Carrito
El carrito está vacío.
305.Emparejame_la_torta_05

Emparejame la torta

¿Dónde se cobra el Ingreso per Cápita? A más de un muerto de hambre le gustaría saberlo.

En nuestras tierras, los numeritos tienen mejor suerte que las personas. ¿A cuántos les va bien cuando a la economía le va bien? ¿A cuántos desarrolla el desarrollo?

Eduardo Galeano

 

Cuando con mi pareja decimos que no vamos a casarnos, la respuesta es siempre la misma: ‘Bueno, ¡pero hagan fiesta igual!’. Es que a todos (o a casi todos) les (nos) gusta la fiesta. Pero hay alguien que no siempre la pasa tan bien: el que organiza. Que quiénes vienen, que cuántos invitados, que si pollo, carne o menú vegetariano, que cuánta mesa dulce, cuántos kilos de torta. Una forma intuitiva de resolver esto último es pensar cuánto queremos que coma cada invitado y multiplicarlo por la cantidad de invitados que vendrán:

De esta forma nos aseguramos de que todos puedan degustar y disfrutar de la torta que tanto nos costó hacer o comprar (según habilidades y ganas). Y si tenemos dudas o había alguna apuesta en juego, al final de la noche podemos estimar cuánto comió cada invitado haciendo el cálculo inverso:

Esto último es básicamente un promedio o, como se llama en el ámbito estadístico: la media. Otro parámetro estadístico, menos conocido pero súper útil, indica el valor que deja igual cantidad de personas por arriba y por debajo de sí mismo y se llama mediana (si la mediana es 0.5 kg de torta, sabemos que el 50% de los invitados comió 0.5 kg de torta o menos, y el 50% comió 0.5 kg o más). Por último, algo que todos conocemos y que sirve mucho para este tipo de cálculos es el valor que más se repitió, al que llamamos la moda (o el modo, según gustos estadísticos): ¿Cuántos kg de torta comió la mayoría de los invitados? Eso es la moda. (Acá con mayoría no nos referimos a la mitad más uno de los casos, sino al caso que ocurre la mayor cantidad de veces, o lo que entendemos como ‘mayoría relativa’).

Media

Mediana

Moda

Decidimos hacer una fiesta bien chica. Invitamos a 20 personas y encargamos una torta de 10 kg. Si todos los invitados comieron lo mismo, la media, la mediana y la moda son exactamente iguales. Este caso se vería así:

En este ejemplo vemos  lo que cada invitado comió de torta (en fracción de kg). Como la torta tenía 10 kg y los invitados eran 20, el promedio es de 0.5 kg por persona y, como todos comieron lo mismo, la mediana también (porque el 100% de los invitados comió 0.5 kg de torta); lo mismo la moda. En criollo, la torta se repartió por igual entre todos los invitados.

Otra forma de resolver el dilema es simplemente poner banda de torta en la mesa y dejar que cada quien coma lo que quiera, sabiendo que habrá quien come como pajarito y dejará la porción a la mitad, que la mayoría comerá bastante (¿para qué son las fiestas, si no?), y que también habrá un grupo que lastrará hasta tener que desabrocharse el último botón del pantalón. La distribución de la torta sería algo así:

En este caso, calcular la media nos habla un poco menos sobre lo que cada invitado comió, pero igual sirve para darnos una idea útil para la próxima fiesta. Como la distribución es simétrica (va igual para ambos lados), acá también la media y la mediana coinciden. Con la misma torta de 10 kg y los 20 invitados, la moda en este caso también es de 0.5 kg de torta, es decir que la mayoría (exactamente 6 personas) comieron medio kilo. Pero mirando bien el gráfico nos damos cuenta de que hay personas que comieron menos y también otras que comieron notablemente más. De hecho, hay una persona que parece que andaba con gula porque se comió 900 gramos ella solita.

El problema surge cuando te enterás de que ciertos parientes indeseables vienen a la fiesta. No sólo tenés que quedar bien con ellos, sino que sabés que comen mucho, y que les importa poco si los demás comen o no. En ese caso tenés que calcular cuánto van a comer ellos, y hacer la torta lo suficientemente grande como para que sobre algo para los otros invitados. Claro que llega un punto en que no es posible hacer la torta más grande, y tenés que aceptar que habrá invitados que se queden con ganas de más, y hasta algunos que ni siquiera lleguen a probar la torta o tengan que andar pidiendo que les conviden. En ese caso, la distribución de la torta se vería algo así:

Mirando el gráfico vemos que 3 invitados comieron 1 kg de torta cada uno, dejando 7 kg para que se repartan entre 17 personas. Algunos les siguieron la corriente y consiguieron comer 700, 800 o 900 gramos de torta. Pero la gran mayoría comió mucho menos. En este caso, la media y la mediana ya no coinciden. De hecho, la media sigue siendo de 0.5 kg, pero la mediana es de 0.35 kg. Esto es así porque tus parientes comieron tanto que, aunque la mayoría de la gente comió poco, hicieron que el promedio siguiera siendo alto. Por eso la moda en este caso es la que mejor nos canta la posta: la mayoría de los invitados comió 200 gramos de torta. En este ejemplo la distribución ya no es simétrica.

Acá viene la parte donde el casamiento se pone hostil y la torta polisémica, porque con el PBI pasa algo muy parecido.

