75.-Viaje-en-el-tiempo

El tiempo no para

Los científicos de hoy solemos quejarnos de nuestras perspectivas laborales, pero a principios del siglo pasado ni siquiera Albert Einstein conseguía laburo. Y como el CONICET suizo no daba trabajo estable en aquél entonces (ni lo da hoy), mientras se aburría en la oficina, Albert se la pasaba pensando en la geometría del espacio y del tiempo. Típico de oficinista. Estaba en eso, cuando descubrió que la clave para unificar la mecánica clásica de Newton (teoría que gobierna desde el movimiento de los astros hasta los rebotes de la pelotita en el flipper) con el electromagnetismo de Maxwell (en la época de Einstein, básicamente la teoría sobre todo lo demás), era tomar al tiempo como una dimensión más. Así se unificaron las tres dimensiones espaciales con la nueva cuarta dimensión: el tiempo. Nacía el célebre espacio-tiempo, un maravilloso híbrido que fascinaría a Hollywood por las décadas venideras.

Todas las dimensiones son iguales, pero algunas son más iguales que otras. El flujo del tiempo es como el del agua en un río caudaloso: según la teoría de la relatividad, se puede demorar en algún remolino, pero nunca retroceder contra la corriente. Si digo que hoy caminé dos cuadras nadie se sorprende. Si, en cambio, insisto con que retrocedí en el tiempo hasta anteayer, alguien va a querer marcar el número del Borda. O me va a pedir que le convide.

Pero tampoco podemos dejar de fantasear con cómo sería. Viajar al pasado y revivir los grandes momentos de la infancia. Ir al futuro para ver a Argentina campeón otra vez (y, si no sucede en los 3.5 billones de años que le quedan al Sistema Solar, regresar al ’86 para ver el gol del Diego contra los ingleses. Ojo, si alguno lo logra, no se le ocurra tocar absolutamente nada de ese momento porque lo vamos a buscar entre todos a través de los tiempo para lincharlo). O ir a mediados del 2014 y gritarle que ERA POR ABAJO, PALACIO; sólo para descubrir que en realidad desencadenamos accidentalmente eventos que llevaron a nuestra propia muerte y nos empezamos a borrar de a poquito, como Marty McFly en el festival del Encanto bajo el Océano.

Ahí está el gran problema: ¿cómo haría la física para lidiar con las paradojas que surgen de violar la causalidad? ¿Cómo se ajustaría el universo en el presente para enfrentar los cambios que hacemos en el pasado?

En algunos escenarios semi-bizarros, las ecuaciones de Einstein arrojan soluciones flasheras que permiten el desplazamiento temporal bajo una concentración casi nula de estupefacientes. Por ejemplo: circunvalando un universo en rotación, si hubiese agujeros de gusano y/o materia con masa negativa (también muy útil para bajar de peso con una dieta a base de facturas), habría viaje en el tiempo. Como por ahora no podemos hacer nada de todo esto, no queda más remedio que olvidarse de la física por un rato y catalogar las reglas hipotéticas que gobernarían (o no) este viaje. Y, para hacerlo, nada mejor que un recorrido cinematográfico. Aviso que a partir de ahora habrá algunos spoilers. Pero para no spoilear mi propia nota, no pienso decir de qué películas. De última, si algún día logran viajar en el tiempo, pueden ir hasta el momento en el que están leyendo esto (y ahora esto, y ahora esto) y ponerse a ver las películas antes de continuar con la lectura.

En la versión hollywoodense más berreta de viaje hacia atrás podemos ir al pasado, hacer cualquiera, y eso se refleja inmediatamente en el hoy (o pasado un rato, para mayor efecto dramático). O sea, lidiamos con las paradojas de manera cobardemente pragmática: no lidiando con las paradojas. Ejemplos notables son las tres Volver al Futuro. Cuando Marty McFly viaja al pasado, conoce a sus padres y las cosas empiezan a ponerse incestuosas: ni él ni sus hermanos podrían existir y van desapareciendo lentamente de la realidad física. Cuando el buen Biff Tannen se da a sí mismo el almanaque deportivo en el pasado y Marty McFly y el Doc vuelven al presente, inmediatamente se encuentran con una realidad que gira alrededor de un Biff billonario. La cumbre de este tipo de films de viajes en el tiempo es sin duda alguna Looper. Joseph Gordon-Levitt tiene que matar a su yo del futuro. No le va muy bien, porque cuando éste aparece, resulta que es Bruce Willis. Todo lo que Joseph/Bruce hace en el pasado impacta instantáneamente en sus recuerdos, dando lugar a un loop mental que se tiene que haber sentido, como mínimo, raro.

