125.-Mascotas

Amores Perros

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. Un amigo que no te deja con uno de menos cuando vas a jugar al fulbo (aunque tampoco es que va a ser un buen 5), que no saldría con tu ex (aún cuando suele comer lo que te sobra) y que nunca pero nunca se pondría el mismo vestido que vos para ir a bailar (salvo que sea un ovejero grande y le entre). Punto para el perro (o no).

Nuestra relación con los ladríferos se puso más celebrada por la ciencia hace poco, cuando un estudio reciente (que fue publicado en Science, trancu), ‘descubrió’ que la relación humano-perro tiene mucho de similar con los vínculos sociales y familiares que se dan entre humanos.

En realidad, esto para muchos no será una gran novedad, y para otros será simplemente una justificación más para profundizar ese temita casi patológico de tratar al perro como persona. Poco novedoso resulta esto para ellos, pero es difícil que hayan leído el paper con todo el trabajo que les da estarle atrás a su bebé, su chiquito, su amor, a ver, dame la patita, no te vas a ir nunca, ¿no? ¿Sabés que mamá te quiere y que cuando muera nos van a enterrar juntos como a los faraones?

Menos novedoso aún les resultará a otros investigadores que ya habían publicado conclusiones similares en revistas de menor renombre y que por lo tanto no vieron sus resultados tan difundidos. Suele pasar. La ciencia es así, muchachos.

Primero, para entender de qué se trata este descubrimiento, deberíamos hablar de la oxitocina, una maravillosa molécula endógena (o sea, producida por nosotros mismos), parte del mecanismo que nos permite formar amistades, pareja, familia, y consecuentemente, volver a perder algunas de dichas amistades.

Esta molécula tan amada como odiada es liberada cada vez que realizamos actividades sociales, y en mucho mayor medida cuando besamos, tenemos un orgasmo, al momento de parir y amamantando (en situación ideal, las 4 por separado). Sería en parte gracias a este conveniente químico que pasamos del enamoramiento al ‘amor a largo plazo’, o que logramos no abandonar a nuestros hijos cada vez que lloran (qué linda es la biología, ¿no?).

Amamantar, por ejemplo, duplica la concentración de esta hormona en la sangre materna y, eventualmente, en el lactante (que suponemos un bebé, no un padre entusiasta, que también tiene oxitocina elevada, pero espero que por vía endógena porque me da medio cosita).

La oxitocina también es liberada en situaciones sociales causando un aumento más moderado, de entre el 10 y el 50%. Cuando estas interacciones son entre desconocidos, el nivel de aumento parece depender de lo atractivas (o no) que nos parezcan las personas con las que estamos interactuando. Por otro lado, esta hormona es importante en el establecimiento de vínculos más ‘solidarios’ con otros seres humanos. Existen varios estudios que relacionan los niveles de oxitocina con nuestra capacidad de sentir confianza, generosidad, empatía y demás: cuando recibimos una dosis externa de oxitocina, tendemos a confiar más en otra persona y comprendemos mejor sus expresiones faciales. Pero ojo, no se preocupen. La oxitocina no nos debería hacer más susceptibles a caer en el famoso cuento del tío, ya que también tiene su rol en el rechazo a situaciones sociales potencialmente peligrosas, reforzando una especie de ‘memoria social aversiva’ en ciertos contextos. No sea cosa de terminar siendo unos buenudos o, peor, de asumir que una molécula parte de una orquesta compleja de señales hace solamente UNA COSITA.

Es importante recalcar que en otras especies mamíferas la oxitocina también existe y tiene papeles similares. Mayormente, fortaleciendo el apego (o sea, evitando que los padres recientes tiren por ahí a sus crías recién nacidas), pero en animales no particularmente gregarios, como los gatos, también tiene un rol importante en el desarrollo de las relaciones ‘sociales’ o ‘amistosas’.

Lo interesante es que la oxitocina también termina teniendo un rol en las relaciones interespecíficas. O sea, en parte, está detrás del ‘amor’ por nuestras mascotas o por los animales en general (en un sentido estrictamente amistoso, por favor. En cuanto a otra clase de relación, creo que no hay estudios. Digamos que es difícil buscar algo así sin caer en páginas de dudoso gusto. Lo intenté. No quiero volver a hablar del tema).

