108.-Hacelo-por-mi

Hacelo Por Mí

2015. Un investigador mundialmente reconocido en el estudio del cerebro deja de laburar con el modelo experimental que más potencial tiene a la hora de ayudar a entendernos: los monos. Esa decisión no fue fruto de un debate filosófico abierto y racional entre representantes de las diversas posturas al respecto, sino la resolución de una historia que comenzó con un miembro de una sociedad que procura terminar con toda experimentación animal que se infiltró en el instituto Max Planck de Alemania. Ahí, en uno de los centros de investigación más importantes del planeta, el espía filmó videos de maltrato animal que las autoridades gubernamentales, después de investigar, no reconocieron como una representación fiel de la vida de esos animales, dando a entender que tales comportamientos anormales habían sido inducidos, editados y recontra sesgados por el muchacho. Toda la jodita implicó meses de ataques personales y amenazas que el investigador y su grupo se fumaron hasta que no aguantaron más. Gente que trabaja toda su vida para que entendamos con cada vez mayor precisión la naturaleza de lo vivo, para conocernos mejor a nosotros mismos y, en definitiva, dejando de lado el hermoso romanticismo de la ciencia y poniéndonos pragmáticos, para poder vivir más y mejor.

Aclaremos de entrada que hay dos tipos de experimentos que pueden hacerse en animales. Uno en el cual se busca entender en profundidad la biología que los y nos compone, lo que en algunos casos implica probar una sustancia nueva para ver si tiene efectos positivos sobre una condición; y otro en el que se busca saber si determinada sustancia le hace daño al animal, como suele ser el caso de la industria cosmética. El primer tipo, que tiene como fin la comprensión del funcionamiento de los organismos y en algunos casos mejoras a la salud, es el que intenta discutirse acá. El segundo, que refiere a la estética humana, por suerte está en declive y cada vez son más los países que prohíben este tipo de pruebas. Esta aclaración, que parece evidente, es el epicentro que identificamos para evitar lo que denominamos ‘Falacia de mezclar peras con manzanas’, también conocida como ‘Mezclar todo con todo hasta que nada tenga sentido’, y evita que terminemos en alguna postura 0% grasas trans, políticamente correcta y pragmáticamente inútil.

Probablemente, la postura más segura sería asumir que en lo único que nos vamos a poner todos de acuerdo es en que el asunto es súper complejo, lo que implica que hay mucha tela para cortar para llegar a un consenso. Como con los índices de inflación, pero igual. Entonces empecemos por la idea que supone que nadie hace experimentos en animales para satisfacer un sadismo personal. Los investigadores no abren una birra, se tiran en el sillón y disfrutan de ver sangrar cobayos bebé. Estas prácticas de laboratorio se basan en protocolos claros, estrictamente controlados por comités de ética, y se realizan porque son la mejor manera (si no la única hasta el momento) de obtener ciertas respuestas. No es casualidad que, para aprobar una nueva droga, la ley dicte que antes tiene que verificarse su efecto en animales.

Dentro de las críticas a la práctica se suelen escuchar cosas como que, dado el estado del arte de la tecnología, lo que se hace en animales podría hacerse mediante simulaciones computacionales. La idea es hermosa pero, sobre todas las cosas, es fruta. No es posible ni siquiera simular una célula con la rigurosidad necesaria en las escalas temporales en las que debería hacerse para testear una droga.

Hay otra postura que propone que los experimentos en animales sean reemplazados por pruebas en cultivos de tejidos humanos. Suena bárbaro, pero tiene otro problema: no brinda información clave sobre cómo se comporta un compuesto en un organismo entero, lo cual es un poquito importante ya que, como podrán comprobar quienes tengan un espejo a mano, somos organismos enteros.

Otros dicen que los animales tienen fisiología diferente a la nuestra y por lo tanto las conclusiones sacadas de esos estudios no son aplicables a humanos, y generalmente se cita el famoso fiasco de la talidomida. Más fruta. Esa droga se desarrolló a mediados del siglo XX y fue la causa de que miles de bebés nacieran con malformaciones. Pero el problema fue que se empezó a prescribir el medicamento a embarazadas sin haber testeado cuál era su efecto en animales preñados. Y sí, cada especie puede tener ciertas diferencias fisiológicas, razón por la cual, luego de que una nueva droga pasa la etapa de experimentación animal, comienza a ser evaluada en humanos de forma muy controlada antes de liberarla al público.