El PBI (Producto Bruto Interno) se calcula sumando el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país o región durante un determinado período de tiempo. Es decir, se hace una lista de lo que se produjo en el país (no importa de qué nacionalidad sea quien lo produce) para consumidor final (no como medio para producir otra cosa), se revisa cuánto vale cada cosa de la lista en el mercado (por cuánto podrías venderlo), se suma todo eso y lista la torta. Hay quienes dicen que cuanto mayor es el PBI, mejor se está. Cuanto más kg de torta, más torta comemos.

Obvio que acá viene un PERO.

Tal como pasó con la torta, para saber cuánto comerá cada uno, necesitamos dividir el PBI por la cantidad de habitantes del país. El resultado es el Ingreso Per Cápita (IPC), que desde hace bastante se usa como EL indicador de bienestar predilecto. Cuando el IPC es alto se sale a alardear frente a otros países, porque se asume que todos están con la panza llena de tanta torta. Pero la distribución de los ingresos en Argentina (y en tantos otros países que también usan el IPC como indicador de bienestar) es marcadamente asimétrica, y ahora sabemos lo que eso significa: que el promedio es un mal estimador de cuánto come cada uno.

En base a los datos del INDEC, la distribución de ingresos en Argentina en el segundo trimestre de 2016 fue así:

Muy linda, muy precisa, la tabla. Pero, para poder ver esto más claro, mejor un gráfico:

Lo que vemos ahí son deciles, es decir, bloques de a 10% de la población, y cuánto de los ingresos totales del país van a cada uno de esos bloques (ordenados de menor a mayor, según su acceso al ingreso). Ahí se ve que un 10% de la población (el 10% más rico) accede a más del 30% del ingreso, mientras que el 50% más pobre de la población (deciles 1 al 5) tiene que repartirse el 21.5%. Para ponerlo en números, el promedio de ingreso per cápita familiar es de $5.717, pero la mediana nos permite ver que el 50% de la población recibe $3.893 o menos, mientras que el 10% más rico cuenta en promedio con $18.037.
Pero como ver sólo un gráfico no es suficiente, hay otro indicador llamado Índice de Gini para estimar el nivel de desigualdad en un país. El Índice de Gini va de 0 a 1; cuanto más cerca de 0 más igualdad (un puntaje de 0 exacto significa que todas las personas reciben exactamente lo mismo), cuanto más cerca de 1, lo contrario (sacar 1 en Gini significa que una persona recibe el 100% del PBI, y el resto, claramente, nada).

Familia Weasley. Índice de Gini: 0.1429 (aunque aumentó a 0.1666 el último año).

Argentina históricamente ha oscilado entre los .4 y .5 puntos, y aunque la tendencia en los últimos años mostraba una disminución en la desigualdad, parece que estamos volviendo a aumentar. De hecho, de acuerdo al Centro de Economía Política Argentina, en el 2016 Argentina sacó un Gini de .41 a nivel de ingresos medios per cápita familiares. Hay países que están peor, sí, pero eso no quita que venimos bastante al horno en términos de igualdad.

Para contextualizar, acá están los resultados para todo América latina:

El uso del PBI y consecuentemente del IPC como indicadores de bienestar ha sido muy criticado, incluso por su creador, Simon Kuznets. Pero además se pone en duda su utilidad como sinónimo de bienestar por otras razones, como que ignora el impacto de la producción en el medio ambiente, no incorpora datos en relación al nivel de educación, salud, condiciones laborales y justicia, entre otras. En base a esto se han propuesto diferentes índices que buscan reflejar el verdadero nivel de bienestar de la población, como el Índice de Desarrollo Humano, que además del PBI considera la esperanza de vida y algunos datos sobre educación. Hay otros índices nuevos y más ambiciosos como el SEDA (Sustainable Economic Development Assessment) que considera 10 aspectos del bienestar, o el Índice de Progreso Social (Social Progress Index), que evalúa los países considerando las necesidades humanas básicas y otros aspectos como acceso a educación, salud, calidad ambiental, derechos personales, libertad de expresión, tolerancia e inclusión. El punto en común entre estos últimos índices es que los datos de varios años consecutivos en diferentes países permiten ver que para aumentar el bienestar lo importante no es (siempre) aumentar el PBI, sino decidir cómo distribuirloComo ejemplo, Canadá se encuentra en el puesto 13 en el ranking según IPC, pero 6to en el ranking de progreso social, mientras que Estados Unidos está número 5 según IPC, pero 18 según progreso social. Con menos, Canadá hace mejor, digamos.

Si bajamos un poco en el mapa encontramos que, según IPC, Costa Rica (puesto 55) puntúa peor que Argentina (puesto 45), pero mucho mejor según progreso social (Costa Rica=28, Argentina=38). Y si nos venimos bien cerca, también encontramos que Uruguay (puesto IPC=43, puesto Progreso Social=31), con un poquito más que Argentina, parece estar logrando hacer bastante más en términos de distribución.

*Gráfico del Social Progress Index 2017 (https://www.socialprogressindex.com).

Lejos de ser perfectamente objetivos, los datos no hablan por sí solos sino mediante la forma en que les preguntemos. Esas preguntas que hacemos tienen que ver con la mirada y objetivos que tenemos. Al hacer la pregunta, llevamos también nuestros a prioris, nuestras narrativas. Tendremos entonces que pensar bien cómo vamos a calcular lo que necesitamos para la fiesta, y qué significa para nosotros ‘que alcance’. ¿Es que coman nuestros primos un kilo de torta mientras los compañeros de la primaria ni la ven pasar?