Ya hace más de un año, un estudio demostró que cuando pasamos un rato acariciando a un perro o gato desconocido, nuestros niveles de oxitocina tienden a subir (aunque esta relación depende de nuestra historia previa: el aumento en los niveles de oxitocina parece ser consistente sólo en las personas que han tenido bichos previamente).

Aún más interesante resulta la segunda parte de este estudio: se midieron los niveles de oxitocina en un perro y una cabra que habitualmente jugaban juntos. Las conclusiones: el perro sentía amistad por la cabra (sus niveles de oxitocina aumentaban un 48%), mientras que la cabra, con un asombroso 210% de aumento en sus niveles de oxitocina, aparentemente estaba enamorada del perro, estableciendo el primer registro de cabra friendzoneada de la historia.

‘Turbio’, pensaría uno. ¿Pero quién es uno para condenar el amor entre un cánido y un caprino? <3<3<3 #LoveWins #CabraWins #FlawlessVictory

En otra ocasión, se midieron los aumentos de oxitocina en personas y sus propios perros antes y después de interactuar. Como era esperable, los niveles de oxitocina en ambos aumentaron, generalmente en forma paralela (qué lindo cuando el amorrrrrr es mutuo, aunque ‘amor’ requiera comillas). Lo que es aún más interesante es que el aumento fue mayor cuanto más se miraban a los ojos un perro y su dueño, y más si hacían un cachito de trampa. En las hembras caninas, una aplicación de oxitocina por parte de los investigadores generó una mayor duración de las miradas, lo cual a su vez elevó el nivel de oxitocina en ambos participantes (en machos no sucedió lo mismo, como era esperable, ya que se sabe que las hembras reaccionan más rápida e intensamente a la oxitocina; esto es razonable por el papel de la hormona en el parto y la lactancia).

Dado que los perros normalmente no utilizan las miradas entre ellos como un mecanismo de ‘conexión fraternal’, esto llevó a los investigadores a suponer que los perros aprovechan este mecanismo de socialización humano. Maquiavélicos, los pichichos.

Pero hay casos peores: los felinos modulan las frecuencias de sus vocalizaciones para lograr que les demos comida cuando tienen hambre. Esta clase de maullidos resulta similar al llanto de un bebé, bastante difícil de ignorar por los humanos. Y adivinen quién está detrás de nuestra desesperación ante un llanto infantil. Empieza con ‘O’ y termina con ‘xitocina’.

Con estos datos, cabe volver atrás y de verdad preguntarnos si están tan locos esos seres que tratan a sus mascotas cual si fueran sus hijos; los visten, los pasean en cochecitos o les ponen ropita y los sientan a la mesa para encarar largas conversaciones donde genuinamente esperan una participación activa de la mascota.

Bueno, esos últimos capaz que sí están un poquito flojos de papeles, y no quiero decir que tal vez sus mascotas sean particularmente buenas a la hora de suplantar crías humanas, pero.

Sí, termina en ‘pero’. Si alguien quiere asumir esa comparación, lo hace, si no, todos miramos para otro lado y listo.

Por último, feliz y no por eso menos importante, esto explicaría parcialmente el éxito de las mascotas como parte de una terapia. Se sabe que la oxitocina puede tener un efecto modulador de la ansiedad y el estrés, por lo cual una sesión de mimos mascoteriles puede ser una gran ayuda.

Meg Daley Olmert, una investigadora que escribió un libro sobre el tema, incluso llegó a calcular un ‘número óptimo de caricias a la mascota’ para la reducción del estrés: 40 por minuto (corte a todos ustedes yendo a buscar a su mascota con un cronómetro). Dejando un poco de lado el fanatismo científico por ponerle números y medidas óptimas a cualquier cosa, casi todo mascotero estará de acuerdo con que la relación mascota-humano es satisfactoria en muchos aspectos.

Ahora, en caso de que no tengan mascota pero deseen disminuir su ansiedad, pueden buscar en esta nota otras formas mencionadas de aumentar sus niveles de oxitocina y ponerlas a prueba (aunque, por favor, les pedimos que no sea con una cabra).