Hasta ahí va la simpática y próxima ciencia aplicada. Esa que nos da medicamentos y televisores que suponemos que surge de la nada, hasta que entendemos que para que algo ande, primero tenemos que entenderlo, y para entenderlo necesitamos ciencia básica. Algunos experimentos en sujetos animales vienen de esta rama de la investigación, y no tienen como objetivo principal mejorar la calidad de vida humana (por lo menos no en el plazo más inmediato).

Ahí la cosa se pone un poco más peluda, porque desde un punto de vista netamente utilitario para la vida humana, estos experimentos carecerían de justificación. Pero, si hace cuarenta años Evans no hubiera estudiado el oído de gatos y descrito cómo se discriminan las frecuencias, hoy no podríamos devolverle la audición a sordos mediante implantes cocleares. Si hace cincuenta años Hubel y Wiesel no hubieran hecho estudios en gatos y monos detallando meticulosamente áreas de procesamiento visual, hoy sería imposible pensar en implantes para que los ciegos vuelvan a ver. Y si hoy en día no se estuvieran investigando células germinales de ratones, no estaríamos discutiendo la posibilidad de desarrollar órganos humanos en animales. Así, hay muchos ejemplos más.

Si se hubiera prohibido la experimentación animal hace cien años, probablemente hoy los diabéticos no tendrían insulina inyectable, ni contaríamos con un montón de antibióticos y vacunas. Una parva de gente seguiría sufriendo innecesariamente de difteria, poliomielitis, tuberculosis, hepatitis, tétano, sarampión, viruela, rubéola y muchas otras. Sufriendo, por no contar a los que hubieran muerto.

Seguir aumentando la expectativa y la calidad de vida, al ritmo que se viene haciendo y sin el aporte de la experimentación con animales, no es una opción. Por suerte, vivimos en democracia, lo que implica que cualquiera tiene derecho a rechazar los beneficios y militar en contra de estas prácticas, pero al mismo tiempo le impide llevar a cabo acciones violentas como las que perpetró el grupo que forzó a los científicos a renunciar a su investigación.

Pero todavía podemos ponerlo más en perspectiva. En Estados Unidos, principal nodo de avance científico mundial, se utilizaron aproximadamente 25 millones de animales de experimentación en todo 2013. A simple vista parece una cifra astronómica, pero eso significa sólo un animal utilizado por cada trece habitantes del país. De los cuales el 95% fueron ratones, ratas, peces y aves; y menos del 1% gatos, perros y primates. Aún más, por cada animal usado en investigación ese año, sólo en EE.UU, aproximadamente 6 fueron cazados (150 millones), 14 fueron atropellados por autos (365 millones), y 360 pollos fueron usados en la industria alimenticia (9 mil millones).

Dicho todo esto, aún queda la crítica moral de si nosotros tenemos derecho a decidir sobre la vida de otros animales. Pregunta megaválida que debería ser el eje de cualquier debate al respecto. Pero, en contrapartida, también deberíamos preguntarnos si tenemos derecho nosotros, con nuestros ochenta años de expectativa de vida basados fuertemente en investigación animal, a negarles a los que sufren de lo que hoy en día aún son enfermedades terminales, la chance de una cura o de, al menos, aliviar el sufrimiento.

 

http://www.nature.com/neuro/journal/v18/n6/full/nn.4039.html?WT.ec_id=NEURO-201506
http://www.dw.de/animal-testing-at-odds-with-german-public-opinion/a-18431227
http://news.sciencemag.org/europe/2015/05/embattled-max-planck-neuroscientist-quits-primate-research
http://ec.europa.eu/growth/sectors/cosmetics/animal-testing/index_en.htm
http://informahealthcare.com/doi/pdf/10.3109/00206097509071754
http://www.technologyreview.com/news/407739/brain-implants-to-restore-vision/
http://www.nature.com/news/scientists-stumble-across-unknown-stem-cell-type-1.17496
http://speakingofresearch.com/facts/statistics/http://www.anmat.gov.ar/comunicados/dispo_6677-10.pdf
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2718241/pdf/tjp0587-2817.pdf




Hay 54 comentarios

Añadir más
  1. Agustin Russo

    Carlitos diría: “is difucul”.

    Lo primero que pensé es: “¿Con qué criterio se juzga la investigación científica con animales, mientras una milmillonada de animales muere en condiciones horribles para la industria alimenticia?”

    Una cosa no quita la otra, claro está, y el debate de qué hacer con la experimentación animal es una obligación. Pero con un poco de criterio se ve que la magnitud del daño a los animales, al medio ambiente y a la propia salud humana que genera la producción de carne hace despreciable el impacto de la experimentación científica en animales.

