137.-Dengue

Dengue

A los nenes no les corregimos los errores cuando empiezan a hablar básicamente porque son tan tiernos. A mí me pasa algo similar con ‘me picó un Dengue’: no lo puedo corregir.

Y trabajo en Dengue.

Todos, todos los días.

Dengue. Dengue. Dengue. Dengue. Dengue. Dengue. Dengue. Dengue.

Dengue en la mesada, en los pósters, en las reuniones, en los congresos.

Dengue.

Igual me encanta, porque el Dengue (y es ahora que tengo que apelar a las expresiones que carecen de rigurosidad académica pero que transmiten la sensación subjetiva adecuada) es un flash. #TeamDengue

El Dengue (sí, puede que sea la nota con más repeticiones de una misma palabra) es un virus que mide alrededor de 50 nm (nanometros), lo que lo hace millones de veces más chico que un mosquito, que ya es bastante minúsculo de por sí. Esto implica, de entrada, que un Dengue jamás te puede picar, partiendo de la base de que una estructura nanométrica no ‘pica’. Lo que te pica en realidad es un mosquito (el infame Aedes aegypti y algunos parientes menos conocidos como Aedes albopictus) que puede o no estar infectado con el virus que es capaz de transmitir, aunque lo de ‘el virus’ ahora nos quedó re corto porque parece que un tal Zika vino esta temporada a ser el Justin Bieber de los virus.

Lo interesante es ver cómo el Zika nos enfrenta a la realidad de que la ciencia es un trabajo en permanente desarrollo. Tanto que si hoy hiciéramos una nota sobre el Zika, sería algo así:


Título Ganchero

El Zika es un virus del que todavía no se sabe casi, casi nada.

Refes

Volviendo al Dengue, para apreciar lo hermoso que es este virus (cosa que requiere olvidarnos por un rato de la parte de la hemorragia interna y esas cositas que capaz no son tan copadas) necesitamos recorrer un poco su historia. Pero historia en serio, re historia. Como cuando se repite la misma palabra para asegurar que algo es bien posta: historia-historia.

Se cree que los primeros casos de dengue (dengue enfermedad, no dengue Dengue, que va en mayúscula porque es el virus) ocurrieron en China en el año 300 antes del Carpintero Mágico. Lo genial es que le decían ‘mal del agua envenenada’, porque aparecía cuando la gente estaba cerca de charcos de agua. 2300 años después sabemos que no es por los charcos sino por los mosquitos, y ni eso. Aunque, para ser precisos, en China tampoco eran los charcos, que el mosquito (el Aedes) se reproduce más bien en cacharritos donde pueda haber agua acumulada y calma, por eso es más importante vaciar cubiertas viejas que fumigar a campo abierto. Igual, los chinos estaban bastante cerca, cosa que refuerza la idea empírica y mejor bajada de campaña de supermercados de todos los tiempos: siempre hay un chino cerca.

En el agua estancada crecen los mosquitos que, otra vez, no son los que causan la enfermedad, pero sí los que la transmiten.

Ahora bien, estamos hablando de un virus que es capaz de replicar* tanto en moquitos como en humanos, y esto es un gran problema para él (suponiendo, claro, que un virus puedetener problemas’), más que nada porque los mosquitos y nosotros somos distintos. Muy, muy, muy distintos. Tenemos temperaturas distintas, sistemas inmune distintos, estamos en ramas evolutivas alejadas como 500 o 600 millones de años desde la bifurcación del megabatiabuelísimo común, y así un montón de diferencias porque, bueno, nosotros somos nosotros y ellos son mosquitos.

Acá hay algo importante y es que la evolución del virus está condicionada.

Darwin mediante, es lógico pensar que dentro del mosquito los virus que mejor repliquen van a generar más descendencia (algo así como la supervivencia del más apto, concepto que podemos bardear un poco porque parece un cachito tautológico; sobrevive el más apto porque es el más apto). Al cabo de un tiempo, en el mosquito van a haber muchos virus que repliquen muy bien en mosquito. Joya, ningún problema. O sí, porque esos virus seguramente no van a ser los mejores para replicar en el humano. Entonces, cuando el infectado pique a un humano, los virus van a sufrir un proceso de selección y van a quedar los mejor adaptados para replicar en el humano que, de nuevo, no necesariamente van a ser los mejores para el mosquito. Y así una y otra vez durante miles de años, recordándonos que la selección natural depende del entorno que genere esa presión de selección y, claramente, la presión de selección cuando el entorno es un humano y cuando el entorno es un mosquito es ABSOLUTAMENTE DISTINTA. O sea que el Dengue está seleccionado no para funcionar bárbaro en mosquitos o humanos, sino para funcionar LO SUFICIENTEMENTE BIEN EN MOSQUITOS Y LO SUFICIENTEMENTE BIEN EN HUMANOS.