Después tenemos la visión de que la historia debe ser auto-consistente y que al viajar en el tiempo no la podemos cagar, pase lo que pase. Esto se llama ‘Principio de auto-consistencia de Novikov’, y suena mucho más científico de lo que en realidad es. Por ejemplo, si vuelvo al pasado e intento matarme a mí mismo, algo va a pasar que me lo impida (aunque me merecería algo peor, por idiota). La historia tiene que ser auto-consistente y evitar las paradojas a toda costa, aunque se terminen dando situaciones circulares. Esto es lo que pasa en la reciente Interstellar: Matthew McConaughey (suspiros femeninos) es la causa y es el efecto de su viaje intergaláctico, pero no hay paradojas: todo se ajusta para que las cosas pasen como tienen que pasar. Lo mismo sucede en la genial 12 Monos: Bruce Willis (Empieza a haber patrón. Y un descenso en el suspirómetro) está atrapado en un circulo auto-consistente que incluye presenciar su propia muerte. Y con peluca. Prohibido olvidar.

Por último tenemos las historias paralelas. Si viajamos al pasado y la bardeamos mal, la historia se desdobla en dos: en nuestra línea temporal las cosas siguen como tienen que seguir, y lo mismo para los que se quedaron en el futuro. En este escenario es crítico no poder regresar al futuro, porque entonces tendríamos que saltar a la otra linea del tiempo y ahí aparecerían las paradojas. El representante cinematográfico de esta variante que dicho sea de paso es, para mí, la mejor película sobre viajes en el tiempo jamás filmada: Primer. Siendo que seguramente la mayoría no la vio, me resisto a dar spoilers. Solo diré que no alcanza con verla una sola vez para entenderla. Ni dos, ni tres, ni cuatro. Y bueno, nadie dijo que fuese soplar y hacer viajes en el tiempo.

Si alguna vez lo logramos, no sabemos cuál de estos mecanismos usará la naturaleza para dejarnos pulular por el tiempo. A cualquiera se le ocurren decenas de situaciones individuales y a nivel humanidad que preferiríamos no formaran parte de nuestra historia. ¿Haríamos algo para evitarlas? ¿Cómo podemos estar seguros de que eso no dará pie a algo peor, o de que los cambios no alterarán eventos maravillosos que fueran a ocurrir? Nadie lo sabe. Lo único que les pido: aléjense del ’86.




Hay 54 comentarios

Añadir más
  1. tUTe!

    Genial nota para entender un poco mas de esto, igual debo confesar, primer la vi 2 veces y sigo sin entenderla, otra muy buena peli de viajes en el tiempo es Predestination (http://www.imdb.com/title/tt2397535/ )
    Mirate la serie Doctor Who para flashearla con los viajes en el tiempo, hay algo q me encanta de esta serie es cuando hablan de los puntos fijos en el tiempo, que por mas viajes que hagas y alteres la realidad hay cosas que van a seguir pasando, esto me hizo entender un poco mas la logica que utilizaban en Terminator, de porque nunca podian arreglar el futuro.
    En fin, esto se parece mas a una post de recomendacion de peliculas que de viajes en el tiempo jajaj

    • Enzo

      OK; quizas no es el mejor momento porque tendria que escribir mucho y estoy con un teclado frances, pero una de lqs claves para entender Primer es que el disenio de la maquina del tiempo es modular; y el morocho viajo al pasado con una maquina para armar dentro de la otra maquina mas grande, la arranco y le hizo creer al rubio que cuando el volvia volvia a la maquina que se encendio primero; a partir de ahi el morocho le lleva ventaja al rubio (pero t,b paso muchichisimo mas tiempo dentro de la maquina)

      el punto de quiebre de la peli es cuando alguien vuelve del futuro para verlos y deducen aue algo malo paso en el futuro (nunca se dice); de ahi la obsesion con reescribir lo que pasq

      predestination es buena; pero si conoces la historia corta de Heinlein te espoilea demasiado la diversion

      • Enzo

        Tute: leete esto y ,mira la peli un par de veces mas y la vas a entender:

        http://qntm.org/primer

        y tene en cuenta lo que ponen ahi:

        “Even if you’re firing on all cylinders, there’s a point about 3/4 of the way through the film where everybody – everybody – loses it on the first watch. This is not your fault; this part of the film is very confusing and not explained very clearly. I will explain it later.”