Con la pregunta en frente también tendremos que tomar otras decisiones, siendo clave decidir si vamos a obstinarnos en hacer más y más kg de torta o si nos dedicamos a pensar mejor cómo distribuirla. Porque hace rato nos vienen prometiendo una fiesta para muchos pero, por ahora, de la torta, a la mayoría sólo le siguen llegando las migas.

 

Galeano, E. (1989) Los numeritos y la gente. En El libro de los abrazos (pp. 57). Buenos Aires: Siglo XXI
Indice de Gini 2016 http://datos.bancomundial.org/indicador/SI.POV.GINI?view=map

Ingreso per cápita por país: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_PIB_(PPA)_per_c%C3%A1pita
Social Progress Index de Argentina 2016: http://www.socialprogressimperative.org/countries/ARG/#performance/components/spi/
Sustainable Economic Development Assessment (SEDA): https://www.bcgperspectives.com/Images/BCG-Why-Well-Being-Should-Drive-Growth-Strategies-May-2015.pdf
https://www.ted.com/talks/michael_green_what_the_social_progress_index_can_reveal_about_your_country

 




Hay 47 comentarios

Añadir más
  1. Leo

    La ignorancia del artículo parte de la ignorancia de todo zurdo con respecto al PBI: que la torta viene dada. Es decir, parte de que no importa cómo nosotros obliguemos a las personas a repatir su riqueza, la riqueza va a seguir estando. Para entender la realidad, hay que entender cómo se formó esta torta que tenemos ahora, que es una tortaza. Cuando digo tortaza, me refiero a que del año 0 al año 2000 pasamos de vivir entre las cabras a viajar a la luna, de morir a los 25 años a morir a los 90, tener computadoras en el bolsillo, autos, aviones, heladeras, etc. Todo este milagro que hicimos, implicó una multiplicación del PBI per cápita en esos años de 12,8 veces.

    El PBI per cápita mundial, entre el año 0 y 1800, creció a un ritmo de 0,02% por año. Del 1800 al 2000, creció a 1,10% por año. Puede parecer poco, pero implica que la tasa de crecimiento se multiplicó por 55 veces. ¿Qué logramos con esa aceleración en la tasa? Crecer en 200 años (la torta) 6 veces más de lo que habíamos crecido en toda nuestra historia. Entre 0 y 1800 se multiplicó por 1,43 (un misero 43% de crecimiento) y entre 1800 y 2000 se multiplicó por 8,9 (incremente del tamaño de la torta del ¡790%!). Y eso fue gracias a la acción del Estado y las ideas de Marx (ja). Claramente fue gracias al capitalismo; todo lo que tenemos a nuestro alrededor se debe a eso.

    El capitalismo entonces crea riqueza, es decir, agranda la torta, con lo cual no hace falta llevarse un mayor porcentaje de la torta para incrementar la porción que uno recibe. Además, si una fuerza a una persona a distribuir su riqueza una vez que la genere, entonces el incentivo a producir será menor, y por ende la aceleración en el tamaño de la torta se verá disminuido, lo que a la larga te hace más pobre. De nuevo, el tamaño de la torta no viene dado, sino que tiene que estar los incentivos, como las instituciones que protejan el fruto de tu trabajo, es decir la protección de la propiedad privada, cuya contraparte es la expropiación.

    Por último, parece que te olvidaste de remarcar lo más obvio de ese último gráfico, y es que el bienestar humano y el PBI per cápita están claramente relacionados; entonces yo me pregunto, los países pobres, ¿tienen que tomar ideas de redistribución de su torta, o de agrandarla? Por suerte, cada vez más países en el mundo deciden alcanzar a los países desarrollados haciendo lo que hay que hacer, y por lo tanto están reduciendo la desigualdad de ingresos en el mundo.

    http://static3.businessinsider.com/image/558daab46bb3f7eb7edaa49b-1200-900/income-distribution-chart%20(1).png
    https://assets.weforum.org/editor/hRWv4YSU__CXCaOCMwCtcGxRmhm-6DW6SYVfAoOxEMg.png

    • plapla

      Te hacés el erudito pero citás al Business Insider. Las falacias que defendés cual típico mercenario mediopelo están refutadas académicamente. La concentración de la riqueza no se tradujo en mayor productividad al menos desde 1970. Sos más gato que el que está en la caja. No aprobás ni el curso de ingreso en la Kennedy.

    • Any B

      Hola ! Aunque no acuerdo con lo que planteás, y me parece totalmente innecesario el bardeo y ‘etiquetaje’, te agradezco por comentar.

      Ahora vamos a lo que decís
      1) Si no hay torta nadie come, eso está claro y nunca se dijo lo contrario en la nota.

      2) Estás haciendo un salto lógico GIGANTE al plantear que el crecimiento es gracias al capitalismo. Pasás de mencionar cómo creció el PBI a decir (sin mayor argumentación) que eso es debido al capitalismo…
      Por otro lado, es imposible aducir causalidad cuando no tenés con qué contrastar. Como mucho, y poniendole muchas ganas podríamos llegar a pensar en correlación, pero ni siquiera. Hay muchas otras variables que podrían explicar lo que ‘somos hoy’ y que son imposibles de separar de la existencia del capitalismo. De base, el mero paso del tiempo…

      3) Lo que decís respecto a los incentivos es llanamente falso. Hay muchos estudios que demuestran, por ejemplo, que los incentivos externos (e.g., dinero, premios) generan disminución en la motivación intrínseca (las ganas de hacer las cosas por el placer de hacerlas, o por objetivos internos). La necesidad del incentivo es creada por la mismisima aplicación del incentivo.