    En cuanto al debate, más puntualmente, creo que se debería dejar la experimentación en animales para el último puesto, cuando se han agotado otras alternativas, y aplicarla del modo lo más humano posible (condiciones que tal vez hoy ya sean realidad, desconozco). En mi opinión personal, no descartaría la posibilidad de ampliar las fronteras del conocimiento y mejorar nuestra calidad de vida. Al menos no mientras siga habiendo gente que come carne.

    La experimentación animal para la industria cosmética no la banco, ni ahí. Ni siquiera me gusta que las minas se maquillen.

    • Nahuel

      Hoy en día para tener un bioterio tenés que cumplir muchos requerimientos, la gente que conozco que trabaja con animales tiene controles estrictos y vigilancia de veterinarios. Seamos razonables, cuando una vívora se come a un ratón en la selva lo hace sufrir muchísimo más que en un laboratorio donde generalmente se los mata sedados.

    • Snorlax

      Claro, tal cual. No sé con qué excusa podemos rasgarnos las vestiduras por los animales muertos para salvar vidas humanas, cuando nos los comemos todos los días porque se nos canta (y esos sí que la pasan mal). Yo apuntaría a eso primero. Si no, es todo como una gran hipocresía.

  2. Enzo Tagliazucchi

    Hubo una carta para apoyar a Nikos Logothetis (el investigador en cuestión) que yo firmé a pesar de estar en desacuerdo con cómo Logothetis planteó su defensa. Básicamente hubo una tergiversación de lo que realmente él investiga con los monos, el press release hablaba de Parkinson y otras enfermedades, y lo que él investiga es la biología básica sistema visual, lo cual me parece súper importante pero no veo la necesidad de enganiar al público. Si alguien financia tu investigación lo menos que podés hacer es ser honesto sobre qué tema investigás cuando te comunicás con el público, en vez de sugerir que estás investigando cosas con aplicaciones directas para curar ciertas enfermedades.

    Una vez discutía con alguien que trabaja con primates en neurociencia, recuerdo que dije algo como “qué suerte que los perros no son tan buenos modelos experimentales como los primates”. Su respuesta fue que en realidad para muchos experimentos los perros son mejores: son razonablemente inteligentes y pueden aprender muchas cosas, tienen sistemas sensoriales bastante desarrollados, y la ventaja principal es que son mucho más fáciles de entrenar porque quieren complacer a los humanos. Aparentemente, según ella, la razón principal por la que no se utilizan comúnmente perros en investigación es que el público enloquecería: a diferencia de los primates, la mayoría de nosotros tiene o tuvo relaciones mucho más cercanas con perros, y la idea de utilizarlos y matarlos para investigación básica horrorizaría a demasiadas personas.

    Yo mismo tengo un perro y creo que protestaría si se utilizasen (y matasen) perros para investigar la biología básica de su sistema visual, por ejemplo. De convivir con un perro todo este tiempo no me queda claro que su vida valga necesariamente menos que la vida de un ser humano, obviamente es inferior a los humanos en muchos aspectos pero también superior a los humanos en otros (de hecho, así es como se cree que ocurrió la domesticación del lobo, por nuestras habilidades complementarias como especies). Creo que resignaría tranquilamente algunos anios de mi vida para que mi perro viva más tiempo y estoy convencido de que no sería el único.

    En definitiva, me parece que utilizar primates y otros animales en investigación es una forma terrible de especismo, tenemos que reconocerlo como un (muy) mal (muy) necesario y como tal cortarlo tan pronto como sea necesario, nunca jamás hacer un experimento sin muy buenas razones y sin esperar resultados muy importantes (uno de los motivos por los que firmé la carta para apoyar a Logothetis fue justamente la importancia de sus resultados de investigar con primates).

    • Facundo Alvarez Heduan

      Entonces deberíamos encontrar la manera más democrática de plantear el asunto. O sea, si amamos a los animales, etc, no tenemos por qué tener más derechos que ellos. No los usemos para experimentación, no los comamos, y suframos las consecuencias de detener avances científicos claves y, por otro lado, los beneficios de no ver sufrir un ‘ser’ querido.
      Lo que pueden ser ‘buenas razones’ o aplicaciones potenciales muchas veces son difíciles de definir. Pero, así como no sacrificaríamos a un humano para experimentar o para sacarle un riñón en contra de su voluntad para salvar a otro, si entendemos a los animales como semejantes en estos términos, tampoco podríamos usarlos para ningún tipo de experimento. Cualquiera que trabaja en ciencia sabe perfectamente el retroceso que esto implicaría. Ahora, si se le explica todo esto al resto de la sociedad y la mayoría decide que es mejor no volver a usar un animal para investigación (de nuevo, informando también el desastre que implicaría en la obtención de conocimiento clave para el avance de la medicina y otras áreas), tendríamos que detener estas prácticas. Vivir menos y peor, pero con la conciencia tranquila. Creo que el debate es válido, pero hay que ser muy claros a la hora de explicar las consecuencias que tendría el dejar de usar animales de laboratorio.

