Colaborar

Si llegaste hasta acá es porque te interesa compartir algo y está buenísimo que hayas pensado en hacerlo acá.

Para que progrese, te vamos a contar los pasos que solemos seguir desde que entra un borrador hasta que sale una nota.

Lo primero es pedirte que nos mandes un mail a julieta@elgatoylacaja.com con el Asunto ‘Borrador | Tema | Tu nombre’ esta info:

  • Una propuesta breve con los puntos clave de tu artículo. Explicanos tu argumento central, por qué crees que es un tema interesante y contanos por qué te sentís cómodo escribiendo al respecto. No debería tener más de 2 o 3 párrafos.
  • Tu propuesta debe estar bien argumentada, contar con referencias científicas sólidas y en su versión final debería tener una extensión de entre 1000 y 2500 palabras (aunque esto es plástico, las notas duran lo que tienen que durar, lo que las sostiene es un argumento entretenido, así que mientras eso esté, estamos. Igual, te contamos que nosotros cuando escribimos le apuntamos a ese rango, pero lo que importa es la fluidez).
  • Por suerte, el Gato ya tiene una pila de notas introductorias a un montón de temas. Está bueno saber que podemos ir por más, tomar alguna nota introductoria y rascar esa superficie para pasar a niveles más profundos. Vamos por notas nuevas en temas nuevos, pero también vamos por esos profundidades nuevas. Hay un cuerpo de lectores muy piola que no tiene ningún miedo de ser empujado a profundidades desafiantes.

Si bien tratamos de revisar todas las propuestas, puede que nos tomemos unos días para darte una respuesta. Te pedimos paciencia y que no desesperes si no recibís una respuesta inmediatamente.

Para lograr el punto caramelo que buscamos, los artículos soportan un proceso de edición fuerte, aunque siempre el autor tiene la última palabra antes de publicar. Los artículos siempre serán reproducidos con la cita del autor y una vez publicado nos reservamos el derecho de reproducción, pero siempre refiriendo el crédito intelectual al autor.

Vas a recibir un correo tanto si tu propuesta es aceptada como si no lo es, así que te pedimos nuevamente que seas paciente y esperes nuestra respuesta sin consultarnos si ya llegamos a la India, ya llegamos a la India, ya llegamos a la India.

Si no te respondemos es porque falló algo. Nunca no respondemos, así que si pasa eso, tiranos un ‘Hola, no me respondieron, algo explotó?’.

Algunos consejos

  • Lee los artículos más populares del Gato para identificar la forma en que buscamos comunicar y trata de no escribir sobre un tema que hayamos cubierto antes.
  • Los artículos tienen que tener estas características:
    • Referencias claras al pie,
    • Contenidos verificados, con referencias confiables,
    • Lenguaje coloquial (como si le contaras el tema a un amigo),
    • Se escribe para el que lee, no para el que escribe. El objetivo más importante es conectar con el lector y que las ideas se transmitan enfatianzado más los procesos (los cómos), que los datos (los qué), así como también las limitaciones de las técnicas o el grado de solidez de las aseveraciones (¿es un paper aislado, es un review, es un meta review?)
    • Tratamos de no usar palabras como ‘mucho’, ‘poco’, ‘mejor’ y ‘peor’ sino de poner exactamente cuánto cuando nos referimos a un proceso, a una diferencia, etc. Así el que lee está lo más cerca posible de magnificar bien y más allá de la opinión del que escribe.
    • BONUS: Miramos con más amor los textos en Roboto, Helvetica o Sans Serif, 11 pts, agregar espacio después del párrafo.
  • No tenemos Word en nuestras computadoras. Microsoft es maligno, así que nos manejamos con Google, que RE que no es igual de maligno pero más inteligente. Re. (?)
    • Mandanos un link de Google Docs editable por cualquiera que tenga acceso.
    • El que manda PDF pierde.
  • Enfocate en la idea principal de tu artículo y contá una historia que lo contenga. Tratá de lograr transmitir la sensación que hizo que te interesase tanto compartir el tema como para escribir sobre eso. Mostranos el lado inesperadamente interesante del asunto que cubras y generanos preguntas para que queramos saber más. Es clave transmitir situaciones objetivas (bah, no entremos una discusión, pero se entiende), pero enmarcarlas en la subjetividad propia que nos llevó a explorar ese elemento del Universo tan piola que nos dió ganas de contarselo a un tercero.
  • Tratá de evitar el lenguaje técnico y la jerga. Esto no es un congreso. Los congresos son hermosos, están buenísimo y los oradores diseñan su comunicación pensando en los oyentes. Nosotros, también. Apuntale a un interlocutor interesado y entusiasmado, que no le tiene miedo a un poquito de abstracción o matemática si lo vas llevando, pero que no necesariamente puede desentrañar ecuaciones diferenciales en la línea D un jueves de mañana.
  • Cuidado con las metáforas. Las metáforas son como un calefón: a veces se apagan mientras te bañás. Esto implica que no necesariamente un proceso tiene que estar apoyado en un imaginario imperfecto. Si funciona y ancla, bien, pero es clave tener en mente que la metáfora es una transformación y que mientras menos transformaciones tengamos en el medio, más limpia pasa la información desde el que cuenta al que participa del otro lado.
  • Comentarios. Lo mejor de hacer Gato es una relación estrecha entre generadores de contenido y lectores. Lo más divertido de la nota empieza al publicarla. Es clave que el autor participe actívamente en las conversaciones que surjan a partir de la nota. Va a haber preguntas de todo tipo y no hace falta abordarlas todas, pero las primeras horas son geniales para identificar cualquier problema que la nota tenga (y corregirlo), pero también para tomar la temperatura de qué tan efectivo fuiste en transmitir los conceptos que querías compartir y en ver cómo resonaron en los que leen. Normalmente, los dos espacios con comentarios clave son el sitio y Facebook.