Juliana-Cuervo

Desarma y Sangra

Mariana tiene 17 y está en el último año de la secundaria. La piba anda obsesionada con la Evolución y con saber cómo es que las cosas llegaron a ser como son, así que le está tirando bastante la idea de estudiar biología. Su papá, ávido lector de Stephen Jay Gould (para quienes no lo tienen, Gould is the new Darwin), la llevaba al campo cuando era chica y le daba ejemplos de evolución biológica cada vez que tenía la oportunidad, desde el color de las flores hasta la forma del pico de los pájaros (y cualquier otro ejemplo que esquivara la pregunta ‘Papá, ¿qué le está haciendo ese caballo al otro?’).

Ella suele hacer pleno uso de sus facultades ñoñas y quemarle la cabeza con preguntas a su profesor de biología, quien aprovechó la pequeña contextura física de Mariana para encajarle el papel de Australopithecus (primera especie de homínido que vivió hace más de 4 millones de años) en un acto de fin de año de la materia. Además, ese mismo año el profesor les brindó unas clases sobre educación sexual. En la primera se habló del ciclo menstrual y ella no perdió la oportunidad de hostigarlo una vez más:

Mariana: —¿Por qué las mujeres menstruamos?
Profesor—La menstruación es el sangrado que tienen las mujeres por la vagina para expulsar el óvulo (ovocito tipo 2 en realidad) que no fue fecundado por un espermatozoide.
M: —No, no entendió profe, ¿por qué menstruamos?
P: —Emm, bueno. Cuando la mujer llega al día 28 de su ciclo menstrual se le “acaba” la hormona que hace que el tejido que está dentro del útero crezca. Esta hormona (progesterona) también permite que ese tejido se nutra, porque ayuda a que le llegue la sangre. Así, cuando se “acaba” la hormona también se acaba el suministro de nutrientes para el tejido y éste se desprende, cayendo por la vagina en forma de sangrado.
M: —Uh, qué loco. Pero esa no era mi pregunta, profe. Mi papá me dijo que la evolución nos hizo como somos ahora y que la Selección Natural fue dejando los rasgos (a través de los genes) que nos benefician en la supervivencia. Yo creo que sangrar no es algo que nos beneficie. Me da dolor de panza y de cabeza y me imagino a los pobres primeros humanos desnudos, sangrando y dejando rastros por todos lados, mezcla de Hansel y Gretel con El Juego del Miedo. Debemos haber sido comida fácil para más de un colmilludo. Entonces, de nuevo, no entiendo. ¿POR QUÉ MENSTRUAMOS?
P: —Buena pregunta, Mariana. No tengo idea.

Lamentablemente, el profesor no conocía la respuesta. Aunque hay que rescatar que le dijera que no sabía y la estimulara a buscar en vez de tirarle fruta. La pregunta de Mariana es realmente genial. A diferencia de lo que se puede inferir, la mayoría de los mamíferos no menstrúan. Es cosa de los primates superiores, algunos murciélagos y la musaraña elefante (los perros tienen sangrado vaginal pero no menstrúan). A primera vista, menstruar es algo totalmente inútil e incapacitante; una pérdida de nutrientes que además te convierte en presa fácil, tanto para los lobos como para las marcas de productos femeninos que invierten millones en eufemismos para que nosotros no dejemos de creer que la menstruación son los Reyes (¿Trajiste las entradas, guiño guiño?).

El análisis de la distribución filogenética (o sea, el caminito histórico de lo que está o estuvo vivo) de las especies que menstrúan no muestra conexión con ancestros comunes que hayan compartido esta característica. Esto quiere decir que el sangrado vaginal asociado a la disminución de la hormona progesterona apareció de manera independiente en los 3 grupos mencionados (esto se llama evolución convergente, como es el caso de las alas de los pájaros y de los insectos).

Para echar luz a todo esto, primero tenemos que entender el endometrio (‘Entender el endometrio’ bien podría ser nombre de canción berreta, pero a nadie se le ocurrirìa hacer un tema sobre la menstruación). Este tejido, que se desprende del útero y es responsable de cada ‘uno de esos días’, tiene la finalidad de proporcionar una especie de nido para la implantación del embrión (blastocisto). Actúa como bunker, protegiendo al feto del sistema inmunológico de su madre, que parece que no recuerda bien aquella noche y se lo quiere comer crudo como si fuera un extraño (que, en realidad, es). No sólo eso, sino que también restringe la invasión fetal. Sí, ‘invasión’ es una palabra fuerte que solemos asociar con el modelo pacifista de EE.UU, pero la realidad es que los fetos se comportan como tumores que salen de un recital de reggae y lo único que encuentran son los nutrientes de tu vieja. Y acá ya nos vamos acercando a la respuesta de por qué la evolución seleccionó a ese flaco que ellas tanto odian cuando llega, pero cuya impuntualidad afecta a todos. Porque más vale tarde que ‘¡Es un varón!’.