      • Leo

        Hola Any,

        1) Nunca dijiste eso, pero lo dejás entrever de manera no intencional. Partir de la premisa de que uno puede modificar las porciones que cada uno se lleva de la torta sin tener en consideración en ningún momento la consecuencia que dichas acciones tendrían sobre el tamaño de la misma, es el centro de mi argumento.

        2) Yo no dije “el PBI creció, entonces fue el capitalismo”. Yo dije “El PBI no creció prácticamente nada en 1800 años, y a partir de que se crea el capitalismo, nuestra producción aumenta en 55 veces, y de repente, aparece la torta que hoy dicen poder repartir sin generar ningún daño en su tamaño.”

        3) Si a vos te pagaran 1.000.000 de dólares por cada sesión, yo creo que te encantaría dar sesiones y darías cada vez que pudieras. Si por cada sesión, todo lo que te pagan, me lo quedo yo desde el Estado, tu incentivo para dar sesiones, es lo mínimo que puede ser; ¡y no digo 0! Podría salir de tus ganas de hacer caridad, o vivir para la sociedad, y eso estaría buenísimo, pero lo correcto sería que lo hicieras voluntariamente. Por eso, la caridad, la beneficiencia y la solidaridad, sólo pueden existir si se profesan libremente y voluntariamente, es decir, son valores capitalistas. Pero me fui de tema. Creo que cualquiera se da cuenta de que cuanto menos gana uno haciendo una actividad, menor es el incentivo; es obvio.

        • Largo

          Y si ganases 1 Millón que no te sirve de nada, porque ya tenes 10 millones, en la décima sesión seguís teniendo ganas de “dar sesiones?” estás obligado a hacerlas siempre, y siempre te pago, pero ya sos millonario! Seguís con ese “falaz” incentivo monetario del cual hablas?

          • Leo

            Para seguir teniendo el mismo nivel de motivación voy a necesitar más plata. Pero eso no quita que cuanto más alta sea la retribución, mayor será el incentivo; cuanto más baja sea, menor será el incentivo, siempre.

            Por suerte los empresarios grandes no se conforman con lo que tienen, sino no tendrían motivación para expandir sus empresas y por lo tanto invertir y generar trabajo, por ejemplo, los puestos en la fábrica de Pepsico jamás hubiesen existido.

          • fxtronic zeitgeist

            el “incentivo” monetario en realidad no existe ,la gente no va a trabajar por el dinero la gente va atrabajar por que de lo contrario no puede pagar la luz,el gas el alimento etc etc entonces no es incentivo monetario en todo caso lo llamaria estorsion monetarista si no tenes dinero te mueres.

    • Ivana Acevedo

      El límite de tu capitalismo es la naturaleza, cuando no puedas seguir acumulando mercancía a costa de la explotación de los seres más débiles, porque el mundo es finito y tiene un límite.

      “el capitalismo crea riqueza”, para quien? que mucha risa me genera esa afirmación, viendo el mundo que tenemos.
      Crea destrucción.

    • Ale

      Al empezar tildando de “Zurdo” al articulo ya deja entrever que lo que continuara es una visión al menos sesgada del asunto, propio de un ser de “derecha” que pone lo material por encima de lo humano. En su análisis no entra ni el trabajo informal, ni la explotación ni (incluso) las formas de trabajo serviles o esclavistas que generan ganancia para uno (el dueño) y marginalidad para el resto, resto que no llegan jamas a percibir ese “progreso” del que ud habla. Básicamente, el fin justifica los medios.
      Disculpe, yo apunto al menos en primera instancia a un capitalismo construido desde la igualdad ( el caso de los paises Nordicos, muy bien documentados por B. Kliksberg) para dar lugar mas luego a otras formas de economía. 2000 años sin poner en tela de juicio la forma en la que “generamos riqueza”, cuando es mas que evidente (sobre todo en estos ultimos 200 años) de como se vive cayendo gente de la mesa, es a mi entender la verdadera ignorancia.

      https://www.pagina12.com.ar/diario/especiales/18-178116-2011-10-02.html

    • Sol Minoldo

      El artículo apunta a dos cosas: 1. mostrar lo limitado que puede ser un indicador promedio para describir la realidad de la mayoría y del conjunto; y 2, que la distribución y el uso de los recursos es importante también (y no solo la cantidad), al punto que con menos recurosos algunos consiguen estar mejor.
      Los dos puntos estan correctos. No hay ninguna ignorancia en la explicación .

      Respecto de lo que decis, si la desigualdad fuera condición necesaria para la producción de la riqueza, y fuese una variable fija, habría una correlación entre desigualdad y riqueza que claramente no hay. Osea, aun si algún nivel de desigualdad fuese “indispensable”, claramente la relacion desigualdad-riqueza no es lineal.
      Pero ademas, hay mucha controversia en torno a eso que afirmas como una verdad, de que la desigualdad sea condición de necesidad para el crecimoento (o reproducción) de la riqueza, en los niveles actuales, a estas alturas del desarrollo de las fuerzas productivas. Una revisión de la literatura quizás ayudaría a que seas menos categórico (y soberbio) al afirmarlo.
      Hay mucho de pemisas axiomáticas y de posicionamiento ideológico en tu argumentación. Asique tus diferencias no tienen que ver con ignorancia de la autora. Estaría bueno ver si aprendenos a debatir sin llevarnos puesto todo.