Para colmo, los mosquitos que pican son las hembras, que sacan de la sangre la energía que necesitan para poner huevos. Eso le da al virus un problemita extra, porque tiene que crecer sin afectar al bicho en ese momento de altísimo bardo fisiológico que implica para todas las especies el generar nueva descendencia porque, claro, un mosquito muerto medio que no pica.

Mirá todo el malabarismo evolutivo que tiene que hacer el pobre virus.

Además de primo del Bieber Zika, el Dengue es pariente del virus de la Fiebre Amarilla, otro que (para sorpresa de nadie) también se transmite por el mismo mosquito y que lo transmite tanto y tan bien que hasta explica por lo menos en parte por qué San Telmo paso de ser el barrio más top de Capital, a no serlo más.

En Argentina, en 1871, hubo una epidemia muy grande, particularmente durante el carnaval. Un carnaval de mucho calor. Días de esos en que no podemos más,  y entonces agua desparramada por todos lados. Y adivinen a quién le gusta esto. Si yo te digo que es carnaval, apretá el pomo y salgamos a poner huevos que las condiciones son fantásticas. La jodita limpió como al 8% de los habitantes de Buenos Aires en aquel entonces con más de 14.000 muertos (la mayoría pobres, claro), y al mismo tiempo mudó a los ricos más al Norte, inaugurando la categoría ‘Busco 7 ambientes con dependencia, colonial, sin Fiebre Amarilla. Garantía en Capital’.

El Dengue, aunque en general no causa la muerte, infecta por año a un montón de gente (un montón en serio, algo de 400 millones). Dentro de ese número GIGANTE, un porcentaje bajo (que si multiplicás por 400 millones, no da un número tan bajo) desarrolla una enfermedad que sí es más complicada y en otro porcentaje bajo (que si multiplicás por, ok ya se entendió) puede matar.

Encima, pese a lo que muestre el noticiero, no hay vacunas. Bah, están empezando a aparecer y vamos a ver si funcionan (hoy, la principal opción, Dengvaxia, reduce la posibilidad de desarrollar la enfermedad en algo del 60%), pero no es fácil. El problema es que se necesita una vacuna tetravalente, capaz de presentarle al sistema inmune los 4 tipos distintos del virus del Dengue que andan circulando al mismo tiempo en todo el mundo. Bueno, en todo el mundo no. Si leés esto en Finladia, no hace falta que saques los recipientes con agua estancada que seguro está congelada, son las 5 de la tarde y hace 3 horas que es de noche; pero si vivís en Argentina, sí. Posta.

De vez en cuando, en Argentina, de algún lado sale la frase ‘el cambio está favorable para ir a Brasil’ y, obvio, todos vamos a Brasil. A mí me gusta Brasil, podría estar toda la vida tomando sol y caipirinha en la playa. Pero hay un tema. Las fluctuaciones cambiarias hacen que no seamos tres o cuatro los que vamos a algún lado cuando conviene, sino que vamos en masa, de a millones. Y en Brasil circula Dengue a rolete (expresión que nunca comprendí), por lo que es altísimamente probable que muchos volvamos con…

OBVIO: dengue.

La buena noticia es que no se transmite entre personas. Podés tomar mate con un amigo con dengue (haya o no yerba), y todo piola. La mala es que esto es para dengue, y que en el caso de Zika sí hay evidencia de contagio sexual (aunque todavía no de esa evidencia mega firme). Al margen de la presencia o no de yerba, el problema es que está el mosquito, y que cuando hay mosquitos y personas infectadas ocurren los brotes.

Entonces no nos queda otra que usar repelente y estar atentos a no dejar recipientes con agua quieta. Sí, 2016 y para combatir un virus recomendamos medidas que parecen prehistóricas. Pero bueno, por lo menos ya no pensamos que la enfermedad la provoca el agua envenenada.