No nos olvidemos que más de un subidón de oxitocina empezó paseando al perro y terminó paseando al individuo que se acercó a acariciar al perro. Será cuestión de hacer el experimento, así que, Palta, dejá de morder la esquina del sillón y preparate que salimos para la plaza. Todo sea en nombre de la ciencia.

 

 

http://www.nature.com/nature/journal/v435/n7042/abs/nature03701.html
https://bfmed.wordpress.com/2013/05/30/breastfeeding-and-depression-its-complicated/
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0018506X09000853
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3930442/
http://www.theatlantic.com/health/archive/2014/04/does-your-dog-or-cat-actually-love-you/360784/
http://www.sciencemag.org/content/348/6232/333
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006322311001399
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3758455
http://archive.onearth.org/article/made-for-each-other




Hay 52 comentarios

Añadir más
  1. andrescass

    Muy interesante la nota. Ahora le encuentro explicación científica a porque tiendo a acariciar prácticamente cualquier perro o gato que cruzo por ahí (malditas sustancias endógenas adictivas).
    Que hijos de puta los gatos, me encanta esa faceta manipuladora que tienen

  2. Lu

    “Estableciendo el primer registro de cabra friendzoneada de la historia.” ajajajajajajajaj pobres, ni ellas zafan.
    Doy fe (no me apedreen) de la eficacia de los animales en situaciones de stress. Me acuerdo mudarme de chica y que mi perra no se me despegara ni un segundo. Mismo teniendo un ataque de pánico, la perra era la primera en darse cuenta y en sentarse al lado pidiendo mimos hasta que se me pasara.
    Y sí, también veo mi viejo tratando a la perra como otra hija más (por suerte más que un ponchito en invierno no le pone)

    • ​María Alejandra Petino Zappala

      a veces pienso que las personas que creen que los animales no entienden lo que pasa alrededor nunca tuvieron mascotas. o no las miraron detenidamente.
      tu mascota sabe cuándo estás bien, cuándo estás mal, si estás enfermo…

      mi gata incluso quiso obligarme a quedarme en casa una vez que unos pibes nos mearon la puerta (sí, real). se ve que por el olor pensaba que seguían afuera, y me maullaba como loca para evitar que saliera a la calle <3

      • andrescass

        La gente que nunca tuvo mascotas o las tuvo y no interactuó realmente con ellas no tiene idea de lo inteligentes e interesantes que son

  3. Sabrina

    Muy buena nota.. Me mato la parte de la cabra…quien podría creer que un pichicho llegara a hacer eso…en mi caso un gatito

  4. vani

    alesita eres tu?!?! :)
    Yo sabia que habia una explicación ciéntifica a mi manía de visitar amigos para abrazar a sus mascotas. Si, abrazar.

  5. Matias

    Puede que el nivel de dicha sustancia, a la hora del sueño no aumente como cuando estamos re manijas dando vuelta por la casa? Porque cuando mi gato empieza a “llorar” a las 3 AM no me saca muy contento de mi cama.

  6. Ceci

    #CabraWins #FlawlessVictory jaajajajajajajajajajjaja genial.

    El pero al final de la frase de hizo pensar por un momento que sos bahiense. La explicación posterior aplacó un poco mi idea original, pero aún tengo mis dudas.

    Mi proxima custom-remera dirá “I hormone-receptor-love Oxytocine”, o algo similar… Acepto ideas

    Genial la nota! y el paper…y los que no están en Science también, aguanten los friendzoners de la ciencia!

  7. So

    “cuando besamos, tenemos un orgasmo, al momento de parir y amamantando (en situación ideal, las 4 por separado)” Clap! Clap! Clap!

    Debe ser la falta en continuidad de tenencia de mascotas que no siento empatía por los felinos, me caen un poco mejor los perros, y a los humanos prefiero tenerlos ahí, no vaya a ser cosa que me aumenten mucho los niveles de Oxitocina.

  8. ramiro

    fantástica nota! amo maquiavélicos pichichos!
    hay paper sobre la relación humanos-plantas? me refiero a hablarle a las mismas mientras le limpias las hojas o de cantale a las flores? jajajaja!

    si si estoy limado pero la música clásica las hace crecer hermosas doy fe??!!!