      • Leo

        Sí, creo que parte de una ignorancia. A ver, a quién no le gustaría que haya menos desigualdad, menos pobreza, menos hambre…¡es ridículo pensar que yo no quiero eso! Pero miremos la realidad, veamos qué se hizo para mejorar la vida de la gente en el mundo a lo largo de la historia, sino la discusión socialismo vs capitalismo siempre es injusta, ya que el socialismo incurre siempre en la falacia de la solución perfecta: el capitalismo tiene el problema de la distribución de la riqueza, pero cuando se intentó solucionarlo, se terminó siempre peor…no hay solución perfecta, hasta ahora el capitalismo demostró ser el mejor sistema (o si querés, el menos malo; para mi es perfecto).

        Es fácil escribir este artículo pidiendo repartir la torta sin proponer cómo hacerlo, y literalmente diciendo que nos tenemos que cuestionar si vale la pena preocuparse por el crecimiento de la misma. Yo estoy dando argumentos para entender por qué creo que no es así, porque priorizando eso es como llegamos hasta acá; por eso la explicación larga sobre cómo todo lo que logramos se debe al crecimiento de la torta. Entonces, ¿por qué no priorizar eso? ¿Dónde están los casos de países que repartiendo la riqueza, mejoraron más su calidad de vida que quienes no lo hicieron? El artículo compara Canadá con E.E.U.U. por ejemplo, pero pareciera dejar de lado el hecho de que un país de ingresos medios jamás será como Canadá si no alcanza un PBI per cápita cercano primero, con lo cual la medición del PBI per cápita explica muchísimo más de lo que no explica.

        • Ezequiel

          Leo:
          Comparemos los datos de la economía global:
          1700–1820 – 0.2%
          1820–1913 – 1.2%
          1919–1940 – 1.9%
          1950–1973 – 4.9%
          1973–1990 – 2.5%
          (Davidson, P. 1999. “Global Employment and Open Economy Macroeconomics,” en J. Deprez and J. T. Harvey (eds), Foundations of International Economics: Post Keynesian Perspectives, Routledge, London and New York. 9–34).

          Otra fuente con datos desde 1960 solamente:
          http://data.worldbank.org/indicator/NY.GDP.MKTP.KD.ZG
          (Banco Mundial, pongo el crecimiento porcentual porque es lo que planteabas al principio vos)

          Como podés ver, el mayor crecimiento se da en los años de esplendor del keynesianismo, de pleno empleo y con Estados fuertes. que implementaron políticas redistributivas.

    • Ezequiel Puerta

      Das por sentado varias cosas… supongo que de manera tendenciosa. Primero, comparas el PBI de intervalos temporales históricamente enormes, como si las condiciones fueran identicas y lo único que cambió en ellas, es la presencia del capitalismo como sistema dominante. Es mentira, hubo muchísimos otros cambios que ayudaron a realizar los avances de estos últimos siglos. Muchísimos inventos y avances tecnológicos que no se hicieron en el marco empresarial, sino en el ámbito estatal y/o académico.

      Además que toda la ciencia contemporánea se asienta sobre bases que fueron desarrolladas muchísimos siglos atrás, precisamente en esa época cuando decís que el crecimiento del PBI era ínfimo en comparación al actual. Por lo tanto, el capitalismo no es el motor del crecimiento tecnológico (de hecho en la actualidad muchas veces las empresas no invierten en investigaciones que pueden no llegar a ningún fin comercial).

      No le debemos el progreso actual al capitalismo, eso desde ya. Ni la historia de la máquina de vapor está exenta de esta cualidad. La misma fue ideada, estudiada, desarrollada y mejorada durante milenios por incontables personas, hasta que permitió dar el puntapie a la revolución industrial. Nada tiene que ver todo eso con el capitalismo. No llegamos a la Luna porque Microsoft se propuso hacerlo, llegamos porque dos estados compitieron por el poder hegemónico del globo terráqueo (podríamos lograr que los estados progresen de manera colaborativa y no competitiva, no?), vivimos hasta los 90 años porque hubo científicos, médicos, químicos, físicos (como Curie, Fleming, por ejemplo).. que investigaron mas allá de los intereses de las empresas y las farmaceuticas. Tenemos computadoras porque hubo lógicos, matemáticos, físicos que pensaron más allá del dinero y dedicaron su vida a investigar cosas que en su momento no se valoraban y hoy en día son las bases de la computación y la informática. Si afirmas que todo eso se logró solo por multiplicar el PBI, me parece una falta de respeto a toda esa gente (muchos de los cuales ni eran capitalistas y en su condición de socialistas o comunistas fueron perseguidos, como el mismísimo Einstein).

      Por otro lado, defender el capitalismo diciendo que es el camino para reducir la desigualdad es una tonteria. El capitalismo se basa en capital, su acumulación y solo inversión del mismo cuando viene aparejada de una ganancia sustancial. El capitalismo no se trata de distribución de la riqueza ni de igualdad. El capitalismo favorece la fragmentación de las sociedades en clases, favorece la desigualdad. No existe capitalismo sin clase alta (pocos dueños de la producción, los que se llevan la tajada inmensa de la torta) y sin clase baja (muchisimos que solo pueden dar su fuerza productiva, los que apenas pueden saborear la torta… o ni eso).

      Si crees que se puede lograr “pobreza cero” desde el capitalismo, entonces replanteate tu concepto de ignorancia.