      • Enzo Tagliazucchi

        Cual es el precio que como especie estamos dispuestos a pagar por vivir un poco más y mejor? 100% de acuerdo, no es un dogma, es una decisión colectiva.

        Recordemos que hoy por hoy, la experimentación con animales es uno de los costos menores que pagamos para tener una vida larga y relativamente cómoda. La civilización global, que hoy por hoy se mantiene mediante el consumo desenfrenado de hidrocarburos, es el sostén de este estilo de vida. Creo que hay infinidad de cosas que deberíamos poner en prioridad más alta que la salud y la longevidad humana. Una es la supervivencia de la especie (y también la de otras especies).

      • Esteban Siravegna

        Whoa.
        Fallos hórridos sobre hábeas corpus a orangutanes aparte, hay un problemita legal:

        Los animales no tienen ‘derechos’. Porque no son ‘personas’, ni siquiera potencialmente personas, ni porque pueden ejercer la contracara legal de tener derechos, que es tener obligaciones, o ser responsables de cómo usan esos ‘derechos’.

        NOSOTROS, los humanos, que INVENTAMOS esto de los derechos (vayan y discutan sobre homicidio con los leones, si no me creen), nos IMPONEMOS la OBLIGACIÓN de no maltratar a los animales, como en el caso de la ley 14.346.

        Pero no es ni recónditamente parecido a que los animales tengan derechos, porque hasta donde no podamos multar al gran danés de la del 5C por mearnos el dobladillo, no le podemos reconocer derechos a los animales, sino a través de un tercero, su dueño.

        Y NO, NO es lo mismo que los derechos del niño, ya que hay todo un fundamento de filosofía del derecho relacionado con el potencial de ser un adulto, y que puede, en cierta forma limitada, ser capaz de ejercer esa responsabilidad (y por ende recibir castigos de forma diferente).

        Declaración de Cambridge aparte, aún no hemos encontrado animales que hagan preguntas, que sean conscientes de que sus acciones afecten a otro en abstracto, y que por ende distingan de lo que nos los primates homínidos llamamos ‘bien’ de ‘mal’.
        Y hasta que eso no pase, no podemos hablar de ‘derechos’, sí de obligaciones impuestas por nosotros mismos para no maltratarlos, pero eso es todo.

        • Juan J Herrero

          tu argumentación parecería sostener que, para vos, personas con un grado de retraso mental importante u otros problemas cognitivos irreversibles (como puede ser un Alzheimer o senilidad) tampoco tendrían derechos.

    • Snorlax

      Una parte que me hizo mucho ruido, con respecto al especismo, fue esta:
      “De los cuales el 95% fueron ratones, ratas, peces y aves; y menos del 1% gatos, perros y primates.” ¿Importa qué animales eran? ¿Ratones y peces son menos que perros y gatos?

  3. Tomás

    Dardo,
    Te artículo me parece muy bueno y permite disparar muchas aristas en la discusión. Coincido plenamente en la necesidad de experimentación, en las etapas pre-clínicas para los tratamientos con medicamentos.
    Sin embargo, en algunas cuestiones me cuesta coincidir. No porque no existan, sino porque creo que hay cierto “determinismo positivista” (si se puede decir de esta forma). En primer lugar, hablas de estudios con animales de hace 40 y 50 años, momento en la ciencia tenía otras dinámicas y los “descubrimientos” eran de mayor simpleza en su aplicación. Hoy me cuesta creer que todo vaya por la vía de “mejorar la calidad de vida mediante el avance de la ciencia”, me arriesgo a decir que varios estudios con animales (y repito, no estoy en desacuerdo con ellos) terminan en una publicación en un journal y en más dinero para el investigador. La tiranía de los papers (tampoco estoy en contra de las publicaciones, habría que generar otro debate) se llevo puesto todo, incluido la afirmación sobre la experimentación animal y el bienestar humano.
    Los ensayos preclínicos son necesarios, y ahí comparto, en otros casos los intachables comite de ética deberían ensayar algún tipo de postura respecto de la necesidad última o no, y su aplicación.
    Sin dudas, es un tema complejo. Celebro tu artículo.