Porque aprendimos un montón, investigamos un montón, y sabemos un montón más que antes, y eso no evita tener que volver al inicio y recordar la parte más difícil de aceptar, esa que dice que la ciencia es un trabajo en perpetuo desarrollo y tener que bancarnos decir que de cura y vacuna todavía no sabemos demasiado. Pero les juro, les re, re juro, que estamos trabajando en eso.

 

* Iba a decir “vivir” pero eso genera unos problemas bárbaros entre los virólogos porque no está del todo claro si los virus viven o no, y somos bastante pocos como para andar peleándonos por esas cosas.

NOTA: En este artículo se usó 31 veces la palabra ‘Dengue’, incluyendo ésta, las refes y el título, alcanzando el récord interno de mayor cantidad de repeticiones en una misma nota.

 

– “Molecular evolution of dengue viruses: Contributions of phylogenetics to understanding the history and epidemiology of the preeminent arboviral disease” Scott C. Weaver and Nikos Vasilakis. Infection, Genetics and Evolution 9 (2009) 523–540.
– “Lack of evolutionary stasis during alternating replication of an arbovirus in insect and mammalian cells” Isabel S Novella, Christine L Hershey, Cristina Escarmis, Esteban Domingo, John J Holland. Journal of Molecular Biology (1999)  459-465.
– http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/44188/1/9789241547871_eng.pdf

 

Logo_UBA

En noticias sí relacionadas, hoy empezamos un proyecto con la Secretaría de Ciencia y Técnica (SECYT) de la Universidad de Buenos Aires que se va a extender por los próximos meses. Esto se enmarca en el contexto de celebrar los 30 años de SECYT e implica tratar de conectar con un público amplio a especialistas que laburan tanto en investigación como en docencia en la UBA (cuna de varios de los Gatos). Este es el primer contenido en el marco de este proyecto.

Estamos muy contentos de que la Universidad de Buenos Aires quiera abrirse de esta manera y llegarle con lo que genera a tanta gente como sea posible. Nos enorgullece poder laburar juntos y convertir en actos tangibles la voluntad de acercar la Universidad a toda la sociedad. Golazo.




Hay 61 comentarios

Añadir más
  1. andrescass

    Excelente artículo.
    Como persona que estudió, estudia y trabaja en un ambiente técnico-científico me moleta el mal uso de las palabras, términos y conceptos, y frases como “me picó un dengue” me ponen muy de malas.

    A los noticieros les vendría bien un poco más de rigurosidad científica para aclarar más y alarmar menos

  2. Francisco

    Excelente nota, mi viejo es fanático del Dengue, puede hablarme del Dengue por horas y horas de lo que escuchó en la radio, la tele, el diario, todas fuentes de extremo rigor científico al tratar el tema del Dengue.
    Le hice leer esto y al menos se enganchó ahora con el gato y la caja, capaz un día lea algo que no implique Dengue, y pueda hablar de algo distinto.
    Muy buena nota, y me reí quizá demasiado con el artículo de título ganchero.

  3. Claudio

    “La buena noticia es que no se transmite entre personas, podés tomar mate con un amigo con dengue (haya o no yerba), y todo piola” jajaja muy buena nota, después de que la gente lea esto las acciones de OFF! se van para arriba!

  4. Maxi

    Muy buena la nota, si, pero ¿ya registraste “Antes del Carpintero Mágico” o me puedo armar una banda indie-experimental con ese nombre?

  5. Ana

    Excelente nota!!!
    Maravilloso que puedan hacer de puente entre la UBA y la gente común, como yo.
    Claro, preciso y muy divertido.
    Nuevamente hay que felicitar a los Gatos, encerrados y/o invitados. Son unos capos.

  6. Carla Bima

    Hola Juan Manuel, muy buena tu nota. ¿Qué opinás acerca de las fumigaciones que se realizan en Córdoba para combatir el mosquito que provoca el dengue? a este procedimiento el gobierno lo llama “monitoreo aédico”.

    • Carba

      Hola Carla,
      según lo que sé, ese tipo de fumigación es más eficiente contra el mosquito común, no el Aedes que se reproduce en pequeños reservorios de agua que se encuentran en las casas. De todos modos la fumigación no sirve para matar a las larvas por lo que, en unos días, va a haber mosquitos nuevamente.
      Por eso es tan importante el descacharreo, por más gracioso que suene el nombre.