    • Economista zurda

      Los que sostienen que la torta “viene dada” no son justamente los “zurdos”. Es la economía neoclásica la que se basa en esos principios (léelo a Walras y a los bienes que caen como maná del cielo).
      Los “zurdos” insisten historicamente con la teoría del valor-trabajo, en preguntarse de dónde sale la torta, cómo se multiplica, incluso en un sistema con el que “no concuerdan”.
      A partir de ahí, todo el resto en el posteo es apología.

    • Ezequiel

      Ya debatimos lo mismo en el artículo “82% mérito”. Evidentemente, tenés una idea ya formada.
      De todos modos, veamos…
      1) Creo que nadie asume que la torta viene dada. En el artículo se muestra que hay concentración de la riqueza en Argentina, cosa que creo que nadie discute. Punto. El resto lo dijiste vos.
      2) El tema de los incentivos no es lineal. No sé por qué pensás que nadie hace cosas gratis: yo soy voluntario en una ONG, doy clases…y lo hago gratis, porque me gusta (“me reporta utilidad”, si querés). Los incentivos no vienen solamente por el lado del dinero. La verdad, no sé si produzco más en mi trabajo pago que en mi trabajo voluntario.
      3) El “capitalismo” no crea riqueza necesariamente. Crea riqueza bajo un determinado contexto histórico y geográfico, como bien te puede explicar cualquier africano de 1890 o argentino de 1975 en adelante.
      4) El incentivo a producir no necesariamente está ligado a no distribuir la riqueza. Te pongo un ejemplo extremo: en las fábricas soviéticas, Stalin incentivaba fuertemente la producción. ¿Cómo? Si no cumplías las metas de producción, te mataba. No estoy diciendo que esa metodología esté bien, solamente remarco que el “incentivo” no necesariamente son unidades monetarias.
      5) Lo de “instituciones que protejan el fruto de tu trabajo, es decir la protección de la propiedad privada, cuya contraparte es la expropiación” me encantó. ¿En serio? ¿Qué tiene que ver el “trabajo” con la propiedad privada? Puedo ser dueño de millones de empresas, tener miles de propiedades y no haber trabajado nunca en mi vida. Además, ¿por qué no puede haber trabajo en una propiedad colectiva? ¿Por qué asumís que en una comuna, por ejemplo, no hay incentivos para el trabajo?
      6) La dicotomía que plantéas es falsa: los países pobres tiene que tomar ideas de distribución de su torta Y agrandarla. No es “o” sino “y”.
      7) “La caridad, la beneficiencia y la solidaridad solo pueden existir si se profesan libremente y voluntariamente, es decir, son valores capitalistas”. Claro, campeón, en toda la historia humana no hubo solidaridad, caridad ni beneficiencia hasta los últimos 200 años (?).

  2. Federico

    Un dato interesante a tener en cuenta es cuanto del ingreso per capita es formado por subsidios ya que éstos se cuentan como ingreso y en si no son el resultado de un proceso productivo. (No es valor generado por el decil). El punto de saber ese dato nos da luz sobre si los países fomentan las panaderías o le roban las tortas a las que están haciéndolas quebrar.

    • Marcos Feole

      No, los subsidios no entran en el ingreso per cápita. Fijate como se calcula el IPC: se suma todo lo que un país produce en bienes y servicios, y se divide por la cantidad de personas en ese país. Los subsidios no entran en ningún momento. No es que suman los sueldos de todas las personas.

      Los subsidios se cuentan en el eje ‘x’, en los deciles que marcan el porcentaje de ingreso; y ahí justamente juegan a favor de que haya más igualdad. No se cuentan en el IPC.

  3. Dieg@

    … vine hasta aqui sólo para comentar la genialidad de las ilustraciones que explican la media, mediana y moda… vuelvo a terminar de leer la nota…

  4. Carina Mantovani

    La explicación, más allá de los heridos y contusos que está dejando, logra llegar como una patada directa al estómago de quienes sólo podemos rozar la torta con la punta del índice. Muy bueno!

  5. Daniela

    Entré con intención de comentar algo sobre el troll del inicio… pero la horda de gatos bien informados ya lo ha resuelto. Sólo quiero agregar que esta nota me parece impecable, relevante y plantea con claridad la necesidad de cuestionar de una vez el sistema en el que vivimos. Las mayorías somos las que nos quedamos con poco o nada de torta y el supuesto “desarrollo” ni lo explica ni lo justifica.

    PD: profes de estadística, una buena forma no sólo de explicar estadística descriptiva, sino también de ilustrar cómo y para qué sirve y sembrar algunas inquietudes en jóvenes estudiantes.

  6. Federico

    Todo muy rico, pero Mafalda lo explicó hace cincuenta años con un ejemplo de plato principal: si yo me como dos pollos y vos ninguno, la estadística dice que los dos nos comimos un pollo.