    Abrazos

    • Dardo Ferreiro

      Tomás,
      Coincido en que muchos estudios terminan en la publicación y no resultan ‘útiles’ para la población general. Pero evaluar a priori en qué va a desembocar una investigación es muy difícil.
      No me parece que la comparación con los estudios de hace 40 años sea tan loca. Los descubrimientos de décadas pasadas no son necesariamente simples. Tanto es así que hoy en día seguimos intentando aplicarlos. Demoramos décadas en llegar de la descripción del oído a los implantes cocleares. Y haber propuesto en aquella época que ese era el objetivo, hubiera sido bastante parecido a ciencia-ficción.
      Esta es la principal dificultad a la hora de determinar si un experimento es ‘necesario’, y cual va a ser la ‘aplicabilidad’ del resultado. Que muchas de las posibles aplicaciones de los descubrimientos son inimaginables a la hora de decidir si llevar a cabo tales experimentos o no. Y con esto no quiero decir que deberia permitirse todo porque las posibilidades son infinitas, no!
      Lo que quiero decir es que el tema debería ser encarado y debatido abiertamente como una política de estado, como una política social. Sabiendo que como con cualquier tema complejo, probablemente sea imposible llegar a ponernos todos de acuerdo, pero ojalá pudiéramos intercambiar ideas basadas en la realidad que nos ayuden a llegar a un consenso que podamos respetar.

  4. Yerlem

    Iba a poner “es difícil, pero no tanto”, pero empecé a escribir y, si, is dificult.

    De ninguna manera se puede eliminar el trabajo con animales, por más que le pese a la hipocresía de la opinión publica y de activistas tipo greenpeace. Los gobiernos y la comunidad científica tienen que salir en defensa de aquellos que investigan en modelos animales, es muy peligroso que un flaquito con una cámara, poco conocimiento y aires de héroe haga cambiar la linea de trabajo de alguien que dedicó su vida a la neurociencia.

    Si es necesario que la práctica no se haga indiscriminadamente, y que se aseguren condiciones de vida decentes para los animales. Nunca fui al Max Planck, pero si conozco bioterios acá donde esto no se cumple.

    El temita de los primates no humanos me generan muchos conflictos personales, en cuanto a cuanto entienden de la situación, y de si tal vez tener un chimpancé en una jaula toda si vida no es un poco lo mismo que tener un esclavo…pero en definitiva los conflictos personales de cada uno no deberían entrar en discusión, porque si vamos al caso si tuviera que bajar una vaca de una mazazo probablemente me haría vegetariana.

  5. Elvio

    ¡¡¡¡BRI…LLAN…TE…!!!! el enfoque. Por otra parte, creo súper necesario que todas las carreras, y sobre todo la de Ciencias Biológicas, tengan en el programa la materia Ética. Sé que es difícil darle un enfoque imparcial, pero el objetivo debería ser que lo alumnos se pregunten sobre estos temas, no que sean inducidos a una u otra postura. En la práctica y en todas las carreras, la “ética de la especialidad” se transmite igual aunque más no sea a través del ejemplo de profesores y profesionales, solo de verlos o de trabajar con ellos, pero tener la materia daría el ámbito para que cada alumno se haga sus propias preguntas y atine a darse sus propias respuestas.

  6. Sergio R.

    “postura políticamente correcta y pragmáticamente inútil”, “como podrán comprobar quienes tengan un espejo a mano, somos organismos enteros” Y el último párrafo; la ciencia incómoda. De verdad, muchas gracias Dardo!

  7. @ramirotordini

    todos somos (o pretendemos serlo) moral y políticamente correctos hasta que tu expectativa de vida se reduce y necesitas la mano amiga de la ciencia.

    sin más agradezco a quien decidió subir a LAIKA al sputnik 2 (que imagino que murió de la peor manera) pero permitió comenzar lo que hoy continua con unas hermosas fotos de Plutón.

    *Nota del Fan
    me lleva cada vez más tiempo leerlos ja! revisé todos los link!
    ABRAZO GATUNO
    #AGUANTETODO

    • Enzo Tagliazucchi

      Me parece que es falaz criticar a las personas que se oponen a la investigación con animales por beneficiarse de los beneficios de la medicina moderna. Sería estúpido e irracional no hacer uso de los avances retroactivos que existen hasta el momento, a pesar de pedir que la investigación con animales se corte en este mismo momento.

      Una analogía podría ser: si Mengele, en vez de ser un inútil además de un hijo de puta, hubiese experimentado con prisioneros de campos de concentración y hubiese descubierto cosas muy relevantes para mejorar la salud humana, creo que todos las utilizaríamos a pesar de estar de acuerdo en que dicho tipo experimentación no debe continuar nunca en el futuro.