Si bien aún no sabemos con certeza porqué menstrúan las mujeres, la respuesta parece venir de la mano de esa idea subversiva que propuso Darwin hace unos 150 años: la Selección Natural. A pesar de que el embarazo nos pueda parecer algo tierno, por dentro es un conflicto de intereses fisiológicos recontrabélico entre el feto y la madre. El interés de la madre por sobrevivir al embarazo y criar a su descendiente la lleva a intentar conservar la mayor cantidad de nutrientes posible. Por su lado, al feto le interesa tomar todos los nutrientes que pueda, aún en detrimento de la salud de su madre (evitemos cualquier tipo de razonamiento pseudocientífico que nos lleve al freudismo embrionario).

Es una pena que Arjona no tuviera a mano toda esta información para incluir en su tema alguna frase tipo ‘Cuando no te cuidás, la evolución te cuida’. Lo cierto es que parecería que el crecimiento cíclico del endometrio (ciclo menstrual) es, al menos en parte, un mecanismo seleccionado para proteger a la madre de ser devorada por ese protonene angurriento que, para crecer, es capaz de entregar hasta a su vieja.

 

– Henry M. McHenry, (1992). Body size and proportions in early hominids. American Journal of Physical Anthropology 87(4): 407-431.
– Scholl TO, Hediger ML, Schall JI, Khoo CS, Fischer RL, (1994). Maternal growth during pregnancy and the competition for nutrients. Am J Clin Nutr 60(2):183-188.
– Martin RD, (2007). The evolution of human reproduction: a primatological perspective. Am J Phys Anthropol Suppl 45: 59-84.
– Emera D, Romero R, Wagner G, (2011). The evolution of menstruation: A new model for genetic assimilation: Explaining molecular origins of maternal responses to fetal invasiveness. Bioessays 34(1): 26-35.



Hay 61 comentarios

Añadir más
  1. Ana

    Excelente!! Me pareció brillante la explicación y clarísima!! Me encantaría que fueran docentes en escuela secundaria, creo que a todos los alumnos les gustaría la biología. Felicitaciones!!

  2. Pini

    Hoy estuve dedicándole malos pensamientos a mis viejos por haberme hecho mujer y, sobre todo, preguntándome el por qué de mi malestar. Ahora ya tengo una respuesta: para que el hijo que NO tengo no me devore.
    No me reconforta, peeero.

    • Ezequiel Arrieta

      Jajaja
      ¡Maldito azar que te dió un cromosoma X!
      ¡Pini eso te sucede porque podrías tenerlo! Digamos que tenés una casa en Mar del plata disponible para alquilar y tu mayor ansiedad es alquilarla. Pero jamás podrías alquilar una casa en mal estado y poco cómoda, ¿no? Bueno, para eso tenes que hacerle un mantenimiento a tu casa de vez en cuando, cuidarla, limpiarla y renovar los interiores de vez en cuando. Bueno, ahora hagamos de cuenta que esa casa es tú útero y lo que más ansía es quedar embarazado (en realidad serías vos y suena machista, lo sé). Entonces, evolutivamente generamos ese proceso de mantenimiento de lo que podría ser un futuro hogar a un bebé hasta que nos agarre la menopausia.

      • Pini

        Mi útero es una casa de vacaciones a la cual le hago mantenimiento para que un inquilino-asesino (matricida y con clara intención de asesinarme) que no paga alquiler lo ocupe en algún momento. ¡Qué naturaleza cruel!
        Me encantó tu analogía, Ezequiel.
        Ahora, siguiendo con la línea del artículo… Me sorprende que Mariana no haya consultado también por los espasmos musculares, dolores varios (¡el dolor de cintura, por favor!) y los tan estereotipados cambios de humor a causa de vaivenes hormonales.

