con burundanga, pero por suerte no le había pasado nada porque llegaron justo a rescatarla… Mucha gente lo pasaba a sus conocidos (incluyendome) para “concientizar” .. aunque claramente lo único que hacíamos era colaborar con el miedo/paranoia social.

    Ahora soy una persona de bien y me informo antes de hacer boludeces, ponele…


Publicar un nuevo comentario