    • Lucila

      Me pasó igual. Otras así copadas son los Cronocrímenes, Triangle hasta ahí, mmm, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, (la mejor de la saga, duh) ?El último capítulo de Game of Thrones? Hold the door! Otras de dimensiones temporales, Coherence, Mr. Nobody. Amo estas películas, si tienen más sugerencias, ¡Súmenlas! :D

  2. Ana

    Excelente nota!!
    Me encanta pensar que alguna vez podremos lograrlo, no para cambiar cosas, pero sí para disfrutar de algunas que no fuimos capaces de valorar lo suficiente.
    Felicitaciones!!

  3. Doctor Who

    People assume that time is a strict progression of cause to effect, but, actually, from a non-linear, non-subjective viewpoint – it’s more like a big ball of wibbly wobbly time-y wimey… stuff.

  4. Fede Palmieri

    Justo ayer leí este artículo. Justo el mismo día, en una casualidad irrefutable, mientras volvía del laburo en el tren leí “El ruido de un trueno” de Bradbury. Es loco el tiempo. Hace estas cosas. El mismo día pasé por dos lecturas distintas por primera vez con diferencia de horas. Casi al mismo tiempo, las dos sobre el tiempo. Muy bueno El Gato. Me declaro nuevo fan.

  5. Damián

    Genial nota. Me sigo debiendo Primer desde la primera que te la escuché nombrar.

    Aguante Doctor Who, que suele saltar entre las tres posibilidades, aunque ahora viene aprovechando mucho el Principio de Novikov.

  6. River Song

    Sería genial que hubiese una tecnología que permitiese viajar en el tiempo. Pero a la vez, sería muy peligroso. Si los gobiernos y las corporaciones sin escrúpulos tuvieran un dispositivo que permitiera desplazarse temporalmente, no saldría nada bueno de eso.

    • Mariano

      ¿Cómo sabemos que efectivamente no los tienen?

      En “El fin de la Eternidad” de Isaac Asimov se explora ese problema; si no lo has leído no quiero hacer spoiler, pero básicamente dentro de la historia se examina la eventual utilización de los viajes en el tiempo con fines “políticos”, y se dan pequeñas luces de cómo eso en principio no generaría las paradojas evidentes que uno supondría.

  7. Daniel

    Excelente la nota, pero quiero dejar constancia de un error fundamental que se comete al pensar el viaje en el tiempo.
    No puede existir un viaje en el tiempo sin un viaje en el espacio. Mientras escribo estas lineas me he movido unos cuantos cientos de metros si tomo el centro de la tierra como referencia, pero la tierra con todos nosotros se ha movido varios miles de kilometros por el espacio.
    Asi que suponiendo que fuera posible ir hacia atras en el tiempo, deberíamos acertar ademas el lugar en el universo donde queremos “aparecer”. Es decir tenes que hacer un viaje en 4 diemnsiones, no en una sola, ahhh y depues larga el faso porque te esta quemando las neuronas :-).

    • Enzo

      por supuesto. yo tiendo a ver el viaje en el tiempo como reeplazar t por -t en todas las formulas de la fisica (?) y hacerlas correr, en ese sentido todo tiene que retroceder en todo sentido (incluyendo el espacio), no solo el tiempo.

      • NACHO

        Cuando hablamos de viajes en el tiempo, usamos la Tierra como referencia. ¿Y cuando decís que nos movemos mientras escribimos que referencia usás?

  8. CARLos

    por fin leo un justo reconocimiento a mi película preferida de viajes en el tiempo…
    como veterano lector de ciencia ficción, pocas cosas me asombran del cine, siendo que hay TANTA literatura de calidad al respecto…
    como aporte, creo que la concepción de “el fin de la eternidad” (el tiempo casi como un “lugar” paralelo al universo que conocemos) y la trilogía de las Fundaciones (en realidad, una épica con varias pinceladas de distintos tópicos de la sci-fi moderna, y para mi, inspiradora de las guerras de las galaxias y sucedáneas) tiene cosas interesantes con respecto pre-conocer e intervenir los acontecimientos históricos (les suena?) ambas de Asimov .
    Genial el blog, los leo bastante seguido, aunque un poco menos de lo que quisiera.