        • Ezequiel Arrieta

          Quizás Mariana no lo hizo porque su autor es hombre jeje
          Cagate de risa, pero aparentemente los humores revientahuevos que les agarra, podrían ser sólo su imaginación. O algo así (mujeres bardeandome en 3…2…1…). Hablando en serio, el dolor menstrual parece ser algo más psicológico y cultural que biológico. Te comparto este artículo, aunque no me hago cargo de lo que dice jeje >>> http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/10/24/di-adios-al-mito-el-ciclo-menstrual-no-esta-asociado-a-ningun-cambio-de-humor-107802/

          • Pini

            Cómo se nota que la nota de El Confidencial la escribió un hombre (?). No, que no la ligue Miguel Ayuso por esta también.
            En realidad, mito o realidad, factor biológico o factor social, la cuestión es que a algunas nos duele. Remarco el ‘algunas’ porque cada casa de vacaciones es un mundo.
            Y creo que el humor no es condición del hecho en sí, sino de todo lo que acarrea: molestias, hinchazón, piernas pesadas… en fin, detalles escabrosos que no vale la pena enumerar. Hoy tuve un día horrible y a algo se lo tengo que adjudicar.
            Gracias por tus respuestas. Y a ponerse las pilas con un tópico nuevo porque me leí todo ElGato en muy poco tiempo y me quedé con ganas de seguir leyendo.

          • Lara

            El dolor menstrual y los cambios de humor NO SON PSICOLÓGICOS. Las que no llevamos control sobre nuestras fechas, por despelotadas, nos damos cuenta de que nos está “por venir” porque algo te empieza a joder: o las tetas, o una puntada en el cuello del útero, o un llanto porque sí. Evidentemente el que afirma que es psicológico es hombre. Debería decir, como Les Luthiers, “No se sabe. En realidad, se sabe, pero yo en este momento no lo sé”.

          • Ezequiel Arrieta

            Hola Lara, el comentario fue en broma (no hace falta que nos pongamos tan serios che!). Si el dolor fuese “una mentira” a los vendedores de ibuprofeno no les íria tan bien.

          • Lara

            No me enojo, perdón si pareció así. Lo que pasa es que como a las mujeres ya nos tildan bastante de locas, impredecibles y la mar, creí necesario aclarar que algunas cuestiones no dependen sólo de nuestro albedrío. Pero fue con cariño!

          • Claudia

            A mí me explicó una ginecóloga que el dolor menstrual tiene el mismo origen que el dolor de parto. En muchas mujeres, sobre todo las que no han parido, el cuello de útero forma una curva donde se acumula flujo menstrual. El útero produce contracciones, como las contracciones de parto, para expulsarlo. Y como todAs sabemos, dichas contracciones son dolorosas. Claro, no es lo mismo expulsar un poco de líquido que parir un bebe de 4kg, pero que duele, duele. Por eso acostarse boca abajo a veces alivia, porque da un camino para expulsar el flujo por gravedad. Además, supongo que los órganos inflamados presionan los intestinos, etc., etc.

      • ok

        Leí tres veces la ultima parte del articulo sin entender. recien despues de leer este comentario me queda un poco mas claro. la frase “ese flaco que ellas tanto odian cuando llega, pero cuya impuntualidad afecta a todos” la releí como ocho veces y no entiendo que carajo se refiere. ¿se refiere a los dolores menstruales, al feto, al pibito que del grupo que llega tarde pero que igual logró chamullarse a mariana…?

  3. Klaus

    Hola Ezequiel!

    Genial articulo!

    ahora la pregunta de rigor, porque los otros mamíferos no menstruan? Acaso sus fetos son menos parasititos? O tienen inmunes más deficientes? (la pregunta se la robe a hugo porque me dio fiaca escribir)

    • Ezequiel Arrieta

      ¡Buenísima pregunta!
      Los fetos son siempre iguales de parásitos, al fin y al cabo lo que les interesa el salvar su vida (poco altruísmo por la vieja, digamos). La preñez de los otros mamíferos es casi un trámite porque la madre es una remilculiada. Para hacerla corta, en los otros mamíferos el embarazo es un comunismo estalinista y el embarazo de los primates (incluyendo humanos) es un libremercado. Por un lado las madres tienen total control sobre todos los recursos y hacen con el feto lo que se les de la gana según las circunstanias, y por otro lado las madre deja a libre competencia los intereses encontrados de ambos, y que gane el mejor (acá la mano invisible sería la del ginecólogo/obstetra).
      Son dos fenómenos evolutivos que parecen haber funcionado bastante bien porque ambos se mantuvieron con el paso del tiempo. Al fin y al cabo, el éxito radica en que los genes se pase no importa como. Aunque lamentablemente los úteros no fosilizan, así que la paleohisterobiología nunca va a poder desarrollarse.