    • ​María Alejandra Petino Zappala

      sí señor, hay papers. hay papers para todo.

      sí, es cierto que el sonido favorece el crecimiento en las plantas. según leí, la hipótesis que se maneja es que el sonido (que se transmite como una vibración en el aire) favorece la circulación de ídem alrededor de la planta. la planta absorbe el agua del suelo por un efecto de “succión” que se da cuando pierde agua por la superficie de las hojas. por lo tanto, si el aire circula, la planta puede transpirar más, ergo, succionar más agua y más nutrientes del suelo, lo cual favorecería el crecimiento.
      el tema es que hay papers incluso que comparan distintos tipos de música (sí, en serio), y creo recordar que ganaba la música clásica. en base a esa hipótesis, yo hubiese apostado a que ganaba algo tipo power metal.
      ahora que te contesto este mensaje, me dieron ganas de rastrear todo eso y escribir un artículo, todo sea porque crezcan nuestras plantitas que seguro pero seguro no son de falopa. glup.

        • ramiro

          pruebo a diario con slipknot stonesour ghost mastodon metallica y lamentablemente no es lo mismo qye con bach beethoven chopin y demás!

          te pido por favor que escribas del tema! porfi porfi porfaaaaaa
          saludos de nuevo!

        • andrescass

          Muy interesante. Hacé una nota al respecto. Ya me siento científicamente respaldado cuando hablo con los animales, ahora quiero lo mismo cuando le hablo a mis plantitas en el laburo y todos me miran raro (y eso que son plantas “normales”, un par de potus y una cretona)

          • ramiro

            raro es darle de comer a las carnívoras!!!!! dónde están las hormigas cuando las necesito!!!! #Limado

  9. Clara

    La cabra, siempre supimos que pasaban cosas raras con la cabra.
    Siempre dije que mi gata tiene un tono manipulador cuando me maulla. Ahora tengo una justificación científica para afirmar esto y luego usar la frase ”yo no estoy loca!!!”
    Muy buena la nota. Una abraso para Alesita y Palta <3

  10. Gatocentrista

    Genial. Ahora que la ciencia comprueba lo que ya todos sabíamos desde hace siglos, estaría buenísimo que dejen de experimentar con perros y otros animales en los laboratorios.

  11. Rocio

    Genial nota! Me encantó. Amo a los animales y amo a las mascotas. Nos hacen tan bien…
    Con razón a mi perro le encanta tanto mirarme a los ojos jaja Se acuesta al lado mío y me mira y me mira… Y termino con ganas de abrazarlo y llenarlo de besos. Esta oxitocina loca…

  12. Norber

    Me encantó la nota. Me pareció encontrar una explicación científica a algo que me sucedió hace poco: tuve un episodio de ataque de ansiedad, que se evidenció en que se me cerraran las vías respiratorias; la sensación de malestar en la tráquea me duró unos días, luego de los cuales fui a buscar a la guardería a mis perritas (tengo tres) e hice lo que siempre hago, jugar con ellas al llegar a casa, luego de un rato de acariciarlas, la sensación de malestar en la garganta fue decreciendo, fue una sensación muy evidente. Nunca como en ese momento sentí esta cosa de que hace bien tener animales cuidarlos y quererlos.

  13. Sergio R

    La ciencia es capaz de crear registros acerca de una lamentable cabra frienzoneada (un minuto de silencio por el hermano caprino caído).
    Puede explicarte por qué te gusta acariciar a tu mascota.
    En una peligrosa extrapolación me animo a decir explica también por qué a más de uno le termina pareciendo una excelente idea acariciar a esa extraña en vestidito que a su vez acaricia a tu mascota.
    Da una idea bastante gráfica a nosotros los neófitos de cómo funciona la oxitocina.
    Todavía uno se cruza con gente que pregunta “¿Y qué le ves de interesante a la ciencia?”. Por suerte hoy, mientras continúo degustando mi cerveza, tipeo en el teléfono “elg”; elgatoylacaja.com.ar se termina de escribir solo porque soy un manija, y le paso el celu a un gato nuevo que todavía no lo sabe, pero va a terminar leyendo todo el blog con la voracidad con la que un servidor le entra al maní.

    Genial la nota!