  7. Patricia

    Hola me gustó mucho, pero mucho en serio la nota.
    Juan tu forma de escribir tan particular es como amable…….Entendés cosas serias sonriendo, o al menos a mi me pasa eso.
    Gatos son lo más ( científicos posta posta)
    Gracias.

  8. natalia

    Unas dudas: si tengo el virus del dengue me da fiebre etc, se me va la fiebre; listo? me cure? o si me pica de nuevo tengo el hemorragico? o puedo tener el hemorragico de una y ahi ya no me importaria una segunda picada si me mori. Si me salve del hemorragico, tengo que temer una segunda picadura? Se agradece informarcion. Amo los virus, pero mejor fuera que dentro.

    • Carba

      Hola Natalia. Qué linda tu pregunta.
      Hasta hace un tiempito se pensaba que la fiebre hemorrágica ocurría cuando te contagiabas por segunda vez con un serotipo distinto al de la primera. Eso cerraba perfecto porque la mezcla de genotipos y serotipos (que provocan los viajeros) se correlacionaba con la aparición de casos. Además (y esta parte la escribo con mucho miedo por si sos la Natalia que pienso que sos) los anticuerpos para un serotipo distinto no son neutralizantes pero sus Fcs atraen a, entre otros, células dentríticas que son uno de los blancos preferidos del virus. Sin embargo todo esto quedó en una linda teoría y, actualmente, no se sabe qué causa la fiebre hemorrágica de dengue.
      Por eso quedó la idea de “si te pica por segunda vez” que sigue siendo eso, sólo una idea.

      Gracias por tu comentario.

  9. Fernanda

    Muy buena la nota.
    Ahora, quisiera saber lo siguiente, si es q me pueden decir:
    Una persona q se infecta con el virus, ¿lo transmite durante todo el resto de su vida ante las picaduras de la mosquitos, o hay un periodo de “contagio” determinado? ¿Se entiende mi pregunta?
    Desde ya muchas gracias! Muy buena la página!

    • Carba

      Hola Fernanda,
      MUY buena pregunta.
      No, las personas lo transmitimos al mosquito mientras tengamos virus en nuestra sangre (viremia), una vez curados, ya no. Se habla de alrededor de 10-12 días.

  10. Pau

    Si el factor q podemos controlar hoy es el vector ( antes q el virus y sus circunstancias) el cual ademas es transmisor de otras 2 enfermedades, deberíamos afinar detalles como: de q hora a q hora pica la hembra o q se considera agua limpia (la q calló de la lluvia, de del perro o la q salió del lavarropas)?

    • Carba

      Hola Pau,
      En general, la hembra pica de día (al contrario del mosquito común que prefiere la noche) y no vuela cerca de nuestras cabezas por lo que es mucho más difícil de percibir. Encima la picadura es mucho menos molesta…
      Se reproduce en agua quieta y se recomienda no dejarla más de 4 días, para no dejar que se desarrollen las larvas.
      Gracias por tu comentario.

      • Pau

        Y las hembras enfermas no pueden contagias a sus huevos ? de esa forma podrian picar mosquitos machos y hembras al nacer y ya no servirían las recomendaciones de msal…

  11. Sebastián

    Aprovecho a preguntar, ya que hay un experto en la mesa, ¿por qué el mosquito aedes es el único capaz de transmitir el virus? ¿los otros mosquitos no tienen iguales chances de entrar en contacto con sangre infectada? ¿o el aedes hace algo diferente?

    (PD: nótese que no usé la palabra más nombrada para no alterar el conteo)

    • Carba

      Hola Sebastián, es una gran pregunta. Los virus, para entrar a la célula “huesped” que le decimos así por una mala traducción de la palabra “host” y en realidad debería ser hospedadora, usan sus receptores. Muchos de estos receptores son específicos de células en particular y varían entre especies. No todas las células que estén en contacto con el virus se van a poder infectar sino las que tengan los receptores adecuados.
      Por eso, y tal vez otras cuestiones fisiológicas de uno u otro mosquito hace que el virus se restrinja sólo al género Aedes (en cursiva).

      Saludos y gracias por tu comentario y por no alterar el conteo (tampoco usé la palabra).

      • Sebastián

        ¡Gracias, Carba!

        Acá un compañero pregunta si así como nos puede dar fiebre, mareos, dolor de cabeza, … cuando estamos infectados, al mosquito “anfitrión” ¿no le pasa nada?