      • Joaquín

        Pero ese libremercado está regulado por una mano bastante visible que impide que el resultado sea poco conveniente para la especie, protegiendo así (y no al revés) los intereses individuales. Bastante lejos de los libremercados teóricos por los que nuestros amigos liberales se rasgan las vestiduras. Y casi exactamente iguales a los supuestos libremercados que usan como ejemplo.
        O sea que la analogía encaja perfectamente con la realidad.

        P/D: Lloré de risa con “pero a nadie se le ocurrirìa hacer un tema sobre la menstruación”

      • Klaus

        Por favor, nada de metaforas politico-economicas

        En el comentario inicial me olvide de decirte que comprendo perfectamente la frustracion al preguntar “por que” y que te respondan una variacion del “como”
        Si Mariana es real decile que le hago el aguante… y que no es algo que pase con la edad, los “por ques” siguen estando y hacen muy divertida la vida, nomas hay que fumarse la frustracion

        Si, el principal problema es que no tenemos como comparar con los antepasados asique no sabemos si algun primo lejano se habia librado de menstruar, pero de todas maneras nuestro sistema es suficientemente bueno y aca estamos

    • Federico

      Perdón por responder con otra pregunta, pero… ¿No tendrá que ver quizás con el desmesurado desarrollo que tiene el ser humano respecto de las otras especies?. Tal vez el proceso reproductivo del hombre está en estado ‘work in progress’.

      Como aparentemente el secreto de sobrevivir es la inteligencia, tuvimos que implementarlo a costa del tamaño del cerebro. Ese fue un cambio brusco en lo que se refiere a tiempos evolutivos. Muy brusco. Supongo que al punto de que hubo que arreglárselas (evolutivamente) como se pudo. Entonces pues, si la madre sostenía al hijo los 2 años que requiere que el feto se desarrolle por completo, al llegar a término no habría cadera que saque a ese niño. Eso requirió parir antes de tiempo y, supongo yo, un refactoring del sistema reproductivo.

      Las demás especies llevan millones de años evolucionando y ya se han acostumbrado, la evolución biológica en los humanos pareciera quedarse atrás.

      De hecho seríamos una especie muchísimo mas inteligente sin no fuera por la concha de su madre.

      Saludos.

  4. Hugo

    Ezequiel. te tengo otra pregunta, porque los otros mamíferos no menstruan? Acaso sus fetos son menos parasititos? O tienen inmunes más deficientes?

    • Ezequiel Arrieta

      Hola Hugo, replico la respuesta a Klau.
      Los fetos son siempre iguales de parásitos, al fin y al cabo lo que les interesa es salvar su vida (poco altruísmo por la vieja, digamos). La preñez de los otros mamíferos es casi un trámite porque la madre es una remilculiada. Para hacerla corta, en los otros mamíferos el embarazo es un comunismo estalinista y el embarazo de los primates (incluyendo humanos) es un libremercado. Por un lado las madres tienen total control sobre todos los recursos y hacen con el feto lo que se les de la gana según las circunstanias, y por otro lado las madre deja a libre competencia los intereses encontrados de ambos, y que gane el mejor (acá la mano invisible sería la del ginecólogo/obstetra).
      Son dos fenómenos evolutivos que parecen haber funcionado bastante bien porque ambos se mantuvieron con el paso del tiempo. Al fin y al cabo, el éxito radica en que los genes se pasen no importa como. Lamentablemente los úteros no fosilizan, así que la paleohisterobiología nunca va a poder desarrollarse.

  5. ITNA

    Justo justo re justito hace un rato estaba hablando con mi hermana (que se encuentra embarazada), sobre este tema de que el feto es una especie de quiste, jajajaja.

    On the other hand, muy linda nota, pero por favor metedle un espacio al “porqué” del anteúltimo párrafo, que me levante con el fachismo lingüístico por las nubes!

    And, on the other feet, creo que amo a los títulos y referencias musicales tanto o más que a las notas y que a los gatos.