  7. Nat

    Hola Anabel! Muy buena la nota, pedagógica la explicación de los indicadores en general y buen, sobre las discusiones, si salta la derecha/neoclasismo/mainstream quizás es hasta un halago. Los temas de distribución del ingreso suele quedar en manos de quiénes nos interesamos por las injusticias.
    Te comento solamente para hacer una observación, y es que, en los datos de EPH-INDEC, la escala decilica que se presenta es de distribución de los ingresos de los hogares. En el gráfico de barras que está a continuación, dice “% de PBI per capita familiar”, cuando en realidad esa distribución no contempla el PBI en ninguna parte, porque por ejemplo pueden componer el PBI lo que luego no se reparte entre familias sino que se lo quedan las empresas para reinvertir o lo que sea. La escala de ingresos de la tabla es de lo que “va a las familias” solamente, y el reparto es de la masa total que llega a los hogares.
    Obviamente esto no quita la conclusión, que es que el PBI, por más esponjoso y cremoso que sea, puede repartirse de forma inequitativa, pero la presentación de esa información en particular no sería del todo correcta.
    Espero que te sirva, la idea es acercar una crítica constructiva. Saludos!

  8. Ricardo

    Muy buena la nota; la forma en que la fuiste llevando para mostrar las conclusiones de manera simple y clara.
    Me encantó. !!!

  9. Benia

    Excelente la ilustración de los estadísticos del artículo y espero que la torta haya salido buena. Porque el PBI per cápita y los otros indicadores de desigualdad no dicen nada o muy poco, de la calidad de lo indicado, que debería tener que ver con el alcance de metas de satisfacción de necesidades físicas, sociales, culturales y políticas; sus umbrales y techos específicos, por grupo social y en el corto, mediano y largo plazo. Al respecto recomiendo, a los jóvenes gatitos, hojear, picar o engullir el libro escrito hace casi medio siglo que encontrarán en el enlace. A LEO, no, porque se va a atragantar.
    https://es.scribd.com/document/59205044/PROYECTOS-NACIONALES-Planteo-y-Estudios-de-viabilidad-Oscar-Varsavsky

    • Leo

      “el PBI per cápita y los otros indicadores de desigualdad no dicen nada o muy poco, de la calidad de lo indicado, que debería tener que ver con el alcance de metas de satisfacción de necesidades físicas, sociales, culturales y políticas”

      ¿Pero acaso no notás que el gráfico que la autora misma expuso, demuestra justamente que el PBI per cápita tiene una alta correlación, y por lo tanto en este caso causación, con el bienestar humano que dichos índices miden? Es decir, que si se quieren conseguir todas esas necesidades humanas, parece no haber camino más directo, explícito y demostrado que el de aumentar el PBI per cápita. https://i1.wp.com/elgatoylacaja.com.ar/wp-content/uploads/2017/08/captura-de-pantalla-2017-08-09-a-las-15.18.46.png?resize=1024%2C730&ssl=1

      • Sol Minoldo

        Leo, el gráfico muestra justamente que el progreso social no se determina “solo” por el PBI.
        Si no hubiera diferencias de distribucion entre países, o si las diferencias de distribución fuesen irrelevantes, entonces la tendencia debería ser bastante lineal, de arriba abajo y de izquierda a derecha, cosa que no es.
        Lo que la nota muestra es que una misma torta puede generar mas o menos bienestar, y que por tanto la distribución es importante, y no siempre el tamaño de la torta distribuida. Pero ya lo dijo en su primer respuesta, es obvio que tiene que haber algo para repartir. O sea, no esta diciendo que la cantidad de riqueza sea irrelevante en ningún lado, ni en la nota ni en sus respuestas.
        Pero resulta que la cantidad de riqueza que tenemos en el mundo hoy, mejor distribuida, implicaría niveles de bienestar super aceptables para todas las personas del mundo. A nivel mundial, o al menos teniendo en cuenta los niveles de producción de la mayor parte de los países, el problema YA no es del tamaño de la torta. De hecho dudo que sea ambientalmente sostenible necesario que globalmente produzcamos más. Y si se trata de distribuir a nivel mundial, y algunos aun producen poco, resulta que la propia producción de la riqueza se podría distribuir mejor si se distribuyera mejor la riqueza: Nomás si la tecnología, el conocimiento y el capital se repartieran mejor, habría condiciones materiales para que en todo el mundo se produzca en condiciones similares.

        • Leo

          La correlación es perfecta, lo que pasa es que el gráfico elegido tiene el eje del PBI per cápita con escala lineal, y eso es incorrecto. El PBI siempre se tiene que presentar en escala logarítmica, lo que quiere decir que tiene que haber la misma distancia de 1000 a 2000 que de 20000 a 40000. Esta es la manera que siempre se usa y es la correcta ya que la dificultad de incrementar el PBI no pasa por aumentarlo en “tantos dólares” sino por aumentarlo un cierto porcentaje (para un país que tiene 8000 dólares es tan difícil aumentarlo a 16000 como para uno que tiene 2000 aumentarlo a 4000; los dos tienen la misma dificultad que sería duplicarlo). En conclusión, si los datos estuviesen presentados de la forma correcta, la correlación sería prácticamente perfecta, viéndose una línea recta (con pendiente 1), mostrando la potencia que tiene el PBI per cápita. Luego, para un PBI per cápita fijo, quienes mejor tengan distribuida la riqueza tendrán mejor estándar de vida; sin embargo, será difícil encontrar países que con PBIs pequeños alcancen el estándar de vida de países como EEUU, que aún sin preocuparse tanto por distribuirla, tienen mejor calidad de vida que la mayoría del mundo.

          • Benia

            “Esta es la manera que siempre se usa y es la correcta ya que la dificultad de incrementar el PBI no pasa por aumentarlo en “tantos dólares” sino por aumentarlo un cierto porcentaje (para un país que tiene 8000 dólares es tan difícil aumentarlo a 16000 como para uno que tiene 2000 aumentarlo a 4000; los dos tienen la misma dificultad que sería duplicarlo). ”
            Ésta es una de las falacias en la que se basa la corrección” de la “igualdad” de los aumentos porcentuales: un aumento del 10%, resulta así de 100 para el que gana mil y “solo” de 10.000 para el que gana cien mil.