  14. Fede

    Genial la nota! Me encanta enterarme que haya gente que piensa de esta manera. Orgulloso de vos Alejandra jajaja
    También habría que ver este temita de la “hormonita de la felicidad” con las plantas. Son bastante copadas según lo que he investigado y experimentado.
    En fin, como estudiante de Ingeniería Ambiental, me fascina que se promueva todo el tema de relacionarnos más con la biodiversidad de nuestro planeta. *hippie con OSDE detected*
    Btw, te recomiendo Animal Voices que son unas charlas TEDx bastante copadas. Saludos!

  15. Ana

    Hermosa nota!! Me encantó saber que hay “paper” para todo esto que explica una relación tan especial entre los humanos y sus mascotas; también me encantaría leer una nota sobre la música y las plantas. Felicitaciones!!

  16. Luis Andrés Gonzalez

    María Alejandra Petino Zappala te odio! Estaba a punto de empezar a escribir una nota sobre la misma temática para mandarselas! Igual, no lo hubiera escrito tan bien, debo confesar. Altamente recomiendo este libro: “Some we love, some we hate, some eat.” http://halherzog.com/

  17. Ine

    Me encantó la nota! Por suerte me crié con perros y gatos. Ahora vivo con 3 gatos rescatados en un monoambiente. Mi gato Ulises me sacó de la depre y de vez en cuando le sale un perfecto “mamá” que me hace cosquillas al alma. Ojalá los bichos me sigan manipulando toda la vida!!

  18. Gabriel

    Sobre el crecimiento de plantas y la música, un programa de Cazadores de mitos muestra que las plantas con música heavy metal crecen más y con frutos más grandes que la música clásica… Y ponerle ruidos de insultos y cosas parecidas las hace más débiles y feas (??)

  19. Anita

    “…En las hembras caninas, una aplicación de oxitocina por parte de los investigadores generó una mayor duración de las miradas, lo cual a su vez elevó el nivel de oxitocina en ambos participantes (en machos no sucedió lo mismo, como era esperable, ya que se sabe que las hembras reaccionan más rápida e intensamente a la oxitocina; esto es razonable por el papel de la hormona en el parto y la lactancia)…”
    La biología explicando por qué ellos son más lentos y nosotras un poco más manipuladoras.
    Excelente nota, como siempre :)

  20. Eduardo

    Me encanto la nota, Morí con la cabra friendzoneada! No soy muy amante de los bichos pero por ustedes, gatos, puedo llegar a cambiar mi opinión! Son geniales.

  21. Jerónimo

    ¿Cómo es que miden los niveles de oxitocina en el momento en que un hombre mira a los ojos a un perro? ¿Análisis de sangre? Suelen hablar bastante de mediciones de hormonas o neurotransmisores pero nunca dicen cómo, y si son métodos simples o complejos, y la exactitud de la medición.

    • ​María Alejandra Petino Zappala

      el nivel de oxitocina se determina con análisis de sangre, antes y posteriormente al tiempo de interacción. cuando hablás de “exactitud de la medición”, no hay una respuesta simple, ya que en general no se considera el error en cada medición individual, sino que se hace estadística: se forman grupos (hombres y mujeres, perros y perras, antes y después de la interacción) y se hacen análisis estadísticos para ver si hay diferencias significativas (es decir, que probablemente NO se deban a efectos del azar) entre los grupos antes y después del “encuentro”.
      por otro lado si te interesa saber la sensibilidad del método, lo mínimo que puede detectar según uno de los estudios es 4,68 pg/ml (siendo el nivel basal, en promedio, de unos 20 pg/ml para arriba).

      si te interesa ver con más detalle cómo se realizó el experimento, podés encontrar el protocolo en uno de los papers en cuestión:
      http://www.researchgate.net/profile/Lori_Kogan/publication/233581989_An_Examination_of_Changes_in_Oxytocin_Levels_in_Men_and_Women_Before_and_After_Interaction_with_a_Bonded_Dog/links/5559f01608ae6fd2d82818d8.pdf

      • Seba

        Che, pero en el paper que pasás dice que sólo las mujeres experimentaron un aumento en los niveles de oxitocina mientras que al promedio de los hombres les bajo casi un 60%