  6. Lau

    Me estaba preguntando eso mismo la semana pasada! Son grosos, está muy bien explicado y me copa que escriban sobre un tema y admitan y enseñen que no se sabe/no saben todo.
    Entiendo la función del endometrio (8 en Embrio, tengo que alardear), pero como se reemplaza esa función en los fetos del resto de los animales que no menstrúan?

  7. Lucia

    Hola Ezequiel!
    Me gusto tu nota, pero como a Mariana hay cosas que no me cierran en todo esto…
    Mas allá de que por ahí la intención del articulo no es encontrarle una explicación científica, no me convence la idea de que el ciclo menstrual es producto de la evolución como un mecanismo de “defensa” de la madre…
    Soy puber de medicina de 2do a;o (choco, jaja) y como sabrás toda la explicación fisiológica gira en torno a que las modificaciones hormonales se dan en base y a favor de la reproducción. Yo creo todo lo contrario a lo que postulas, pienso en cambio que la madre no se protege nada y que el feto es un parásito chupador de lo que se te ocurra.
    Quería darte mi opinión simplemente. Te felicito, siempre los leo y redactan muy buenos artículos.
    Saludos!

    • Ezequiel Arrieta

      ¡Gracias Lucía! Tu razonamiento esta bueno, pero le erraste con el objetivo evolutivo. Las modificaciones y adaptaciones se producen, no a favor de la reproducción, sino a favor de algo más chiquito: los genes. Así, las plumas estratofoicas del pavo real son para levantarse a la “pava” y tener una festichola con ella, pero al fin y al cabo lo que importa es que el macho y la hembra pasen sus genes. Entonces, la reproducción y todo lo que relativo a ella, es el producto de mecanismos evolutivos cuya finalidad es transmitir genes, al costo que sea (algunos más razonables y otros son contraintuitivos).

  8. Nu

    Hola, interesante nota. Hay un concepto que no fue tratado aquí, y tal vez esté mandando fruta, verdura y jamón y queso: el rito del cortejo (como en el de los pavos reales); y la cuestión de que el cuerpo de la mujer “avisa” al cuerpo del hombre que está lista la olla para cocinar. Tal vez el sangrado fue a los primates, lo que el canto fue a la chicharra. Saludos genios!

    • lucho

      es lo que pasa con los perros, nada los vuelve más locos que una perra en celo, como una suerte de adicción innata. sin duda utilizan el sangrado y sus emanaciones odoríferas como una señal inequívoca de que están en celo.

      siempre recuerdo la imagen de mi difunta por envenenamiento perrita pegando el culo contra la reja con el rabo levantado, y los perros del barrio olisqueando sus pompas y testeando también con la lengua, para más información….

  9. Katherine

    Chicos! Excelente nota.
    Sólo una llamada de atención sobre esto: “Y acá ya nos vamos acercando a la respuesta de por qué la evolución seleccionó A ESE FLACO QUE ELLAS TANTO ODIAN cuando llega”

    No todas lo odiamos, sucede que la cultura occidental se ocupó de estigmatizar el asunto. Tiende a ocultarlo. Pero no todas sufrimos durante la menstruación. Algunas la aprovechamos para celebrar nuestra naturaleza, y fertilizar con nuestra sangre (tan llena de nutrientes) a la tierra.

    Nos leemos luego. Besos.

  10. Lara

    Muy linda nota, pero no responde a la pregunta de ¿por qué sólo las humanas menstruamos? Se supone que esa lucha por los nutrientes ocurre en los embarazos de todos los mamíferos. ¿Por qué nosotras SÍ menstruamos? ¿Seguro que los demás no menstrúan? ¿No será que no los vemos menstruar porque se limpian todo el tiempo, el resto de los animales? Además, que yo sepa, el celo (la ovulación?) en los animales se produce cada unos cuantos meses.