  10. Bruno.

    No me queda muy claro si en el artículo se está en contra del crecimiento o en contra de la forma en que se distribuye el ingreso. O sea, ¿considerás que está mal que crezca la torta o que no se distribuya la ya creada? Como medida del bienestar, el PBI per cápita tiene deficiencias ya muy conocidas pero el coeficiente de Gini no aporta tantísimo más como se postula. No es una medida fielmente comparable estadísticamente entre países ya que no discrimina por composición etaria ni geográfica de la población. Los otros indicadores sí son, un poco, más abarcativos, pero no mencionas las mediciones para los países que enumeras ¿Por qué?
    Después, y solo como acotación, estudios sobre la evolución de la pobreza en Argentina muestran que tanto el crecimiento de la torta como las políticas redistributivas reducen la pobreza. Aun más, en algunos períodos, el crecimiento tiene mayores efectos que la redistribución.
    No espero despertar ninguna discusión acalorada, saludos.

    • Sol Minoldo

      Me parece que el artículo no plantea estar en contra de algo. Más bien, propone darle importancia a la dimensión distributiva y desplazar la exclusividad y absoluta centralidad de la preocupación por el crecimiento.

      En cuanto a la última acotación, el crecimiento sólo tiene efectos positivos en la reducción de la pobreza cuando no se produce de manera concentrada. Esto se desprende del hecho de que aun con crecimiento la pobreza puede empeorar (se verifican casos). Por tanto, absolutamente siempre, la distribución es fundamental.
      Lógico que si hay más para distribuir, la mejora puede ser mayor, o políticamente más víable. Y también es cierto que si la torta es muy grande, una misma desigualdad va a tener un impacto diferente sobre los niveles de pobreza. Pero incluso el hecho de que una contracción en el crecimiento traiga un incremento de la pobreza se vincula al hecho de que los costos de las crisis se distribuyen de determinada manera y no de otra (la soga siempre se corta por su parte más vulnerable).
      O sea, de nuevo, el crecimiento con concentración no garantiza reducción de pobreza y en cambio, sin crecimiento y aun con algún nivel de caída, la re distribución tiene la capacidad para reducirla. Por eso la nota enfatiza en el tema de la distribución de la riqueza.

  11. Andrés Tálamo

    Muy buena la nota, muy clara y útil. Como profe de Bioestadística, la usaré con tu permiso, con la cita correspondiente.

    En relación al tema de las medidas de tendencia central, es muy interesante el ensayo que escribió el biólogo evolucionista Stephen J. Gould, sobre su enfermedad (cancer). El título es “La media no es el mensaje” y lo pueden descargar gratuitamente de intrenet.

    Saludos desde Salta, Andrés

  12. Rodrigo

    Excelente nota! Sólo vengo a decir que el Social Development Index tiene enormes cuotas de subjetividad, ideología, e intereses incorporados en la “determinación” del “puntaje”.

    Queda muy a la vista lo supuestamente “desarrollado” que es Chile, cuando cualquiera que haya vivido allí sabe la enorme desigualdad que se vive en el país vecino (similar a Argentina). Otro ejemplo, Chile tiene casi el mismo puntaje en “acceso a la Educación superior” que Argentina, lo cuál es casi un chiste.

    Otros campos muy subjetivos son “libertad personal” o “tolerancia e inclusión”. Cuando uno ve que EEUU se encuentra en el top 20 del mundo en ambas categorías… Bueh…

    Está bueno resaltar que alguien esté intentando medir estas cosas, pero este no es uno de los esfuerzos más transparentes en ese sentido.

    El coeficiente de Gini es una medida mucho más objetiva de distribución de ingresos, y yo me quedaría con eso antes que meterse en el lodazal que representa el SPI. Es muy pro-negocio el punto de vista, hasta llegar a recalcar los esfuerzos de Macri en el plan “pobreza cero”…

  13. Lina

    Hola Any. He leido tu articulo y te felicito por el coraje de escribir sobre estos indicadores y numeros. Esta bien argumentado y logra lo que creo que es el objetivo.
    En mi opinion el tema es bastante mas complejo y no solo debe involucrar a muchas disciplinas como economia,sociologia,historia,etc. Vivimos en un mundo multidimensional y sobretodo depende de en manos de quienes esten nuestros destinos en la gestion y administracion de nuestros recursos. Besos

  14. Alvaro

    Gran Articulo Any, te felicito.
    En cuanto al comentario de “El capitalismo entonces crea riqueza, es decir, agranda la torta, con lo cual no hace falta llevarse un mayor porcentaje de la torta para incrementar la porción que uno recibe.” Simplemente pienso que si se agranda la torta, se agrandan las cantidades que cada clase recibe de ella en igual proporción, es decir que LA DESIGUALDAD ES LA MISMA, solo que con números mas altos.

    • Leo

      Depende; por lo general la desigualdad resulta más alta ya que un segmento menor se lleva una porción más grande de lo que representa del total de la población. Por ejemplo, si el PBI crece un 100% en 7 años, el 10% más rico puede que incremente su patrimonio en 20%, mientras que el 10% más pobre,en 5% (datos a modo de ejemplo).


Publicar un nuevo comentario