    • v

      Uyyy que banal suena “…permitió comenzar lo que hoy continua con unas hermosas fotos de Plutón…”, supongo hay ejemplos mas útiles sobre estas investigaciones. Y si Laika murió de la peor forma, tan solo unas pocas horas después del despegue; no se cuanto se pudo aprender de esto.

  8. Andrés

    Pregunto seriamente, en desconocimiento del tema. ¿Cómo es la evaluación en humanos, una vez superada las pruebas en animales?

  9. Enrique

    Tengo opiniones muy encontradas con este tema porque si bien soy vegano y lucho en contra de la explotación animal, también considero necesario que se investiguen probables curas para enfermedades terminales. Sin embargo, y hasta que no se encuentre un método de experimentación alternativa que no incluya animales y que de resultados concluyentes y aplicables, lamentablemente tendremos que pagar ese pequeño precio. Si no, vivimos pagando no solo con muertes animales, sino también humanas.

    Por otro lado, el debate sobre este tema debería ser considerado mucho después de erradicar las inmensas muertes que se dan por parte de la industria de la carne y derivados animales.

    Como siempre, excelente nota que deja abierta la posibilidad de debate. Felicitaciones!

  10. Nats

    Uh che que tema dificil… por no decir que es como meterse al horno con un bidón de gasolina.
    No se puede estar 100% a favor o 100% en contra, porque de pronto tenes en una esquina a tu amigo perruno de toda la vida con sus ojos muy compradores y en la otra esquina a tu hijo con una enfermedad letal, y ahí ser “justo” es absolutamente imposible.
    El tema es que como especie hacemos todo este tipo de cosas que contradicen otra, nose nos re encantan los perros/gatos/monos.. animales que podemos asociar con sentimientos que tenemos nosotros mismos o comportamientos de “sociedad”. Pero por otro lado si sos una cucaracha te perseguimos por toda la casa con una bazoka si es necesario.
    Más allá de si es o no correcto creo que como sociedad, ni siquiera como eso, como especie debemos plantearnos la necesidad de proteger el resto de las especies que habitan el planeta, de mantener un equilibrio entre lo que consumimos ya sea para alimento como para este tipo de cosas. El tema es que ya no podemos ponernos a idealizar con que todo el mundo se vuelva vegetariano un lunes, porque bien sabemos que territorialmente no tenemos espacio para tanto cultivo, incluso no tenemos agua dulce con la cual regar cultivos… pero obviamente todos vemos que el consumo desmedido que hacemos como especie esta arrinconando el planeta y llevándolo a una debacle total, y a nosotros mismos nos esta arrastrando al hambre y la sed; porque de un momento a otro no vamos a poder alimentar a nuestra propia especie.
    Es realmente el momento de torcer las cosas y hacer algo más pensado, somos la era del cerebro y del pensamiento, pero seguimos atascados en conceptos del siglo pasado que no nos permiten evolucionar como especie y claramente están acabando con cualquier posibilidad de vida.
    Mas allá de si la ciencia nos pueda o no mantener 200 años con vida, deberíamos preguntarnos si ese planeta que nos va a quedar es el planeta en el que queremos vivir.

    • Martín

      Obviando el eje del debate aporto como dato a lo que decís. que espacio para cultivo hay, de hecho como las mayores superficies de cultivo son para alimentos de alimentación y engorde de ganado, si se destinasen estas a la producción de alimentos para consumo humano (los que la demanda nuestra demande), “sobrarían” hectáreas. A lo que voy es que por ejemplo en Argentina el principal cultivo es la soja, la cual su destino es como alimento para los animales y no para nuestro consumo, a esto sumale el área que requiera el ganado para ser criado, si destinamos toda esa superficie a lo que nuestra demanda demande sobraría espacio.

  11. Elian

    Me gustaría saber que pensaría un protector de la igualdad animal acérrimamente en contra de la investigación con animales si un día se le presenta la disyuntiva de salvar su vida (o la de un familiar cercano) o la de 100 ratas, elegiría las 100 ratas? ya que si tenemos los mismos derechos a vivir que los animales, entonces 100 vidas valen mas que 1 solita.
    Es muy fácil opinar sentados en casa tomando un café, pero que opinarían mañana por ejemplo si tiene cáncer de pulmón y saben que la vacuna terapéutica esta en fase de investigación con animales, y que podría ser algo que extienda sus vidas varios años?

    Yo pienso que el debate es fácil, el día que detengamos todas las matanzas humanas, la destrucción sistemática del medio ambiente, la eliminación constante de los habitas, y adoptemos un estilo de vida que no haga mierda todo a nuestro alrededor, ahí hablemos de la crianza y utilización de animales para investigación.