    • Ezequiel Arrieta

      Conocemos bastante sobre los ciclos reproductivos de muchos animales, es por eso que sabemos (hasta ahora) que sólo menstrúan los primates superiores, la musaraña elefante y algunos murciélagos (entiéndase por menstruación al sangrado vaginal provieniente del útero debido a los ciclos hormonales).
      La respuesta a la pregunta de porqué SÍ los humanos menstrúan es un tanto difícil y un tanto fácil de responder. Por un lado sabemos que la evolución consiste en la selección de los carácteres (genes) permiten una mejor adaptación al medio y subsistencia, entonces resulta evidente que nuestra historia evolutiva llegó hasta la manstruación porque de alguna manera resultó más beneficioso. ¿Por qué resulta más beneficioso? Bueno, todavía no sabemos jeje
      No confundir celo con menstruación ;)

      • Lara

        No no no, no confundo. Por eso dije “celo” y pregunté si sería algo así como la ovulación, no como la menstruación. Porque otra cosa que nos pasa a las chicas (mire si seremos complicadas) es que cuando vivimos juntas varias de nosotras nuestros ciclos tienden a emparejarse. Tanto que, a veces, llegamos a menstruar el mismo día. Por supuesto que esto no ocurre de un mes a otro, sino que puede tardar uno o dos meses. Por ende, si menstruamos el mismo día, es probable que ovulemos más o menos los mismos días también. Nunca encontré explicación a ello. Quizás no busqué lo suficiente. Habías escuchado algo?

        • lucho

          pense que eso solo pasaba en el reino animal…. ah! cierto que somos animales.

          muy interesante dato, nunca escuché algo semejante.

  11. Mariana

    Estimado Dr. Ezequiel excelente la nota, como siempre, y tus analogías son geniales, la casa de vacaciones me mato de la risa.

    Con respecto a los espasmos, por lo que sé son producto de las contracciones que realiza el útero para expulsar los pedazos de endometrio que ya son inútiles al no haberse implantado algún parásito protoniño y como toda contracción esta duele.

    Ademas para que nuestra casa de vacaciones este en condiciones de ser habitada, ésta debe ser irrigada con un mayor flujo sanguíneo para que sus paredes se engrosen (sus células deben reproducirse y tener mayor cantidad de nutrientes). Hay que invertir mucha energía en esto y por supuesto que el coste en sangre nos trae una ligera anemia, bajas de presión, somnolencia y algún que otro signo/síntoma de que no tenemos la misma cantidad de sangre en el cerebro. Claro que esto es gradual a lo largo del mes pero se termina sintiendo y algunas lo sentimos mas que otras.

    Por otro lado, en medio del ciclo menstrual tenemos el proceso de ovulación. El ovario para poder expulsar nuestra bolsita de genes pasa por un estado inflamatrorio y como toda inflamación nos duele (de nuevo), se retiene mas líquido (estamos mas hinchadas) y nos cambia la temperatura corporal entre otras cosas que seguro olvido.

    ¡Ah y claro no olvidarnos de lo que sucede con nuestras chicas! porque mientras la casita se pone mas acogedora ellas están recibiendo una buena dosis de prolactina, lo que las pone mas turgentes y un poco mas grandes… el que diseño esto debe ser un hombre, porque ESO nos molesta o nos duele dependiendo el umbral de dolor de cada una o la cantidad de prolactina que circule ese mes.

    y agregando algunas teorias sacadas de la galera supongo que en alguna parte de nuestro cerebrito se libra una batalla épica entre lo que queremos (no quedar embarazadas por lo menos en gran parte de nuestra vida fertil) y lo que nos dicta nuestro instinto de supervivencia de especie, que es claro invadir la población con nuestros genes cueste lo que cueste.

    Resumiendo, a lo largo de un mes aproximadamente tenemos:

    dolores por espasmos + espasmos + dolores por ovulación + dolores de pechos + somnolencia + anemia + cansancio + falta de O2 en el cerebro+ cambios de temperatura + retención de líquidos + inflamaciones + cambios de presión sanguinea + batalla epica + etc.

    y ya me canso de enumerar todo lo que nos sucede y digo: como carajomierda no vamos a tener cambios de humor!!!!!

    P/d: En detrimento de la humanidad, Arjona compuso “De mes en mes”. Si. Un tema dedicado a su hija que se acaba de subir a la montaña rusa de las hormonas femeninas.

  12. Enrique Alfonso

    Tengo mucho por aprender de biología, así es que opinar en este tema en particular no es lo mío. Igual me suena como que eso de pasar los genes no termina de cerrar, como tantas cosas en la naturaleza… ¿será por eso de que la vida se abre paso a cualquier precio?