        • Carba

          PREGUNTÓN,
          En principio, los mosquitos infectados con Dengue viven lo mismo que uno no infectado. Eso nos hace pensar que tanto no los afecta. No sabemos si tienen mareos o dolor de cabeza.
          Por otro lado, al ser la que pica la hembra en un momento tan complicado fisiológicamente (pica porque necesita energía extra para poner los huevos) creemos que el virus no afecta al mosquito.
          De todos modos decile a tu compañero que es una pregunta que la hacen en congresos y siempre la respuesta es: “viven lo mismo” “creemos que no le hace nada”.
          Abrazo

  12. Marcos

    Me gustó toda la nota, en particular el recordar que las que chupan la sangre de los hombres son la hembras.
    Que lío con los nombres “científicos”. Si el idioma no me falla Aedes aegypti significa “Mensajero de Egipto”, dado que los Aedas eran bardos que recorrían tierras lejanas llevando reminisencias de sus terruños ¿y Aedes albopictus? ¿Mensajero con pintas blancas?

    Muy coherente poner “Antes del Carpintero Mágico” y “Seleccionado” (muchos se hubiesen tentado en poner “diseñado”)

    Gracias

    • Carba

      Hola Marcos,
      Soy fan de la etimología pero se muy poco de taxonomía de mosquitos. En cuanto a los virus, suelen llamarlos por el lugar donde se documentó el primer brote. Así tenés el virus del Mal de Río Cuarto, o la increíble Fiebre del Nilo Occidental.

      Abrazo

  13. Marcos

    Me gustó toda la nota, en particular el recordar que las que chupan la sangre de los hombres son las hembras.
    Que lío con los nombres “científicos”. Si el idioma no me falla Aedes aegypti significa “Mensajero de Egipto”, dado que los Aedas eran bardos que recorrían tierras lejanas llevando reminisencias de sus terruños ¿y Aedes albopictus? ¿Mensajero con pintas blancas?

    Muy coherente poner “Antes del Carpintero Mágico” y “Seleccionado” (muchos se hubiesen tentado en poner “diseñado”)

    Gracias

  14. Guadalupe

    ¡Buenísima nota!
    A rolete:
    Diccionario de Lunfardo: Mucho, en cantidad.
    Lunfardo (Argentina): (pop.) Mucho; en cantidad; con profusión.
    Pero no encontré el origen. Nuestro grupo de trabajo usa más asiduamente “no tiene gollete” que es más tangible, y además nos gusta con “y”.

  15. Pablo

    Está buena la información, creo que ayuda mucho a tener conciencia de la prevención y menos miedo a las noticias apocalípticas. Gracias por compartirla.

  16. Fernanda

    Hola Juan ! Al fin alguien que escribe con humor sobre Dengue …
    Mi pregunta es: hay muchos casos, eso significa que el año que viene tendremos muchas camas de hospital ocupadas y lo que es peor, muchas muertes? …
    Tengo una nena de 10 que se lo agarro, a pesar de colocarle el repelente de forma paranoica… La tengo que llevar a vivir al sur el año que viene?. La verdad, escuchar las noticias me da terror.
    Gracias !

    • Carba

      Hola Fernanda,
      La respuesta más, creo yo, acertada a tu pregunta es: “AY, NO SÉ”. Es raro lo que pasa y no es fácil predecir año a año. Sí, si vemos que en Brasil circula mucho durante el año, es muy probable que a fin de ese año y a principios del siguiente nos llegue a nosotros. Vamos a ver cómo anda el Dengue en Brasil durante este año…

  17. Cristián

    My bueno el artículo Juan Manuel!!! Y gracias por la charla de hoy. Queda pendiente la nota sobre el simulador de brote de Dengue. Un abrazo!

  18. Alejandro Uría Alanís

    “A rolete” quiere decir “en cantidad y fácil”, porque en la época colonial brasilera, un dulce fácil de comer en cualquier lado eran trocitos (en portugués “roletes”, porque parecían hojas arrolladas) de caña azucarera. Y como era algo barato, simple y a mano, había muchos. Por eso algo está “a rolete” cuando hay mucho. Y si además está rico, mejor aún (Un elogio que se lee en Jorge Amado es decir de alguien que es como un “rolet de cana”, porque es dulce y fresco)
    Las palabras que pasaron del portugués brasilero al español rioplatense son muchas, a rolete!


Publicar un nuevo comentario