        • ​María Alejandra Petino Zappala

          es cierto que el resultado es distinto en hombres que en mujeres, pero fijate que la comparación se hace con respecto al control (que en este caso, era leer un libro). en las mujeres, estar con el perro aumenta la oxitocina respecto al control. ahora, en el caso de los hombres, en ambos casos baja el nivel de oxitocina, pero no hay diferencias entre el control y estar con el perro (en realidad, no son diferencias SIGNIFICATIVAS, pero la disminución es menor al estar con el perro que al leer el libro). como se menciona en el artículo, evidentemente la función y el control del nivel de oxitocina difiere entre hombres/mujeres (o machos/hembras si hablamos de los perros), lo cual es bastante esperable dado que es una hormona que tiene mucho que ver con el apego durante la lactancia (sí, también participa en el establecimiento de amistades y relaciones de pareja, pero los niveles son mucho menores). quiero decir que en un hombre/macho, uno no esperaría grandes picos de oxitocina en ninguna situación, sino en todo caso pequeños cambios. por otro lado, algo que destaca en el artículo es que en este caso la “conexión” entre la persona y el perro fue diferente entre hombres y mujeres. los hombres tuvieron actitudes más “ásperas” (tomando las palabras del artículo), mientras que las mujeres tenían una relación más “tierna y amistosa”. no estuvo controlado el comportamiento (como en otros estudios en los cuales la interacción se restringía a miradas), y eso puede meter bastante ruido.

  22. Isis

    Primero que nada mis felicitaciones por la nota!
    Y después algunas cositas:
    – Respecto a “cuando besamos, tenemos un orgasmo, al momento de parir y amamantando (en situación ideal, las 4 por separado). ” No estoy del todo de acuerdo besarse, tener un orgasmo y parir pueden ir de la mano. El lema parirás con dolor es sumamente patriarcal y no responde 100% a la biología femenina… Pero bueno de este tema tambien se puede escribir un artículo…
    – Con mi marido tenemos la teoría de que la gata adoptó un maullido mas parecido al llanto de un bebé desde que nació nuestra hija…. Tanto que a veces nos confunde! ( eso no quita que seamos unos padres medio tocados)
    -Espero con ansias el artículo de la música y las plantas.

    Saludos! Y siga asi!

  23. Lau

    Ame que tu perra se llame Palta.
    La nota viene decada y media tarde para argumentarle a mis padres porque era una excelente razon que yo tuviera un perro.

  24. Romina

    Me encantó esta nota, no paré de compartirla. Algo sabía acerca de la oxitocina pero no me lo habían explicado tan bien. La leí hace unos días pero comento hoy porque me acordé de la nota y de vos cuando perdí un colectivo por quedarme acariciando a una gatita, jaja! Pura oxitocina.

  25. Manuel Guevara

    Muy buena nota, en mi trabajo (soy médico veterinario) suelo utilizar oxitocina cuando las cerdas se comen a sus crías (canibalismo) esto suele ocurrir en situaciones de estrés ya que la liberación de catecolaminas disminuye la secreción de oxitocina.

  26. Nats

    quiero saber si te diste cuenta que nos acabas de habilitar a acariciar un gato “ajeno” para sacarnos el stress :D :D :D <3
    Ahora… me quedo una pregunta volando en la cabeza, entonces… este amor que siento por mi gato, es una necesidad biológica no respondida?
    NO RESPONDAS… :)
    genial esta nota!

    • ​María Alejandra Petino Zappala

      PARÁ PARÁ PARÁ PARÁ. ¿necesitamos habilitación para acariciar gatos ajenos?
      y yo que lo estuve haciendo toda la vida sin pedir permiso :P… espero que no me manden presa xP

      gracias!

  27. Matt

    “Por último, feliz y no por eso menos importante, esto explicaría parcialmente el éxito de las mascotas como parte de una terapia. Se sabe que la oxitocina puede tener un efecto modulador de la ansiedad y el estrés, por lo cual una sesión de mimos mascoteriles puede ser una gran ayuda.” En esta revición no se recomiendan las TAA para personas con autismo:

    http://www.psyciencia.com/2016/04/tratamientos-en-trastorno-del-espectro-autista-son-todos-igual-de-eficaces/

    Esa afirmación es muy controversial. No hay evidencia suficiente para afirmar que las TAA son eficaces.


Publicar un nuevo comentario