  13. Silvinita

    hola Ezequiel!

    muy buena nota! es como que todos los caminos SIEMPRE llevan a la Evolución! (in your faces Bates, Huxley, y Hooker!!).
    Pero pienso, y adiciono esto: Quizá el sangrado, es un aviso natural de la hembra que en ese momento el horno no esta listo, la casita esta en remodelaciòn, que ningún protoniño devorador de úteros puede anclar allí… Los otros homos (hembras) no sabian que hoy 15 de octubre, “estoy ovulando”, mi día 14, la casita está lista!, entonces esto era como un aviso… no hacer la porquería en esos días sangrantes, ya que es un gasto innecesario de tus gametas masculinas.
    En libros sobre la cultura de otros homos se dice que a las mujeres indispuestas se las excluía o escondía por unos días (como que un espíritu se adueñaba de ellas y mataba al supuesto bebé intrauterino).
    Gracias por tus notas, siempre buenísimas!!!

    • Ezequiel Arrieta

      Hola Silvi, gracias =)
      Yyyyyyyyyyyyyyyy es como una hipótesis un poco rebuscada jeje. El tejido tiene que salir por algún lado y no hay otros orificios por los que pueda escaparse. ¡Pero en el mundo de la ciencia todas las ideas suman! Después sufrirán de la implacable selección natural de la revisión por pares.

  14. alejandra

    No deja de sorprenderme que biólogos que defienden la teoria de la evolución se pregunten con tanta frecuencia ¿PORQUE tal cosa ocurre? y se den respuestas del tipo “ocurre PARA esto” “porque sirve PARA esto”, etc. Por ejemplo, en un hermoso video sobre la vida de los dinosaurios de la BBC, los biólogos se pregutan: ¿porque el Tiranosaurio Rex tenia las extremidadase anteriores tan cortas que ni podían llevarselas a la boca? ¿PARA QUÉ le servían?. Y ensayan algunas respuestas, como, por ejemplo, que servían para acariciar a sus parejas… Hasta donde yo entiendo, la teoria de la evolución dice, “simplemente” que sólo se sobreviven las mutaciones que no constituyen un obstáculo para la reproducción y sobrevivencia de la especie. O, multiplicando por menos uno: si una mutación cualquiera no constituye una desventaja para lograr la reproducción de la especie no hay mecanismo conocido que la haga desaparecer. Las patas cortas del tiranosauro rex no tienen un PORQUE, porque no tienen un PARA… Claro que, si algo existe, los seres vivos tienden a usarlo si le encuentran algún beneficio a su uso. Así el barro no existe para que los humanos hagamos objetos de alfarería, pero ya que existe lo usamos para eso. Y seguro que los Tiranosaurios Rex para algo usarian sus bracitos cortos, pero la pregunta de PARA qué o PORQUË la surgió la mutación que les dió estas patitas no tiene ni pies ni cabeza. A menos que creas que la naturaleza tiene intenciones a priori, en principio las mutaciones son la azahar y lo que no mata tantes de que hayas podido reproducirte y alimentar a tus crios puede o no perpetuarse como característica de la especie. Sin porqués ni paraqués…

  15. Alana

    Hola Ezequiel! Como primate superior en pleno desarrollo de mis facultades reproductivas,naturalmente me llamo la atencion la nota. En pocas palabras: LA AME! Una de las mejores notas que lei (aunque Juanma,te ganaste todo mi respeto cuando escribiste el Popster de Mendeleyev(?) Responde de manera mas que satisfactoria la pregunta que varias (y por que no tambien varios?) nos hicimos alguna vez,y para las personas amantes de la curiosidad,entre ellos quien les habla,esta es una de las razones por las cuales amamos esa sensacion de satisfaccion,mas no de saciedad,que nos produce el hayaruna nueva respuesta.
    La verdad que vale la pena encontrarse como ustedes o como la Mariana que volvio para enseñarnos lo que encontro(?,qe calmen un poco nuestra sed de conocimiento n.n

  16. Helena

    Eso de “Aunque hay que rescatar que le dijera que no sabía y la estimulara a buscar en vez de tirarle fruta” me puso cursi y me hizo pensar en el “espíritu científico” de no ahogar una idea con la necedad de querer tener razón.
    Se que no ibas puntualmente a esto con la nota, pero me recordó que sería muy bueno que desde el primario, los docentes incentiven a los chicos a cuestionarse más y a no “diosificar” todo lo que ellos digan, o todo lo que lean, por más fiable y groso que parezca. Después de todo, eso que te queda dando vueltas en la cabeza y te hace pensar e investigar capaz sea lo que te ahorre la sesión de “orientación vocacional”.