    • v

      ¿Extender sus vidas varios años? , en el caso concreto de cáncer de pulmón que mencionas, no creo que ha mucha gente le interese la longevidad, si no mas bien poder respirar, que no duela tanto, y muchos etc más. (Se que lo mencionas como ejemplo, pero siempre esta esa “grandeza, pseudo-inmortalidad humana” que parece tan vacía).
      El debate no es tan fácil, para nada fácil, ese día que mencionas no creo que llegue nunca, a menos que dejemos de ser especie humana (podemos y debemos mejorar claro está) y como dice el dicho (valga la redundancia): podemos masticar chicle y cruzar la calle (a la vez)

  12. Lucas

    Trabajé un tiempo con animales, más específicamente con ratas, haciéndoles cirugías intracerebroventriculares, y si bien el animal es sedado, a veces alguno se despertaba en medio de la operación y era horrible. No es fácil, supongo que con el tiempo te acostumbras. Los que trabajan de eso me decían “el animal es un reactivo más”, no te encariñes. Es difícil, muy feo, no para cualquiera. Entiendo claramente que es un gran avance para nosotros los humanos pero no deja de ser algo horrible.

  13. Juan

    Hay que tener en claro la cantidad de cosas que se habrán hecho en el pasado para que siga en pie la humanidad que hoy en día te daría asco. Son etapas, supongo que en un futuro si la gente adopta costumbres mas saludables desaparecerian varias enfermedades, lo mejor (y mas evolucionado) seria apuntar a un estilo de vida que en lo posible no genere mas enfermedades y experimentos de ese tipo, ni ninguna accion innecesaria (en el futuro) de ningun tipo que haga sufrir a cualquier cosa, incluyendo animales, humanos, plantas y lo que sea, pero bueno ahora estamos en esta etapa, no va a ser la última, en fin…

  14. Nato

    El tema es difícil hasta que se entiende que las consecuencias lógicas de vivir sin violentar absolutamente ningún ser vivo son autodestructivas.
    La cuestión es establecer el límite de esa violencia sabiendo que nunca puede ser nula.

  15. Neon_Knight

    Hola, sólo vengo a decir que se fijen el tema de las fuentes, que no solamente quedaron todas unidas (no es posible acceder a una por vez) sino que además es posible que el primer link de error.

    Por lo demás, genial el texto, como siempre. =)

  16. Ana

    Muy, pero muy interesante. Habría que profundizar mucho y analizar en profundidad los diferentes puntos de vista. Yo me quedo con el último párrafo:
    “también deberíamos preguntarnos si tenemos derecho nosotros, con nuestros ochenta años de expectativa de vida basados fuertemente en investigación animal, a negarles a los que sufren de lo que hoy en día aún son enfermedades terminales, la chance de una cura o de, al menos, aliviar el sufrimiento.” Estimo que no tenemos derecho.
    Felicitaciones!!!
    Otro tema: No sé por qué no recibí notificación de esta nota en mi e-mail, ¿pueden ver qué pasó y si se puede solucionar? Gracias

  17. Agus

    El humano está lleno de contradicciones, por ejemplo mucha gente se queja de la utilización de ratas en el laboratorio que permiten el avance de la ciencia pero jamás escuche a nadie quejarse de los venenos para ratas que salen al mercado.

    Genial la nota!

  18. Pops

    Hay una manera obvia y mucho más ética de eliminar la experimentación animal por completo. Violadores, infanticidas, asesinos, torturadores… ¿no es una opción mucho más justa para todos? El que haya tenido un hamster de mascota (encerrado en una pecera o no) ha de saber lo dulces y mimosos que pueden llegar a ser. Por otro lado, los parásitos que cometen delitos imperdonables (no hablo de robo, accidentes de coche, asesinato por defensa personal etc, sino de los hijos de puta malintencionados pervertidos de alma) TIENEN DERECHO A VIVIR DEL ESTADO CON UNA CONDENA LIMITADA USUALMENTE MÍSERA PARA EL CRÍMEN QUE COMETIERON, TIENEN DERECHO A UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD LUEGO DE ARRUINAR LA VIDA DE OTRAS PERSONAS MIENTRAS UNOS CUANTOS MILLONES DE BICHITOS QUE NO HICIERON OTRA COSA QUE NACER TOMAN EL HORRIBLE LUGAR QUE DEBERÍA ESTAR OCUPANDO LA ESCORIA DE LA HUMANIDAD.
    Quizá creen que soy un poco extremista pero…seamos sinceros, a quién prefieren ver atrapado en un laboratorio con unas jeringuitas encima (contribuyendo a la madreciencia)? al gato o pájaro que se posa cada mañana en el muro o al vecino que muele a palos a su esposa e hijos?