  9. Alberto Patat

    Genial, es interesante poder leer ciencia como si la hablásemos en la Paponia, el punto de reunión donde nos reunimos nosotros.
    Las variables alto, ancho y profundidad son una representación de una realidad material, que se ordena en la variable tiempo para generar una sucesión de eventos, a la que llamamos línea de tiempo. Siendo que la materia está formada en su mínima expresión por energía, nuestra realidad y la de Matrix no distan ni una millonésima ¿Estamos entonces dentro de Matrix? Y si es así ¿la física que estudiamos es la real o la que está inteligencia programo?

  10. Juan

    Primer es una película para gatos. No hay con qué darle. La TARDIS sigue ahí, dando vueltas desde el principio del tiempo. Toda la gloria a Tennant, pero no dejemos de dedicarle una sonrisa al bueno de Matt Smith (cool as a bowtie!) https://youtu.be/DLjJwW1lFxI. Dicho lo cual, hay pocas cosas más sujetas a paradojas, engorrosos bucles y resultados inesperados que eso hacemos (y dejamos de hacer) con tal de estar un ratito más junto a la persona que amamos. Hasta donde sé, The Infinite Man (2014) es la primera película que tiene éxito en unificar ambas incomodidades. Altamente recomendable. http://goo.gl/lXcwg8
    (Love is a wibbly wobbly time-y wimey stuff too.)

    • Esteban Siravegna

      ¿Alguien quiere pensar en Russel T. Davies y Eccleston, quienes tuvieron los genitales de rehacer todo?
      Predestination también toca muy bien el tema. Alta peli The Infinite Man.
      Y finalmente, Safety not guaranteed me gustó mucho. Porque NO es sobre el viaje en el tiempo. O sí.

  11. Eugenio

    En la trilogía de Terminator se intenta alterar el futuro pero siempre resulta inútil. Creo que es en esas pelis donde aparece el principio de autoconsistencia, pero porque sirve más como elemento dramático y angustiante dentro de la historia (porque finalmente es una cagada no poder cambiar un futuro casi sin seres humanos).
    Por otra parte Volver al Futuro pretende ser una especie de “comedia de enredos” de viajes en el tiempo, y por ello desaparece toda pretensión de autoconsistencia causal (de la cual sólo el Doc se preocupa).
    En el Relato y sus artes derivadas (cine, teatro, literatura) resulta más que válido subordinar las leyes de la física, química, biología y hasta los principios de lógica de primer orden a una ¨logica de autoconsistencia interna¨ que siempre estará por encima gobernando todo.

  12. Luciano Rodríguez

    Hola Enzo. Te iba a recomendar Predestination, pero ya te la recomendaron.
    Muy buena la nota. Si pudieras dejarme tu mail, o mandarme un mail al mío, me gustaría pasarte un escrito mío, mitad cuento, mitad reflexión sobre estas paradojas, para que me compartas tu opinión. Muchas gracias. ¡Abrazo!

  13. Felipe

    Deberían haber citado a Stewie y sus viajes en el tiempo dentro de Family Guy. Los mejores capítulos de esta serie, suceden cuando Stewie “la caga” en el pasado.

  14. Felipe

    De hecho, creo que el hombre pudo lograr esto de viajar en el tiempo. Y que esto demuestra ciertos avistamientos, logros y cosas inexplicables. O, al menos, es una buena teoría.

  15. Maik

    Existe un corto llamado “Barbosa” (1988) protagonizado por A. Fagundez en el cual un brasilero viaja en el tiempo para evitar el Maracanazo en el mundial del 50. No les voy a spoilear el corto, solo voy a decir que es muy dificil cambiar el pasado

    • Federico

      Hola! ¿Eso explicaría la frase de los simpsons (en español latino) “soy la primera persona no brasilera en viajar en el tiempo?

      • Maik

        jajaja si si, la verdad que podría explicar la frase de Homero.
        Aunque creo que la frase es un absurdo, podría decir “no brasilero” o decir cualquier nacionalidad, menos estadounidense, y la frase seguiría siendo lógica. Es mas un chiste, sacandole importancia al hecho de viajar en el tiempo y resaltando lo ridiculo

  16. Luz

    Leí esta nota mientras a Spotify se le antojaba reproducirme Time de Pink Floyd. Casualidad? NO LO CREO.

    Perdón, chicos, todavía no soy científica. Prometo hacer comentarios más rigurosos cuando finalmente lo sea. Mientras tanto los seguiré leyendo con la misma pasión con la que escucho Pink Floyd. GENIOS.


Publicar un nuevo comentario