    Bárbaras las notas, inspiran a buscar y querer saber más.
    Asumo que los dibujantes se coparán con las ilustraciones, unos genios también.

  17. Antonella

    Muy buen artículo, aunque no responde totalmente al interrogante de Mariana.
    La casa de verano debe haber evolucionado tremendamente con los años, protegiendo a esa madre para que el engendro no la haga pelota, pero quién protege a esa potencial madre prehistórica que estaba en sus días que podía ser comida fácil para depredadores más fuertes?
    Acá entrará la parte del más apto, de las mujeres siendo protegidas por los más fuertes de nuestra especie? Será por ese recuerdo evolutivo que instintivamente miramos al chongo que creemos tiene más potencial para cuidarnos a nosotras y a nuestra futura progenie?
    Porque veo totalmente lógico que el útero se vista cual divo cada mes para darle la bienvenida a su invitado, pero sí resulta un percance enorme para esa mujer cuando todavía el protonene no la ha invadido; por lo tanto me hace pensar que en toda esta historia, los hombres han sido los protectores naturales de la mujer, justamente porque en su supervivencia, radica el que los genes se transmitan y así asegurar el futuro de la especie.
    Medio que da para un análisis de que debido a ésto sería algo lógico la sociedad patriarcal que rige a casi todo el mundo, y como las mujeres le estamos pegando una patada en el culo a la evolución al independizarnos de ¨nuestros protectores naturales¨.

    • Rocio

      Quería decir que me parece bueno tener en cuenta que una mujer embarazada también está extra vulnerable, así que las hembras en general somos delicadas che :P . Capaz el hecho de vivir en “manada” sea lo que otorgó el beneficio de poder cuidar de las hembras cuando éstas estuvieran más desprotegidas, así como también a los pequeños infantes.

  18. Sofi

    Muy buena artículo, como siempre.
    Pero igual me parece que la pregunta de Mariana no se contesta del todo. Entiendo que el sangrado es consecuencia de la eliminación de la protección que crea que cuerpo para que el feto no te devore. ¿Pero no puede encontrar otra forma de eliminarlo? ¿Algo más práctico? ¿Reabsorberlo? ¿Cómo hacen otros mamíferos para evitarse esta molestia? ¿Acaso en ellos el embrión no se comporta como un tumor? ¿Por qué en los humanos si?

  19. Leandro

    Muy buena nota. Haré dos críticas constructivas (me encanta la evolución):
    Primero, Gould no es el nuevo Darwin. Darwin fue Darwin y Gould fue Gould (este último, aunque mucho más recientemente, también murió). Darwin fué un genio en su época, pero aunque muchos lo piensen, el no es el padre de la evolución, solo lo es del mecanismo de selección natural, que aunque muchos lo piensen (valga la redundancia) la selección natural no es toda la evolución, solo es un mecanismo más de muchos otros que la forman. Gould por razones obvias pudo tener pensamientos más completos que Darwin dado que vivió más recientemente, y bueno quiero creer que hay más información…
    Por otro lado, a Mariana lo que parece no conformarle no es la ausencia de una explicación evolutiva de la menstruación por parte de su profe, sino la falta de una explicación seleccionista, que lamentablemente siempre se busca en biología, en lugar de tener en cuenta lo complejo de la cosa. No caigamos en el reduccionismo muchachos, la biología avanzó tremendamente a partir de Darwin, no podemos pretender que todo se siga explicando puramente por su teoría, así como en la física ya se aceptó (revolución de por medio) que las leyes de Newton se quedan cortas para explicar ciertas cosas.
    Eso era todo, solo intento aportar a la causa.

    Saludos!!

    • lucho

      coincido. darwin también se explaya en el asunto de seleccion artificial, que seria más bien la que nos compete a nosotros como especie.

      nos seleccionamos artificialmente a nosotros mismos, ya que nuestra naturaleza nos hace preservar individuos que traen a cuestas notorias deficiencias fisiológicas, y que sin embargo son aptos para reproducirse y perpetuar su no-idónea carga genética.

      en otras palabras, en un ambiente primigenio de caza y recolección, que es nuestro ambiente natural, muchos de los que habitamos los poblados o ciudades sin problemas, estaríamos fritos sin el respaldo de la civilización.

      por ende, analizar la menstruación (puntualmente del humano, en este caso) desde el punto de vista de la selección natural, sería un error de enfoque.


Publicar un nuevo comentario