    Las cárceles están cada vez más llenas y los bosques cada vez más vacíos, un poco de control poblacional ‘Por El Bien De Todos’ no esta PARA NADA mal…de hecho, es necesario.

    • Facundo Alvarez Heduan

      Realmente sería irresponsable de nuestra parte entrar en esta discusión porque creemos que necesitás ayuda de un profesional. Esperamos puedas conseguirla. Saludos.

      • v

        Este tipo de delincuentes que están en la cárcel deberían trabajar allí (lógico, todos debemos trabajar para sobrevivir), ni contar si deben enmendar económicamente el daño que cometieron (ej. matar un padre de familia dejando este a 5 hijos huérfanos -sin contar la viuda- , básicamente le equivale al delincuente mantener y criar 5 niños (solo económicamente hablando), o sea lindo trabajito le espera). Los delincuentes podrían ser “voluntarios” pagos en investigaciones (y si no sale como lo esperado, condonada la deuda).
        A que voy con todo esto?, primero que no nos cerremos, podemos debatir (si interesa, si no, no, no es obligación, obvio) aunque nos parezca descabellado lo que escriben y no estemos de acuerdo y no por ello mandar al otro al psiquiatra, que de todos los que comentan estas cosas, son ínfimos los verdaderos Hitler detrás del monitor (¡lo menciono por lo que hablaron anteriormente!!!)
        Y segundo, ¿suena muy descabellado esto que dije al principio? (abstenerse de mandarme a tratar)

  19. Mauro

    Estimados:

    De más está decir que no apoyo la doble moral al respecto pero, como a varios del foro, es un tema que me molesta. Me refiero a que es natural preferir que experimentos de este tipo no existieran pero parecieran ser un mal necesario (digo “parecieran” porque me baso en sus evidencias ya que no manejo el tema).

    Entiendo que la ciencia siempre busca alternativas para poder evitar el uso de animales. La pregunta concreta es: ¿puede ser que esta búsqueda sea menos eficiente por el hecho de que las pruebas realmente se pueden hacer con animales? ¿Hay algo estudiado? No es una acusación ni mucho menos pero me imagino que podría ser una consecuencia.

    Gracias,
    Mauro

  20. v

    ¿Y porque no criar (producir) humanos específicamente para investigación? Estarían completamente aislados de la vida del resto de los seres humanos (salvo cuando se quiera investigar y sea necesario esto), así que ellos no sufrirían por las pruebas y el encierro (no conocen el “mundo externo”) porque fueron producidos para esto, y así se dispone de un organismo humano completo. No lo veo tan anti-ético.

  21. Soy el mapa | El Gato y La Caja

    […] Uno de estos ñoños románticos sádicos imprescindibles fue el gran Korbinian Brodmann. Él, médico al momento, gustaba junto a sus colegas de agarrar cerebros, cortarlos en muchos cubitos y mirarlos al microscopio. Cerebros de personas, monos, gatos, leones, zorros, topos, ratones. Digamos que todo mamífero que sus amigos zoólogos les brindara iba a parar al laboratorio. […]

  22. Martin

    “…con nuestros ochenta años de expectativa de vida basados fuertemente en investigación animal, a negarles a los que sufren de lo que hoy en día aún son enfermedades terminales, la chance de una cura o de, al menos, aliviar el sufrimiento.”

    “a negarles a los que sufren”, como sería? aquí dejamos rienda suelta a las emociones. El humano sufre, entonces deberíamos justificar experimentar con animales para aplacar su sufrimiento. Si un animal sufre, no aplicamos las emociones. Entonces es una cuestión de jerarquías de importancia, un juego intelectual para justificar una cosa por la otra. Una especie con derechos adquiridos contra otra que no los tiene.

  23. Gabriel

    Comento un toke tarde: Creo que el tema es complicado, y me tiene mal. Soy estudiante de biotecnología, y me encantaría poder dedicarme a la investigación (sobretodo en el area oncológica). Pero experimentar con animales me hace mucho ruido en lo personal. Al fin y al cabo, dañamos algo para que otra cosa no sufra ese daño. No se crea, se traspasa el sufrimiento. Y un animal es un animal. Esta vivo. Siente (y aclaro, por las dudas: pienso que la industria alimentícia es una porquería, como bien dice la nota sobre veganismo), y no creo que tengamos derecho sobre ellos. Ahora: Rechazaría un medicamento porque fué elavorado en base a experimentación animal? Y no, la verdad que nó… Es un tema que me tiene mal, y sé que llegará el momento en que tenga que decidir (dada la carrera uqe elegí).
    :/


Publicar un nuevo comentario